Destitución de Florencia Serranía, directora del Metro

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 1,500!


Cómo millones de capitalinos, a diario me veo en la necesidad de usar el Metro, el sistema de transporte más importante de la CDMX, el cual, con el paso del tiempo, ha sufrido un notable deterioro. Actualmente, subirse al Metro es un martirio que merma la calidad de vida de los más de 5 millones de usuarios que lo usan a diario y, peor aún, se ha convertido en algo humillante e indigno usarlo: delincuencia, ambulantaje, retrasos y aglomeraciones en los vagones es lo que se vive a diario en el Metro.

La actual administración de Florencia Serranía no ha mejorado en nada las administraciones anteriores, incluso ha empeorado en otros aspectos, a pesar de que se trata de su segundo periodo al frente del Sistema de Transporte Colectivo.

Los retrasos son cada vez más prolongados, los ambulantes han aumentado y el robo de carteras y celulares están a la orden del día en estaciones como Pino Suárez, Zócalo, Bellas Artes y la Línea B, entre muchas otras. Además, el acoso a las mujeres es solapado pese a la lluvia de denuncias de usuarias que sufren agresiones diarias, la directora y la Secretaría de Seguridad Ciudadana hacen caso omiso.

El lamentable choque entre dos trenes en la estación Tacubaya fue la gota que derramó el vaso porque ahora los usuarios también nos enfrentamos a sufrir un accidente fatal como el sucedido la noche del 10 de marzo.

El caso de la usuaria María Guadalupe, la cual fue sacada por la policía de la estación Tacubaya tras sufrir un derrame cerebral, también muestra que los usuarios seremos dejados a nuestra suerte si algo nos ocurre dentro de las instalaciones del Metro. En esta administración también se ha vuelto común que ambulantes y delincuentes les propinen golpizas a los policías que no están corrompidos.

También, Florencia Serranía ha tomado pésimas decisiones en cuanto a las fallas en las escaleras electromecánicas de la Línea 7, por ejemplo, decidió suspender el funcionamiento de todas, incluso de las que sí servían, sin importarle afectar a personas de la tercera edad y mujeres embarazadas.

Por todo esto y más, ahora lo común es decir que en el Metro te asaltan; en el Metro acosan a las mujeres; en el Metro seguro llegas tarde a tu trabajo; en el Metro puedes sufrir un accidente en sus escaleras y andenes; en el Metro los ambulantes golpean policías, están coludidos con los carteristas y promueven el trabajo infantil; en el Metro los policías pueden dejarte tirado afuera de una estación si sufres un problema de salud.

En resumen, pido que te unas a esta petición para pedir la destitución de la directora del Metro ante el pésimo trabajo que ha demostrado, porque de lo contrario, alguien que ya estuvo dos años en el mismo cargo en sexenios pasados, lo único que puede ofrecer a los millones de usuarios es un servicio que empeora día con día.

Los capitalinos no merecemos un transporte público indigno, donde se nos humille, denigre y ponga en riesgo nuestra seguridad.

Se necesita de alguien que dirija y realice cambios significativos a corto plazo para los usuarios. Súmate.