2x1 y Prisión Domiciliaria a Militares

0 persona firmaron. ¡Ayudá a conseguir 2,500!


Estimado Conciudadano:

Exgile al Poder Judicial que cumpla sus cometidos y aplique la ley. En 2003 el Congreso y en 2005 la Corte Suprema anularon las leyes de Obediencia Debida y Punto Final. En 2007 la Corte declaró inconstitucionales los indultos otorgados por el Presidente Menem en 1989/1990. Esos indultos habían alcanzado tanto a jefes militares como a miembros de los grupos guerrilleros. Sin embargo, sólo se rehabilitó la persecución de militares, quedando impune el accionar de las guerrillas. A partir de entonces se reabrieron los procesos por la actuación en la guerra revolucionaria de los años setenta. 

Hay en la actualidad 1.119 detenidos. Con el reciente deceso del Coronel Delmé ya son 400 los que han muerto en prisión en condiciones indignas. Muchos apenas procesados, sin haber recibido condena, cuando aún les regía la garantía del "principio de presunción de inocencia". Delmé tenía más de 80 años y los jueces le habían negado la prisión domiciliaria en cuatro oportunidades. El promedio de edad de los detenidos es de 75 años, lo que implica que en su momento ostentaban grados y cargos subalternos. Muchos están enfermos y no reciben la atención adecuada.

Muchos jueces niegan sistemática y arbitrariamente la prisión domiciliaria. El art. 32 de la ley 24.660 (de ejecución de la pena privativa de la libertad) establece que "El Juez de ejecución, o juez competente, podrá disponer el cumplimiento de la pena impuesta en detención domiciliaria" a los enfermos graves y terminales así como a los mayores de setenta años, entre otros. Por el principio de "intervención penal mínima" del estado, el término "podrá" deberá entenderse en favor del reo. Sólo ante el peligro de fuga, entorpecimiento de la investigación o reincidencia en el delito, se podría negar un beneficio que tiene un profundo sentido humanitario, que habla de nosotros como sociedad. Que permite superar cualquier idea de venganza. Valga un ejemplo: hace pocos días y sentando un precedente importante, la Corte Suprema revocó un fallo de la Cámara de Casación que había denegado la prisión domiciliaria al Teniente Coronel Alespeite "ante el peligro de fuga". Alespeite tiene 85 años, sufre patologías cardíacas irreversibles, trastorno senil, hipoacusia y pérdida del 70% de la visión, con limitada capacidad de locomoción ¿cómo pudo la Cámara apreciar un peligro de fuga en este caso? Hoy nos enteramos que el Teniente Coronel Nani, que combatió en Malvinas y perdió un ojo en La Tablada, luego condecorado por Alfonsín "por haber defendido las instituciones" ha sido detenido.

Que los jueces cumplan la ley y rija el estado de derecho, que Argentina retome la senda de la civilización.



Hoy: Gustavo cuenta con tu ayuda

Gustavo Semería necesita tu ayuda con esta petición «Corte Suprema de Justicia de la Nación: Prisión Domiciliaria a Militares». Unite a Gustavo y 2,362 personas que firmaron hoy.