Petition Closed

Hola a todos, me llamo JOSE MARIA MOLINA SANCHEZ tengo 44 años y como a miles de españoles la crisis también me está afectado. Llevo mas de 30 meses seguidos en paro, habiendo agotado las prestaciones a las que tenía derecho, que dicho sea de paso no eran muchas por carecer de cargas familiares, que sirvieron única y exclusivamente para hacer frente a los pagos mensuales de la hipoteca. Mi situación actual es por tanto mala, con pocas esperanzas de encontrar trabajo porque todos los días están despidiendo a gente de sus necesitados trabajos. La hipoteca la firmé en 2005, y hasta febrero de 2010 pude pagar los recibos de ésta, y tres meses después; tal y cómo dicta la ley; en abril del 2010 recibí el telegrama comunicándome la deuda hasta ese momento y que tenía que pagarla en su totalidad o si no se procedería a la vía judicial que es cómo está actualmente. Todas las veces que he ido a negociar la dación en pago se han negado, y me han ofrecido dos "soluciones" distintas, la primera era un préstamo durante dos años sobre lo que tenía que pagar de préstamo hipotecario ese tiempo y una vez finalizado serían dos préstamos en total, la segunda solución era la de hacer un préstamo hipotecario nuevo con lo debido hasta el momento de realizarlo, pero estando parado a los tres meses de firmarlo me encontraría en la misma situación debiendo todavía mas dinero, y en los dos casos me he negado, porque sino tengo trabajo no tengo de donde sacar para pagar. Así que te invito a que firmes la petición a CAJAMAR para que me hagan dación en pago por la garantía hipotecaria.
Letter to
Sr. D. Mariano del Prisco Espinosa.
Sr. D. Mariano del Prisco Espinosa.
Director de Cajamar Lorquí.

Deseo expresarle mi solidaridad con D. José María Molina Sánchez, titular de un préstamo hipotecario con su entidad Cajamar, quien, en los años que pudo mantener su negocio como autónomo y posteriormente hasta finales del 2008 trabajando por cuenta ajena, hizo siempre frente a sus obligaciones de pago, y que si dejó de hacerlo, fué como consecuencia de la crisis que nos asola, y que no hay que olvidar, fue provocada, en parte, por las entidades financieras.

El Sr. Molina Sánchez, ante la imposibilidad de reanudar sus pagos por la situación de paro que padece durante mas de 30 meses seguidos, ha intentado en varias ocasiones negociar con su entidad Cajamar la dación de la vivienda en pago de la deuda, habiendo recibido siempre negativas por su parte.

Para mí resultan muy evidentes varias cosas: en primer lugar, que el Sr. Molina Sánchez no es culpable de los impagos que acumula, en su día acreditó unos ingresos que a Vds. les parecieron garantía suficiente para la concesión del crédito, Que ni él ni Vds. pudieron prever que la crisis que se estaba fabricando le impediría más tarde hacer frente a los pagos.

Dado que se trata de un préstamo con garantía hipotecaria, estimo que, para saldar la deuda debiera ser suficiente con la entrega del bien hipotecado, en este caso la vivienda que, por causa sobrevenida y ajena a la voluntad del Sr. Molina Sánchez éste no pude pagar. Lo contrario, constituye una flagrante situación de injusticia y desigualdad, ya que este ciudadano quedará en la calle, perdiendo su casa y el dinero abonado a Cajamar durante los 5 años que pudo hacer frente al pago, mientras esa entidad, que no ha tenido gasto alguno, (los derivados de la constitución de la hipoteca los abonó el Sr. Molina Sánchez), en el peor de los casos para ella, se adjudicará la vivienda en subasta por el 60% del valor de tasación actual, sensiblemente inferior al valor en que fue tasada para la constitución de la hipoteca, y el Sr. Molina Sánchez quedará endeudado con Cajamar en la diferencia con el importe inicial de la hipoteca, además, Cajamar podrá vender esa misma vivienda a otro comprador, sin que los ingresos de esa venta repercutan en beneficio del Sr. Molina Sánchez reduciendo su deuda.

Además esa entidad se ha fusionado recientemente, lo que le permitirá afrontar mejor el futuro.

Por todo lo anterior, Sr. D. Mariano del Prisco Espinosa, Director de Cajamar Lorquí, le ruego acepte la dación en pago de la vivienda que el Sr. Molina Sánchez no puede pagar, por encontrarse en situación de paro forzoso durante mas de 30 meses seguidos.

En Molina de Segura a 20 de enero de 2012.