Petition Closed

El próximo 31 de diciembre de 2012 el Gobierno de Canarias, va a cerrar la unidad de cirugía cardiaca infantil.

Son momentos de crisis y que se recorte de esta manera en Sanidad es recortar a la larga en vidas humanas, y aquí es mas hiriente al estar hablado de niños. Lo realmente grave es que es el único hospital en todo el archipiélago canario que disponía de esta unidad. Esto significará que los padres tendrán que desplazarse a la península con el tiempo y dinero que eso supone, además de contar con la burocracia de pasar de consejería de Salud de una comunidad a otra. Todo eso si no es un caso grave donde el tiempo sea decisivo.

Para mi perplejidad no se ha montado ningún revuelo, ni ha salido la gente a la calle, ni manifestaciones ni nada.

Por todo lo anterior te rogaría que firmes esta petición para ver si podemos hacer reflexionar al Gobierno de Canarias y a su presidente Paulino Rivero.

Letter to
Reclamaciones Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias
Departamento de prensa Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias
Consejera de Sanidad del Gobierno de Canarias Brigida Mendoza Betancor
No a la supresión de la Unidad de Cirugía Cardiaca Infantil

En el año 2001 se creó la Unidad de Cirugía Cardiaca Infantil del Hospital Materno Insular de Las Palmas de Gran Canaria, que atiende a niños con cardiopatías de toda la Comunidad Autónoma de Canarias. Desde entonces ha salvado la vida de muchos niños y bebés de las islas evitando largos, costosos e inciertos desplazamientos a centros hospitalarios de la península. Durante doce años, el servicio de Cirugía Cardíaca del hospital ha demostrado ser de calidad y eficiencia comprobadas por muchas familias canarias. Por eso no entendemos porqué en fechas recientes la gerencia del Complejo Hospitalario Materno Insular anunció que dicha unidad será cerrada el próximo 31 de diciembre. Con dicha supresión muchos niños cardiópatas canarios se verán obligados a desplazarse a la península para ser operados, aumentando así el riesgo de que fallezcan durante la espera o el traslado.

Creemos que las medidas de austeridad emprendidas por las administraciones públicas no pueden en ningún caso comprometer el bienestar de las personas, y es por ello que pedimos que se de marcha atrás en esta decisión.