¡No ampliación o modificación del nombre del metro Tlatelolco!

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 1,000!


Dra. Claudia Sheinbaum Pardo,

Jefa de Gobierno de la Ciudad de México

Lic. Rosa Icela Rodríguez Velázquez,

Secretaria de Gobierno

Dr. José Alfonso Suárez del Real y Aguilera,

Secretario de Cultura

Dip. Mauricio Tabe Echartea,

Presidente de la Junta de Coordinación Política

del Congreso de la Ciudad de México

Dip. Isabela Rosales Herrera,

Presidenta de la Mesa Directiva

del Congreso de la Ciudad de México

Dra. Florencia Serranía Soto

Directora del Sistema de Transporte Colectivo Metro

Lic. Nestor Núñez López

Alcalde de Cuauhtémoc

Como es de su conocimiento, el pasado 27 de septiembre de 2019, la titular del Metro, Florencia Serranía dijo que se podría someter a consideración agregar a la nomenclatura de la estación Tlatelolco la leyenda “2 de otubre”.

El pasado 14 de febrero del año en curso, el Diputado del PRD Valentín Maldonado también propuso lo mismo.

El 11 de agosto del 2016, el Ex Diputado y hoy Alcalde de Tláhuac, Raymundo Martínez Vite de la Fracción Parlamentaria de Morena, promovió un punto de acuerdo para el cambio de nombre de la estación de metro Tlatelolco a “Tlatelolco 2 de octubre de 1968”.

Al respecto es importante comentar que los lamentables hechos del ´68 persisten y vivirán en la memoria de nuestro país, de ahí el lema “2 de octubre no se olvida”.

Como conmemoramos el 2 de octubre del 68 además de la marcha organizada por el Comité del 68 y otras organizaciones. 

  • En la Plaza de las Tres Culturas en Tlatelolco hay una Estela Conmemorativa; actualmente hay quienes siguen luchando “Por la verdad y la justicia contra la impunidad” como el Comité del 68.
  • En el Centro Cultural Universitario Tlatelolco, además de contar con un Museo de Sitio, hay un área específica dedicada a la memoria de los estudiantes y acontecimientos de esta fecha (Memorial del 68).
  • En 1993 se creó la Comisión de la Verdad con el objetivo de que el gobierno abra los archivos oficiales; afortunadamente han ido saliendo a la luz pública y dando a conocer otra parte de la historia en la que perdieron la vida estudiantes mexicanos.

La generación a la que pertenecemos, con un sentido de responsabilidad y compromiso con la sociedad, también pugna porque se conozcan todos los hechos de un capítulo y heridas que aún no han cerrado.

Pero con respecto a la modificación del nombre de la estación del metro, significa acotar la historia tan vasta de Tlatelolco.

Bajo los argumentos de Florencia Serranía, titular del metro, Valentín Maldonado del PRD y Martínez Vite de MORENA, sería fácil proponer que la estación de metro en Tlatelolco se llame “Tlatelolco 13 de agosto de 1521” fecha en que se da una gesta histórica relevante como la Caída de México-Tenochtitlan, o “Tlatelolco 19 de septiembre de 1985” donde lamentablemente perdieron la vida vecinos y amigos del Edificio Nuevo León; hay quien puede argumentar que estos hechos no se dan en el contexto de un conflicto entre sociedad y gobierno, pero insistimos en que el reclamo aún vigente nos corresponde a todos, sin distingo de partidos, como ciudadanos y como generación.

Se les olvida que Tlatelolco también es CULTURA y esta es la muestra:

Tlatelolco es mucho más que los sucesos del 68, tenemos una grandiosa historia enriquecida: aquí estaba la ciudad hermana de la gran Tenochtitlán, aquí se fundó el enorme Mercado de Tlatelolco en 1442 que impresionó a los conquistadores, aquí se defendieron durante (inciertos) días a ser conquistados los mexicas ante los españoles, aquí nacieron dos códices bastante enriquecedores y únicos a nivel mundial por su contenido: el Florentino y el De la Cruz-Badiano, aquí existió el Convento de la Santa Cruz que impresionó por el alto grado de preparación e inteligencia de sus alumnos, aquí se construyó uno de los primeros 20 templos de la Nueva España: el de Santiago, y también se conjuntaron dos barrios: el de Nonoalco y el de Tlaltelolco (Díaz Ordáz quitó la segunda “L”, no sólo masacró estudiantes), para construirse el mayor conjunto habitacional, pionero en Latinoamérica, jamás desarrollado en Europa a pesar de inspirarse el Arq. Mario Pani en los postulados arquitectónicos planteados en el otro lado del mundo. Podemos seguir contando muchísima historia, Tlatelolco fue fundado hace más de 7 siglos, pero consideramos que con este resumen destacamos más que lo ocurrido un fatídico 2 de octubre.

