Petición cerrada

Los niños/as y adolescentes, no deberían entrar al sistema de salud por comer SIN TACC!!

Esta petición conseguió 2,552 firmas


La ley 27196 en los art. 9 y 10 en lugar de poner luz sobre aquellas cuestiones que debía legislar ha venido a tender un manto de incertidumbre, sin tener en cuenta los objetivos o fines establecidos constitucionalmente y la adecuación de las medidas legislativas destinadas a alcanzar tales fines. Estos artículos vulneran claramente el artículo 16 de la Constitución Nacional Argentina: (La Nación Argentina no admite prerrogativas de sangre, ni de nacimiento: no hay en ella fueros personales ni títulos de nobleza. Todos sus habitantes son iguales ante la ley, y admisibles en los empleos sin otra condición que la idoneidad. La igualdad es la base del impuesto y de las cargas públicas).

La ley esta cercenando principios y derechos de raigambre constitucional reconocidos no solo por la constitucional nacional, sino por tratados internacionales.

Hoy, a las personas celiacas absolutamente sanas, gracias a una DIETA SIN TACC les cuesta encontrar una obra social o mutual y si la encuentran deben pagar más. Pues bien, la Ley Celiaca , en caso de prosperar su sanción, estaría haciéndonos ingresar al sistema de salud como enfermos crónicos incurables. Esto sería de un impacto perjudicial enorme.

La solución real era, es y será abaratar los precios. Que los millones de personas que comen SIN TACC y CON TACC entre ellos, hijos, hermanos, tíos, padres y abuelos tengan productos a precios razonables, (los productores de alimentos SIN TAAC, deberían buscar una solicitada al Gobierno de turno una solución para que los productos tales como las premezclas sean más económicos), de esta manera no necesitaríamos que las harinas aptas pasen a ser pagadas por las OOSS y las Prepagas!!. Las personas y niños con celiaquia no deberían entrar al sistema de salud como enfermos crónicos por hacer una dieta SIN TACC tenemos derecho a disfrutar de la vida, de las obras sociales y del trabajo, sin discriminación alguna.

A esta altura dirimir la polémica si la celiaquía es una intolerancia o una enfermedad no carece de sentido, por cuanto los Sres. legisladores con un desafortunado voto, nos estaría convirtiendo a todos enfermos crónicos.

El estadio de la enfermedad fue superado con una amplísima dieta y no nos consideramos enfermos, por cuanto hay un componente volitivo, un instinto de conservación innato, si se quiere, que hace que dependa de nosotros, los celiacos, alterar nuestra salud. Entre tanto llevamos una vida absolutamente normal vamos a la facultad, hacemos deportes, trabajamos y somos, por cuanto disfrutamos de esta vida a la que no hemos venido sólo a comer.

La presente ley incidiría en el trato igualitario que merecemos, lo contrario implicaría condenar a jóvenes con un futuro promisorio por ser celíacos. Frente a ello, debemos puntualizar que la celiaquía en si misma no priva en absoluto el pleno ejercicio de nuestros derechos, a más de que somos plenamente capaces y gozamos de la totalidad de nuestras facultades motrices e intelectuales.

Según B. Katz, (médico y biofísico) afirma que, el contenido y los límites del principio son más visibles cuando es definido negativamente: es la prohibición de la arbitrariedad o de la discriminación injustificada. "Se viola el principio de igual tratamiento, cuando no existe motivo razonable y atendible para un tratamiento desigual; igual conducta no debe ser valorada de manera diferente". Pues bien, Sres. Legisladores la ley materia de análisis constituiría un emblemático caso de violación “ab initio” de principios de raigambre constitucional, habida cuenta que la ley provincial nacería viciada de nulidad al desviarse de los fines de la Constitución Nacional.

Sabemos todos los problemas que laboralmente tienen las personas con capacidades diferentes para conseguir trabajo. ¿Acaso señores no se dan cuenta el daño que le hacen a quienes realmente lo necesitan? ¿Puede ser que yo no consiga trabajo por el sólo hecho de no comer pan? ¿Debo disputarle yo un puesto laboral a un no vidente a un hipoacúsico por el hecho de no poder comer fideos?

Tengo derecho a ser y sentirme sano. Tengo derecho a buscar trabajo y competir con todas las personas, porque me siento y soy sano.

No puedo, ni debo, ni quiero ser enfermo crónico incurable por la voluntad de la ley.
 
 

 



Hoy: Graciela Iris cuenta con tu ayuda

Graciela Iris Arce necesita tu ayuda con esta petición «De Celíaco a Celíaco: Los celíacos tenemos derecho a ser considerados personas sanas.». Unite a Graciela Iris y 2,551 personas que firmaron hoy.