Petition Closed

Terminar con la caza en Zonas de Especial Protección

La Cordillera Cantábrica y otras zonas de España, poseen una innegable calidad natural y paisajística. En estas montañas se ocultan especies de dudoso futuro como el Lobo, el Oso Pardo, el Urogallo, ... Emblemas de una Naturaleza que a cada paso humanizamos más, cada día que pasa restamos su esencia salvaje con nuevas infraestructuras, ruinosas estaciones de esquí o lúdicas monterías que silencian a cada disparo el sonido salvaje de la montaña.
Esta semana me he sentido avergonzado al escuchar en la prensa que un cazador había disparado "por error" a uno de los escasos osos pardos que deambulan por este territorio palentino.
No soy de Palencia ni resido en esa zona, pero conozco muy bién cada rincón de la montaña palentina dada la cercanía de mi residencia en Valladolid. Podría decir que este entorno es uno de los más salvajes y hermosos de cuantos he podido encontrar en la geografía española: elevadas cumbres como el pico Espigüete o el Curavacas, agrestes lagunas encerradas entre escarpes como la de Las Lomas o Fuentes Carrionas, bucólicos valles como los de la Pernía o inmensos bosques como los solitarios hayedos del Valle Estrecho o de Castillería, hacen las delicias de todo aquél que quiera perderse en un entorno natural muy poco humanizado, de aquellos que quieran sentir lo agreste, lo salvaje de la Naturaleza recorriendo senderos apenas transitados y descubriendo con emoción huellas y rastros de estos casi extintos animales, pues la cercanía del Parque Nacional de Picos de Europa absorve a todo el turismo que quiere pasar unos días inolvidables en la Montaña.
Pero las monterías no hacen otra cosa que poner un obstáculo a la montaña y a todo aquél que quiera gozar de ella; caminar en solitario hacia cumbres o atalayas no resulta placentero cuando cada poco tiempo escuchas un disparo, cuando todos los sonidos que esperas escuchar se silencian tratando de pasar desapercibidos para las escopetas. Esos días te envuelve un halo de muerte cuando acudes a la montaña y a cada disparo que escuchas piensas qué inocente animal habrá caído muerto, víctima de la diversión de unas pocas personas que, ataviadas con ropas de camuflaje y bien dotadas de costosas armas y cartuchos, acuden en sus vehículos hasta lo más hondo del bosque para esperar apostados a que algún animal, en su labor diaria de procurarse alimento, se cruce con sus escopetas al alcance de las mirillas telescópicas para terminar siendo un trofeo en sus lúgubres salones alimentando su ego de "aventura".
Hasta hoy no he recibido noticia de que eso Oso herido haya sido encontrado; el pesimismo es lo único que siento a cada día que pasa; el animal, que tranquilamente estaría gozando del dulce sabor de los arándanos en sus días previos a la hibernación, al verse herido habrá huído a ocultarse en algún rincón inhóspito donde, sin fuerzas, aguardará su muerte antes de que nadie pueda encontrarle para tratar de recuperarlo.
Mi petición no quiere ser tan extensa como para terminar con la caza en nuestro país, pero sí busca que al menos se prohíba en zonas como estas donde poco a poco, la Naturaleza va recuperando la biodiversidad que el hombre la ha robado durante siglos, y ésta será cuando se llegue a recuperar, la que se autorregule.
El ser humano precisa de lugares donde poder volver a sentirse parte de la Tierra, y es eso lo que debe de enaltecer a los habitantes de estos lugares haciendo que su cuidado sea la base donde se asiente su economía, pues es ahí donde poseen su mayor riqueza.

Ha pasado más de un año desde que elevé esta petición en la plataforma y, desde entonces, no he vuelto a tener noticias del oso herido al que aludo, lo único que se es que los días que me he acercado a caminar por la zona donde está hecha la foto de portada ya no he vuelto a ver huellas de este plantígrado, cosa que era común en ciertas épocas años atrás.Lo que sí he visto son cartuchos en el suelo, rastros más comunes cada día que sustituyen a los de los animales que pueblan el lugar.

También se continúa la lucha, aunque algo aparcada, sobre la futura estación de esquí de San Glorio. En este tema no hay que convencer tan solo a los políticos encargados de la custodia del territorio, pues por lo que tengo hablado con gentes que viven en esos lugares, son ellos quienes quieren la estación. Tal vez lo que hay que hacer es educar e informar sobre biodiversidad y su importancia para los territorios a quienes creen que se verán beneficiados de esa infraestructura.

This petition was delivered to:
  • Comunidad Autónoma de Castilla y León o Ministerio de Medio Ambiente


    Javier DIEZ started this petition with a single signature, and now has 113 supporters. Start a petition today to change something you care about.