Por la habilitación del esparcimiento público sin restricciones en Villa La Angostura

0 persona firmaron. ¡Ayudá a conseguir 2,500!


La situación de posibles contagios del Coronavirus en Villa la Angostura es muy distinta a la situación de otras ciudades y pueblos de la Región.

Los siguientes argumentos se pueden tomar como los principales puntos a considerar a la hora de tomar la decisión de abrir el esparcimiento público, habiendo estado ya confinados más de 60 días:

  • Vivimos en un pueblo con muy baja densidad demográfica y sin contagios de COVID-19.
  • Entidades Municipales locales (como el COEM)  ya ha presentado un Protocolo de Seguridad para su habilitación. 
  • Nuestro pueblo cuenta con 2 vías de acceso las cuales están muy bien controladas.
  • Los ciudadanos de este pueblo somos respetuosos de la cuarentena y hemos realizado un estricto cumplimiento de la primera fase del aislamiento social.
  • Estamos inmersos dentro del Parque Nacional Nahuel Huapi, rodeado de Bosques, lagos, Montañas, en donde al momento no circula el virus.
  • Destacamos que durante la temporada alta de verano cuando caminamos, andamos en bicicleta o practicamos remo no es común cruzarse con personas en las áreas abiertas de nuestra localidad.
  • En plena temporada alta de verano las 24 playas de nuestra localidad se llenan de turistas pero nunca llegan a estar a menos de 2 metros de distancia.
  • Es importante ver que la localidad tiene mucho espacio abierto para esparcimiento en relación a su población.
  • Está ampliamente demostrado que el ejercicio físico es necesario para la salud mental y corporal.
  • Durante este tiempo, se dispararon exponencialmente los problemas psico-sociales de la población.
  • Nuestra localidad tiene déficit de días de sol en especial fuera del verano y por este motivo, mucha gente sufre la falta de vitamina D.
  • Permitiendo que los ciudadanos puedan esparcirse en todos los espacios libres de la localidad se aumentaría aún más la distancia social que hay en los barrios más densamente poblados.
  • Si por el contrario se limita el tiempo y el tipo de actividad, indefectiblemente se obliga a la gente a juntarse en una franja temporal  en ciertos lugares ya asignados, lo que va en contra de toda recomendación para prevenir el contagio del virus en el supuesto caso que ingrese inesperadamente a la localidad.
  • Siguiendo con el criterio adoptado por la cuarentena, a la población hay que desparramarla. Distribuirla en los espacios vacíos que cuenta la localidad y no concentrarla en un espacio reducido o por horarios.
  • Entre otras medidas, se puede ordenar el sentido de circulación peatonal sobre las calles y rutas para que ningún ciudadano tenga que cruzarse con otro conciudadano.

Por tales motivos, pedimos que se permitan las actividades recreativas y deportivas de manera de poder salir del aislamiento social, pero manteniendo el distanciamiento entre individuos lo más posible, es decir, dando la mayor variedad de actividades durante un mayor período de tiempo de forma que se evite el aglutinamiento de personas, y no restringiéndolos por días, horarios y distancias.