Petición cerrada

Que a los disléxicos no les cuenten las faltas de ortografía en la Comunidad de Madrid

Esta petición ha conseguido 40.777 firmas


Tengo un hijo de 15 años que se encuentra cursando 3º de la ESO, se le diagnosticó dislexia, discalculia y TDA a los 9 años. Desde entonces, anda en un conflicto peculiar con el resto de niños, profesores y con el centro donde estudia.

El problema que tienen él y muchos otros niños con dislexia es abstracto y difícil de apreciar. Pero igualmente se padece, y por este motivo es realmente difícil que el que no está al tanto de la dislexia no pueda comprender las circunstancias que implica esta condición.

Como madre de un niño disléxico, considero que del mismo modo que a un miope no le vas a quitar las gafas para hacer un examen, a un disléxico no le deberían descontar las faltas de ortografía cuando hace un examen. Y mucho menos hasta el punto de hacerle suspender.

Mi hijo ha sufrido comentarios burlescos de otros niños, e incluso la incomprensión de muchos profesores. Pero lo que más me ha desmoralizado es ver cómo mi hijo se esfuerza año tras año, y cómo cada vez sus ganas de seguir estudiando disminuyen porque el esfuerzo que él hace no tiene la recompensa correspondiente.

No es falta de conocimientos lo que le hace suspender, es la falta de comprensión de un profesorado que no puede entender que sus capacidades son diferentes a las del resto del alumnado, ni mejores ni peores.

Lo más significativo de mi hijo es que que con la fuerza de voluntad que tiene y su inteligencia, a día de hoy, no ha repetido ningún curso. E, irónicamente, esto hace más difícil de hacerles entender al profesorado el problema que tiene con la lectura, escritura y la discalculia. Dicen que como no suspende, le evalúan con el mismo criterio que al resto de compañeros.

También alegan que como en la Selectividad el criterio será el mismo para todos los aplicantes, no ejecutan un criterio especializado para jóvenes con dislexia. Se acogen a que las normas de la Comunidad de Madrid son esas: las faltas de ortografía cuentan en los exámenes haciendo suspender al alumno cuando pasan del límite.

En Madrid estamos a años luz de otras comunidades como Barcelona, Baleares, Murcia, etc... Donde sí que se considera el factor disléxico.

En Madrid necesitamos un modelo educativo de vanguardia, que sepa tener en cuenta las condiciones especiales de cada alumnado. No es ninguna utopía, es una apuesta por la educación que ya se está llevando a cabo en toda España, menos en la capital.

Pido que, por favor, en la Comunidad de Madrid consigamos las mejoras que necesitan todos los niños que tienen dislexia, y que las faltas de ortografía dejen de hacer que los jóvenes con dislexia suspendan.

¡Firma por los derechos de un colectivo especial, que sigue esforzándose día a día por mejorarse aun en un sistema educativo que no les tienen en cuenta!



Hoy: Pilar cuenta con tu ayuda

Pilar Aguado Calvo necesita tu ayuda con esta petición «Comunidad de Madrid: no más niños disléxicos suspendiendo por faltas de ortografía». Únete a Pilar y 40.776 personas que ya han firmado.