Confirmed victory

Los mexicanos estamos frustrados y cansados. Todos los días, los que se dicen nuestros "representantes" aprueban leyes, hacen reformas, y toman decisiones que nos afectarán a todos sin consultarnos. ¿Tú crees que la verdadera democracia y representación se reduce a votar? ¡Por supuesto que no! Te explicamos por qué, no sin antes decir que tenemos una propuesta para que los mexicanos nos involucremos en la toma de decisiones: la Reforma Política.

Imagínate que sólo fuéramos 100 mexicanos. De esos 100, sólo podemos votar 73. De esos 73, sólo 46 fuimos a las urnas en las elecciones de 2012. De esos 46, sólo 19 votaron por el candidato que hoy es nuestro Presidente. ¡19 votos pusieron a Enrique Peña Nieto en la silla presidencial!

Esto quiere decir que el 19% de los mexicanos eligieron al Presidente. ¿Eso nos representa a todos? ¡No!

Lo mismo pasó con los candidatos a diputados y senadores federales. Esos imaginarios 46 ciudadanos votaron por aquellas personas que aprueban las leyes. Las personas que fueron electas como Diputados sólo son el 0.0004% de la población mexicana en el caso de los Diputados, y 0.0001% de mexicanos como Senadores. ¿Esto nos representa a todos? ¡No!

Ese bajísimo número de mexicanos toman decisiones con efectos a corto y a muy largo plazo. El problema está en que después de que votamos por ellos, no nos vuelven a consultar nada, no nos vuelven a tomar en cuenta, no nos vuelven a preguntar. Una vez en el poder, se olvidan incluso de aquello a lo que se comprometieron durante sus campañas. ¿Te suena familiar? ¿Estás cansado de eso? Nosotros también.

Como ejemplos tenemos las reformas Hacendaria, Energética, Telecomunicaciones, Ley de Transparencia, venta de playas a extranjeros, mineras afectando el patrimonio nacional, proyectos inmobiliarios devastando regiones enteras, poblaciones enteras sin agua, el Nevado de Toluca…Ahora imagínate tener el poder de decidir con respecto a todo esto. Con la Reforma Política es posible.

¿Para qué nos sirve la Reforma Política? Devuelve el poder a los ciudadanos. Son herramientas que nos permiten involucrarnos y decidir: Consulta popular, candidaturas independientes e iniciativa ciudadana. Con esto, podríamos votar en contra o a favor de reformas, podríamos posularnos como candidatos sin estar en un partido, y podríamos proponer leyes. Cualquier persona podría hacerlo.

Resulta que la Reforma Política ya fue aprobada. Estas herramientas ya son nuestro derecho, pero todavía no pueden operar. ¿Por qué? Porque no han sido aprobadas las leyes que lo permiten. Es decir, sin las leyes secundarias, que son algo así como las "reglas del juego", aún no podemos ejercer ese derecho constitucional. ¿De quién depende? De los Diputados y Senadores que debieron haberlas aprobado hace meses. Era y es su obligación. Ayúdanos a pedírselos. ¡Exijamos nuestro derecho a participar en las decisiones que nos afectan! Firma ahora por la #ReformaPolíticaYA

Gracias,
Colectivo #ReformaPolíticaYA @RefPolYA

David Dominguez @DavidMDominguez
Dinorah García  @Dinorah_garza
Gabriel Gaytan @gaytanariza
Gonzalo Ibarra  @yonofui
Ireri Herrera @ireriherrera
Lorenia Canavati @loreniacanavati
Tatiana Clouthier @tatclouthier

@RefPolYA

Letter to
Presidente del Senado de la República Sen. Raúl Cervantes Andrade
Presidente de la Cámara de Diputados Dip. Ricardo Anaya Cortés
Estudios Legislativos Primera Sen. Raúl García Guzmán
and 2 others
Presidente de la Comisión de Gobernación Dip. Rafael Alejandro Moreno Cárdenas
Senadora Cristina Díaz
Al Congreso de la Unión:

En los últimos dos años, hemos exigido constantemente el contar con nuevas vías en la Ley para que los ciudadanos seamos partícipes en la toma de decisiones. Durante ese tiempo, los legisladores, el gobierno y los partidos políticos han sido conscientes de la urgencia de ampliar y mejorar el diseño democrático del país.

Con las Candidaturas Independientes, Consultas Populares y la Iniciativa de Ley Ciudadana, abriremos caminos para que los ciudadanos resolvamos lo que ellos no han podido, ni podrán resolver; porque su representación y autoridad no basta ni alcanza, tenemos muchas decisiones que tomar y muchas acciones que ejercer.

Legisladores, recuerden que la razón de su encargo empieza en la ciudadanía, por lo tanto, somos los primeros impulsores de la autocrítica y el reconocimiento de los errores y, también, somos los principales promotores del cambio y la renovación. Sin embargo, algunos han querido mitigar una y otra vez la soberanía que ejercemos sobre ustedes, estamos cansados de vivir dentro de un sistema político diseñado y operado sólo por y para la clase política. Las consecuencias de una frustración que aumenta y una paciencia que se agota están a la vista: el abstencionismo electoral por falta de credibilidad en la oferta de partidos que se volvieron auto complacientes; ciudadanos que se plantan y toman calles o el Congreso y que se hacen justicia por cuenta propia. Y todo desgraciadamente ante la falta de herramientas efectivas para incidir en la toma decisiones y solución de problemas.

El simple voto en las elecciones ya no basta, el insuficiente y anómalo modelo democrático mexicano actual está agotado; necesitamos dejar de ser únicamente una democracia representativa y convertirnos en una democracia representativa y participativa. Para avanzar, falta reglamentar las tres figuras aprobadas y en esa urgente necesidad estamos.

En los últimos días, en los pasillos del Senado ha circulado una propuesta del Ejecutivo Federal que plantea reglamentar la democracia participativa, de tal modo que las Candidaturas Independientes sean cooptables por intereses particulares, burocratiza las Iniciativas Ciudadanas y se atreve a minimizar las peticiones de Consultas Populares desvirtuando su finalidad. Rechazamos esa propuesta.

Legisladores, les conminamos una vez más a reglamentar las tres figuras de participación ciudadana de manera correcta, en función y beneficio de sus representados y no del Ejecutivo. Ustedes tienen desde hace meses, varias iniciativas diseñadas entre ciudadanos y legisladores que contribuyen efectivamente al modelo democrático que sí queremos y merecemos. Destraben YA el proceso legislativo, dictaminen las iniciativas presentadas e inauguren la democracia participativa efectiva en México.

Ciudadanos, ya está hecha buena parte del trabajo, queda en los legisladores la voluntad para terminarlo. Exijamos se haga lo correcto, por dignidad y con autoridad.

#ReformaPolíticaYA