Detener el rempatrio forzado en Afganistán, un estado más inseguro que nunca

0 hanno firmato. Arriviamo a 5.000.


Afganistán, un país destruido por veinte años de guerra, sacudido con frecuencia por desastres naturales, habitualmente colocado en fondo a todas las estadísticas por índice de desarrollo humano.

Más de 250.000 afganos han dejado el país entre 2015/2016, en el 2017 fueron aproximadamente 360.000 los prófugos internos y más de 8000 los civiles muertos.

En las primeras semanas de 2018 el país fue teatro de violencias y atentados que provocaron centenares de víctimas sea en la capital Kabul como en otras provincias.

Gran parte de las organizaciones humanitarias han suspendido, una después de otra, las actividades en el país que ha registrado en el 2016, el segundo número más alto en el mundo, de ataques al personal internacional:

  • Médicos Sin Fronteras, luego del bombardeo aéreo al Hospital de Kunduz;
  • World Food Programme, luego del ataque a cinco caravanas con ayudas en la tranquila Provincia nororiental de Badakhshan;
  • Cruz Roja Internacional, como consecuencia de la agresión sufrida por su personal en la Provincia septentrional de Jowzjan;
  • Save The Children, presente en Afganistán desde 1976, luego del reciente ataque dinamitero que pulverizó la sede operativa de Jalalabad.

Las mismas representaciones diplomáticas han disminuido su presencia en un estado considerado uno de los más peligrosos del mundo.

Un reciente informe de la BBC revela que el gobierno afgano controla menos del 30% del territorio del país y que 15 millones de civiles quedan abandonados en áreas donde los talibanes controlan el territorio u operan libremente.

Ningún lugar es seguro en el país a causa de las condiciones de precariedad e imprevisibilidad del conflicto. A pesar de ello, algunos estados continúan a efectuar rempatrios" voluntarios" o forzados de refugiados afganos.

Entre ellos algunos países europeos, Alemania, Dinamarca, Noruega, Suecia, Finlandia, Austria, Francia, Reino Unido, Bélgica, Países Bajos.

Los regresos en patria se realizan en el marco del Joint Way Forward, acuerdo establecido entre Afganistán y la Unión Europea firmado en octubre de 2016, o regulado por acuerdos bilaterales basados en el cambio rempatrio/ayudas para el desarrollo.

Amnesty Internacional solicitó a las naciones europeas de interrumpir las deportaciones de ciudadanos afganos. "Los refugiados afganos son reenviados a su país forzadamente en condiciones de peligro de vida", escribe en el informe publicado en octubre 2017.

También Oxfam, luego de una reciente investigación de campo, rechaza la idea que existan lugares seguros en el país y considera "irresponsable continuar con los rempatrios forzados".

En fin, según la investigación efectuada por Norwegian Refugee Council sobre 2500 familias rempatriadas, tres cuartos de ellos no pudieron entrar en sus propias casas a causa de la intensificación del conflicto. Simplemente el 72% de ellos se fugó nuevamente de su país.

Por todas éstas razones  PEDIMOS A LOS GOBIERNOS EUROPEOS DE INTERRUMPIR AHORA EL REMPATRIO FORZADO DE CIUDADANOS AFGANOS Y DE CONCEDER ASILO A TODOS AQUELLOS YA PRESENTES EN EUROPA.

 

Información más amplia aquí

https://reliefweb.int/report/afghanistan/afghan-paradox-chaos-and-violence-safe-returns-europe



Oggi: MICHELA conta su di te

MICHELA COSTA ha bisogno del tuo aiuto con la petizione "Comisiòn Europea: Detener el rempatrio forzado en Afganistán, un estado más inseguro que nunca". Unisciti con MICHELA ed 3.621 sostenitori più oggi.