También contamos con las obras del Maestro Nicandro Puente Eguía:

  • Tlatelolco, 1985: sismo y resurrección, Edificio Telmex;
  • Homenaje a la Mujer, Edificio Molino del Rey;
  • Edificio Molino del Rey CARA NORTE (inconcluso);
  • Tlatelolco: Héroe y Mártir de las Libertades; Edificio General Anaya (inconcluso);
  • Edificio Chamizal (inconcluso y sin trazo);
  • Tlatelolco, Raíz y Expresión de México, Edificio Aguascalientes,

Estas conviven con los siguientes murales, obras y vestigios:

  • "Cuauhtémoc contra el mito" 1944, de David Alfaro Siqueiros, ubicado dentro del edificio Tecpan, que fungió como sede Gubernamental de la llamada República de Indios de Santiago Tlatelolco; posteriormente asilo y luego Colegio Correccional; a un costado de Avenida de la Reforma,
  • El mural de “Escaleras al sol”, 2017 de (Marquis Lewis) Retna y que forma parte de “The Beauty Project México”, ubicado en la Torre Cuauhtémoc;
  • La obra plástica de Carlos Mérida plasmada en la Torre Independencia (Torre Insignia, antes Banobras) a un costado de Insurgentes;
  • Un mural labrado sobre bloques de piedra caliza de José Chávez Morado, obra resguardada en la bodega frente al edificio Issste 10;
  • “El andén de ouróboros” de Marco Zamudio en el metro Tlatelolco;
  • La obra del artista valenciano "Nacho" con su equipo (Escif) en el histórico edificio Chihuahua y que fue parte del Festival All City Canvas 2012 en la Ciudad de México;
  • La obra lumínica de Thomas Glassford "Xipe Totec" en el Centro Cultural Universitario Tlatelolco,
  • Una expresión de arte urbano de Liberalia Colectivo Itinerante y Colectivo Artístico X Familia en la Torre Veracruz,
  • Alushe Matemático y el alushe de la muerte, ambas del escultor mexicano Federico Silva, que reiteran los principios de identidad cultural, entablando un diálogo entre lo moderno y el pasado prehispánico,
  • Una réplica de la Piedra de los Tecomates, o Tlaloc de Coatlinchán ubicada al pie de la Torre Insignia,
  • La Caja de Agua, que abastecía del vital líquido a Tlatelolco y que cuenta con un mural con una escena lacustre donde animales y plantas de la región son representados en compañía de figuras humanas, además de elementos de orden religioso.

No conocemos una Unidad Habitacional como la nuestra que cuente con una Zona Arqueológica y dos museos de sitio.

Sin dejar de lado la histórica Plaza de las Tres Culturas con la Parroquia de Santiago, de las primeras Iglesias erigida en 1521-1540 y el Colegio de la Santa Cruz en Tlatelolco 1536.

Solicitamos a ustedes no permitir la modificación del nombre de la estación del Metro Tlatelolco, independientemente de las facultades de los Diputados Locales y del Congreso de la Ciudad de México, ya que no se tomó en cuenta la opinión de los ciudadanos, residentes, vecinos y de las Organizaciones y Comités Ciudadanos de Tlatelolco.

La estación de metro debe seguir siendo llamada sólo “Tlatelolco”.

Inquieta que habiendo tantas acciones importantes en que ocuparse para legislar en esta Ciudad, como son el urbanismo, la movilidad, energías limpias, reglamentar sobre la transparencia y rendición de cuentas, la seguridad y la sostenibilidad, etiquetar recursos para estos rubros, sólo por mencionar algunas acciones, haya quien, al no hacer nada trascendental y faltos de creatividad, se aferran de un tema tan noble y sensible como el 2 de octubre de 1968, para continuar lucrando políticamente.

Preocupa que habiendo tantas cosas que mejorar en el Sistema de Transporte Colectivo Metro, como la movilidad y planeación de horarios de los trenes, la seguridad de los usuarios, erradicar el ambulantaje de las estaciones, mejorar la infraestructura, rehabilitación de unidades de trasporte, reparación de escaleras eléctricas, ampliación de la red wifi, solo por mencionar algunas; no haya de parte de quien lo dirige un orden de prioridades para mejorar la experiencia de usuario.

Invitamos a la señora Florencia Serranía, a darse una vuelta a la estación de metro Tlatelolco en horas pico y conocer lo complejo que es abordar un tren en ambas direcciones, igual a salir de la misma estación y ver cómo está llena de ambulantes, la falta de mantenimiento y alumbrado en alrededores, dominando la insalubridad (basura) convirtiéndola en una zona de tránsito peatonal complicada; entre otros, esos son los cambios que requiere la estación de metro Tlatelolco y no una ampliación de nombre.

Margarita Pineda Acevedo, Comité Ciudadano Tlatelolco I

Juana Canales Castro, Comité Ciudadano Tlatelolco II

Gustavo Ruíz Cerezo, Comite Ciudadano Tlatelolco III

Guadalupe Castán González, Organización Ciudadana Tlatelolca

Eduardo Gómez Huerta, Unidos por Tlatelolco

José Bárcenas, TlatelolcoTV