STOP A LA MATANZA DE CETÁCEOS EN NORUEGA Y DINAMARCA

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 5.000!


Cada año se asesinan mediante métodos absolutamente sanguinarios a cientos de cetáceos en Islandia y Noruega, de los pocos países junto a Japón que aún apoya la matanza de ballenas.

Se conoce que estas especies marinas poseen un cerebro altamente desarrollado, han sido capaces de confeccionar el lenguaje más complejo de la naturaleza junto con el del ser humano, y una simple imagen de sus movimientos nos hace una idea de su gran nobleza.

Ballenas, calderones y delfines son conducidos por los fiordos, perseguidos por toda una flota de barcos que les impiden retroceder, hasta playas en las que los esperan sus verdugos armados con grandes lanzas y arpones que propician la muerte a estos seres vivos mediante métodos inhumanos, sanguinarios y despiadados. Las imágenes de las aguas teñidas de sangre hace cuestionarnos nuestra civilización. Tienen un gran sentido familiar y de consciencia, por lo que saben perfectamente a donde son conducidas por estos barcos y lo que les espera al final del canal. Esto provoca en estos nobles seres una situación de estrés descontrolado por proteger a sus crías y miembros de su manada. Familias enteras de estos cetáceos son brutalmente acuchilladas y asesinadas con fines comerciales

La actual producción alimenticia mundial y la contaminación de las aguas, con la consecuente contaminación de la carne de estos cetáceos que la hace no apta para el consumo, desmontan los pilares sobre los que se asientan los razonamientos de la gente que defiende esta práctica. Se escudan en que la ley los ampara y que se trata de parte de su cultura, pero hemos venido a que esto cambie.

Deja tu firma, por favor, y contribuyamos entre todos a la ilegalización de esta práctica.