"Quiero elegir mi cole público. No al cierre de aulas"

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 7.500!


Pedimos al consejero de Educación de la Junta de Andalucía, Javier Imbroda Ortiz, que mantenga todas las líneas educativas y amplíe unidades en los casos en los que hay demanda, en los siguientes Centros de Educación Infantil y Primaria de Córdoba: CEIP Algafequi, CEIP Caballeros de Santiago, CEIP Hernán Ruíz y CEIP Joaquín Tena Artigas, ante la pretensión de reducir de manera unilateral y sin consenso con la comunidad educativa algunas clases. 

Mostramos nuestro más rotundo rechazo a la supresión de líneas y a mezclar diferentes niveles educativos en una misma aula donde convivirían alumnos y alumnas de diferentes cursos académicos. Esto atenta contra el derecho fundamental que tienen nuestros hijos e hijas a una educación en igualdad de oportunidades.

De esta manera, se están desatendiendo las nuevas matriculaciones en estos centros por parte de la Consejería, a pesar de que existen plazas disponibles. Además, no se está garantizando el derecho a la libre elección de centro: una de las reivindicaciones de la comunidad educativa que el consejero afirmaba el pasado mes de febrero mantener como prioridad.

La supresión de líneas propuestas por el Gobierno andaluz solo afecta a los centros públicos. Se convierte así en un agravio comparativo con respecto a la escuela concertada, que queda  blindada por las decisiones tomadas desde la administración pública. Nos preguntamos a dónde derivarán a los niños y niñas que se matriculan por vez primera y no han sido admitidos en estos colegios.

En nuestros centros, las aulas son un reflejo de la multiculturalidad y de la realidad de nuestro entorno y esto los enriquece y diferencia. En algunos de ellos se acoge incluso durante todo el año escolar a menores en situación de especial vulnerabilidad y desprotección infantil. Ellos y ellas también tienen derecho a una escuela inclusiva y de calidad.

Por otra parte, ante la opinión de los expertos sobre un posible rebrote del COVID 19 el próximo otoño, entendemos que habría que seguir las recomendaciones que desde la Administración central para que se mantengan ratios de 15/20 alumnos para no poner en riesgo la salud de nuestros menores y de toda la comunidad educativa. Esta ratio sería idónea para comenzar el próximo curso escolar. Lo que además redundaría en una mejora considerable de la labor docente y del aprendizaje de nuestros hijos e hijas. Con la pretendida supresión de líneas, en algunos de estos centros las ratios sobrepasarían los 25 alumnos por aula.

Finalmente, subrayamos nuestra defensa de la Escuela Pública de calidad porque con ella se garantiza la equidad y la igualdad de oportunidades y convierte a nuestros colegios en centros que compensan las desigualdades sociales. Centros que no segregan, sino que integran y enriquecen nuestra sociedad.