¡Exigimos la destitución de Billy Álvarez como presidente del Cruz Azul!

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 2.500!


Resumen:

Billy Álvarez lleva 30 años de dirigir la cementera y el equipo, cuando los estatutos de la empresa dictaminan que ningún director debe de permanecer más de 4 años en el puesto. Esta tiranía ha resultado en luchas de poder, actos de corrupción, mal manejo de fondos, lavado de dinero, robos, amenazas, MUCHAS demandas, varios subcampeonatos y muchas otras acciones que sólo demuestran la podredumbre que envuelve al equipo. El karma de tanta final perdida no ha sido de a gratis, no vamos a aspirar nunca a volver a ser campeones hasta que la mentalidad corrupta que envuelve al equipo desaparezca y este vuelva a sus valores originales, los que nos hicieron grandes…¡POR ESO PEDIMOS TU FIRMA!

Explicación:

Yo soy de la generación que creció escuchando hablar sobre el emblemático Miguel Marín, el férreo “Kaliman” Guzmán, Alberto Quintano, el mítico Horacio  López,  Fernando Bustos, Hermosillo, Palencia, etc., en fin, todos ellos leyendas que forjaron la historia de este equipo; tenían algo que tristemente se ha perdido. Siempre se le ha pagado un sueldo a los jugadores, siempre se han traído extranjeros, pero antes también se jugaba por orgullo.

El equipo del Cruz Azul era la representación del sueño mexicano, mostraba lo que implicaba la mentalidad de su empresa madre, la cementera Cruz Azul, de las pocas Sociedades Cooperativas en México cuyo modelo de negocios estaba basado en el humanismo y el desarrollo sostenido de todo un conjunto de personas, nunca del individuo enaltecido. Hoy en día casi 8000 familias dependen de esta institución.

Esa mentalidad permeaba en el equipo y su forma de jugar, si uno ve videos de los años 70s, se observa a un conjunto como una verdadera maquina, cada quien haciendo su trabajo, todos bajo un mismo objetivo. El ejemplo de cómo operaba la cementera y de aquello que debería ser México, llevado al fútbol. El resultado, 7 copas en 10 años y la historia re escrita.

Hoy día vamos 22 años sin un campeonato y ya para todos es claro que esta mala suerte no es coincidencia. El karma cruzazulino está muy presente. El equipo ya no juega por orgullo, en muchos casos gana el billete o la corrupción de promotores y demás individuos que buscan su pedazo del pastel.

Desde hace ya años, el equipo se ha hecho a semblanza de la mentalidad que tienen sus directivos, la misma que permea en la sociedad coorporativa. Individuos que piensan que a punta de amenazas y billetazos pueden solucionar sus problemas. El típico estereotipo de por que México esta en los problemas que esta. Individuos que se creen virreicitos de sus pequeños nichos de poder.

Los estatus de la cementera dictaminan que ningún director deberá permanecer más de 4 años en el puesto, no obstante, Billy Álvarez, también flamante presidente del equipo, lleva más de 30 años en la posición.

En ese tiempo a impuesto una control férreo sobre la empresa con familiares en los principales puestos, lo que provocó un torbellino de acciones que han corrompido el grueso de la institución y el equipo. 

Contratación de jugadores basura con promotores corruptos. Subcampeonato tras subcampeonato. Cambio de estatus de la sociedad con el fin de perpetuarse en el poder. Colusiones con el gobierno para inventar casos falsos a quienes están en su contra, inclusive licitar la marca del equipo a empresas que nunca regresaron un centavo a la cooperativa, etc.  

Así operan los hermanos Álvarez, son tan traicioneros que inclusive entre ellos mismos hicieron guerra civil en el 2011, cuando Alfredo le disputó el control a su hermano mayor, Billy, y lo demandó junto con otros socios, por lavado de dinero, caso que fue llevado a la mismísima SIEDO, si, la secretaria encargada de espiar al narco, por ejemplo.

En últimas fechas nos hemos enterado de que además de todo la empresa tiene un desorden monumental con sus impuestos, en donde parece que están moviendo facturas falsas para lavar dinero de vayan a saber quien. Lo pueden leer en esta nota: http://bit.ly/2CBtYEI

¡Ya basta!  Cruz Azul nunca va a volver a ser campeón hasta que vuelva a sus valores fundamentales, y para que esto suceda la familia Álvarez, especialmente Billy, tiene que seguir adelante y dejar de aferrarse a lo que nunca fue completamente suyo.

Cruz Azul es grande por su mentalidad colectiva y la búsqueda del bienestar común, no por los billetazos y amenazas de hombres corruptos, ¡Cruz Azul ya no necesita de ustedes! ¡MÉXICO YA NO NECESITA DE USTEDES!

¡SI QUIERES QUE BILLY ALVAREZ Y TODA SU FAMILIA DE DELINCUENTES DEJEN DE UNA VEZ POR TODAS A ESTA MÍTICA INSTITUCIÓN, FIRMA YA!

#FueraBilly