Lo persiguen por Defender el Agua de Mendoza

0 persona firmaron. ¡Ayudá a conseguir 7,500!


Poder. Tráfico de influencias. Censura. Hostigamiento. Acoso laboral. La persecución es típica de las dictaduras y regímenes totalitarios. Parece imposible que esto suceda hoy, en una universidad estatal, pública y gratuita.

Es el caso del Ingeniero Humberto Vinante, un profesor universitario que está siendo perseguido por defender el Agua -que es un derecho humano- y por oponerse al Fracking en Mendoza.

En la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) Facultad Regional Mendoza, las autoridades han lanzado una feroz persecución contra el profesor Vinante. Apenas comenzado el año lectivo, lo condenaron con una sorpresiva suspensión de su trabajo y con alejamiento de la UTN por 60 días.

Sin darle oportunidad de descargo ni defensa, lo sometieron a un Juicio Académico en una causa armada ad hoc, llena de irregularidades, con testimonios de dudosa veracidad. Designaron a un jurado académico sin sorteo y excluyeron a los claustros docentes. Acertaron así un violento golpe contra la honorabilidad del profesor Vinante, contra sus derechos laborales como docente y contra su derecho a la participación en el gobierno del Departamento de Ingeniería, como Consejero Docente Departamental recientemente electo.

Los asesores legales del profesor -los letrados penalistas Guillermo Guzzo y Alfredo Guevara- ya han solicitado la nulidad del procedimiento: afirman que el proceso incoado carece de toda validez reglamentaria, administrativa y legal. Pero la gravedad de la situación pondría en evidencia la existencia de una trama interna de poder, influencias y corrupción para remover de su cargo a una personalidad académica y social muy reconocida. El profesor es un docente e investigador formado en la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de Cuyo y en el Instituto Balseiro. Ha sido censurado en la UTN desde agosto de 2018 en sus conferencias y debates sobre la implementación del Fracking en Mendoza. Vinante es, además, uno de los investigadores del país que mayores conocimientos posee sobre el impacto negativo del Fracking, una técnica prohibida en más de 16 países del mundo por el consumo desmedido de agua potable, por la demostrada contaminación de los acuíferos y por el impacto irreversible de sus residuos sobre el medio ambiente y la salud de la población.

Mientras tanto, las empresas petroleras locales e internacionales, han realizado exposiciones y charlas promocionadas por las autoridades locales de la UTN, en abierta y manifiesta campaña lobbista para intentar validar socialmente la implementación inconstitucional del Fracking en nuestra provincia.

Lo sabemos. El único fin de esta vil persecución es la de eliminar de la UTN cualquier forma de oposición al avance del Fracking en Mendoza. Es la de silenciar toda voz disidente que pueda ser un obstáculo. Y está perpetrada para que sirva como lección ejemplificadora, para impedir que otros docentes y alumnos se expresen a favor de la genuina defensa del Agua de Mendoza.

Para que haya legitimidad y confianza en las instituciones públicas, es de fundamental importancia que no exista ninguna duda sobre la transparencia de sus autoridades, base moral para poder desempeñar cargos electivos. Sólo los mendocinos y los argentinos de buena fe podemos detener este avance destructivo de la corrupción, denunciando sin miedo el accionar de aquellos directivos que actúen con desviación de poder ante los conflictos de intereses de funcionarios y empresarios con el gobierno, que son socios cómplices de la contaminación y la destrucción irreversible de la matriz productiva y ambiental de la provincia de Mendoza.

Te pedimos tu firma para defender la honorabilidad del profesor Humberto Vinante. Difícilmente vamos a poder avanzar como sociedad si no logramos restablecer los criterios de honorabilidad de las autoridades y de los ciudadanos. No hay nada más desmoralizador para una comunidad que contemplar cómo se corrompen las instituciones.

No seas cómplice. Que no te amedrente el miedo. Acompáñanos con tu firma. Defender la honorabilidad del profesor Humberto Vinante es defender el Agua. El Agua es escasa, es nuestra y no es negociable. Los profesores e investigadores comprometidos como él, también. ¡Gracias por tu firma!