Petición Cerrada

Detengan la urbanización de la Reserva Thomas Van Der Hammen

Esta petición conseguió 265 firmas


"Nosotros no heredamos la tierra de nuestros ancestros; solo la tomamos prestada de nuestros hijos" (Proverbio Aborigen americano).

“La Reserva “Thomas van der Hammen” es un área de protección ambiental de la Sabana de Bogotá declarada así en el año 2000 por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible.... El área protegida cuenta con 1395 hectáreas ubicadas en el extremo norte de Bogotá”. (https://es.wikipedia.org/wiki/Reserva_Forestal_Thomas_van_der_Hammen El propósito de la reserva es conectar el Río Bogotá con los cerros orientales que ha sido interrumpida por la urbanización, la agricultura y la ganadería.

El bosque que se pretende restaurar permite la protección de la flora del bosque andino y el retorno de especies propias y la conexión hídrica de la quebrada La Salitrosa y los Humedales La Conejera, Guaymaral y Torca.

En el 2050 la reserva Thomas Van Der Hammen podrá ser un gran bosque urbano con árboles nativos de más de 20 años de edad, orgullo de nuestros hijos y nietos y de las nuevas generaciones de colombianos.

En el periodo 1998 - 2001 el entonces alcalde Enrique Peñalosa pretendió urbanizar la zona hoy constituida en reserva, la Corporación Autónoma Regional (CAR) se opuso por razones ambientales. El Ministerio del Medio Ambiente designó una comisión conformada por urbanistas, arquitectos, expertos en desarrollo urbano y transporte, y ambientalistas, -todos ellos de los más brillantes del país en sus temas y buena parte de ellos designados por el Alcalde Peñalosa-.

El resultado de los estudios y la mesa de trabajo de la comisión -con sólo un voto en contra- fue que la zona es un patrimonio ecológico, histórico y cultural de Bogotá y cuenta con características únicas que no existen en ninguna otra área del Distrito Capital. Peñalosa apeló la decisión ante el Consejo de Estado el cual en el año 2006 fallo en contra de las pretensiones del alcalde y a favor de la protección de la zona. –Lo que está fallado y revisado no es sujeto de un nuevo juicio- La CAR declaró la zona como reserva solamente en el año 2011 y finalmente en agosto de 2014 el Distrito aprueba el plan de manejo para la reserva con el objetivo de convertir la reserva en el "bosque urbano más grande del mundo" (www.sostenibilidad.semana.com 2016-02-22). A partir de ese momento no se permite la construcción en la zona.

Los “falsos argumentos” del actual alcalde Peñalosa.

1.            Que sólo hay  potreros, construcciones, colegios, industrias e invernaderos.

Esto se debe que estos se establecieron antes de la declaración de la zona como reserva y de la aprobación del plan de manejo, El objetivo es convertir la reserva en un bosque urbano andino reforestando los “potreros” y adecuando construcciones al plan de manejo ambiental. Si se han permitido construcciones en el pasado, precisamente el alcalde está para enmendarlos, no para repetirlos!

2.            La reserva es franja de unos 800 metros de ancho que va desde el río Bogotá hasta los cerros orientales, se urbanizará el 90% de la zona de reserva y se protegieran sólo unos “corredores ecológicos” mucho más delgados y específicos que servirían para conectar los puntos de “importancia ambiental”.

Los ecosistemas son áreas donde animales y plantas habitan el suelo y el aire, encuentran todo lo que necesitan para vivir. Cada uno se han adaptado al hábitat y se relaciona armónicamente son las demás especies de su entorno. Cuando se producen cambios y alguna especie no puede adaptarse, se extingue; todo el ecosistema se altera y todas las especies son amenazadas. Una franja de árboles y un sendero adoquinado para trotar, montar bicicleta y pasear las mascotas, no sustituyen de ninguna manera un ecosistema que ha tardado años la naturaleza en construir.

3.            La propuesta de Peñalosa se sustenta en unos estudios que contrató la CAR antes de declarar la reserva, muestran que hay sectores específicos que son más vulnerables e importantes para garantizar la conectividad ambiental entre los cerros y el río a través de los humedales.

Se hace referencia a tres estudios. Sin embargo hay más de trece estudio de científicos de instituciones e investigadores reconocidos que confirman la importancia de la reserva como un recurso vital para la sostenibilidad ambiental no solo del distrito sino de la sabana de Bogotá. Adicionalmente en 1991 la UNESCO nombró la zona como Reserva de la biósfera. Todo lo anterior, sin enunciar los trabajos de grado y estudios de la academia y los realizados por la Secretaría del ambiente del Distrito y el Jardín Botánico. Si ya destruimos parte del medio ambiente allí, porqué destruir la otra mitad que aún nos queda?

4.            El proyecto de urbanizar la reserva podría alojar hasta a 1,5 millones de personas en el 2050 de una manera organizada y densa, evitando que se fueran a vivir a la Sabana de Bogotá donde usan más espacio reduciendo así el Impacto sobre la sabana. http://lasillavacia.com/historia/van-der-hammen-53048  24-2-2016.

El desarrollo de una gran metrópolis como Bogotá, se debe planificar más allá del ordenamiento del Distrito, incorporando el ordenamiento regional no sólo de la Sabana de Bogotá sino de los municipios circunvecinos y de los departamentos cercanos, para el año 2050 se debe estar pensando en tener consolidadas ciudades satélites en sitios como Fusagasugá, Girardot-Flandes, Villavicencio y Tunja. Incluso construir nuevas ciudades en lugares donde actualmente no hay, teniendo en cuenta ubicación estratégica, facilidad en la disposición dotación de servicios públicos, acceso al aguas y en plena armonía con el ambiente.

Estas ciudades se deben conectar mediante viaductos y trenes rápidos que permitan desplazarse a Bogotá en 20 o 30 minutos. Adicionalmente el desarrollo tecnológico, de la información y las telecomunicaciones va a cambiar drásticamente la forma de trabajar y de vivir; muchos de los desplazamientos de hoy no van a ser necesarios. El alcalde más visionario que hemos tenido está mirando al 2050 con la miopía de soñar una megaciudad de concreto, con transporte a punta de transmilenio y bicicleta.

5.            Que Bogotá debe extenderse hacia el Norte, Mosquera y Soacha, construyendo áreas más densas y planificadas y que en el resto de la ciudad se debe limitar las construcciones en altura, porque que Bogotá es una de las diez ciudades más densas del planeta y la más densa de Latinoamérica.

Solamente consultando el top de las ciudades más densas, Bogotá está  alrededor del puesto 39 y 40. En Latinoamérica son más densas Ciudad de México, Buenos Aires, Lima, Sao Paulo y Rio de Janeiro. -Paradójicamente, Bogotá es la única ciudad con más de 5 millones de habitantes que no tiene ni va a tener metro- ¿con qué propósito se repite esa mentira?

El argumento de urbanizar la periferia y restringir la readecuación del centro de la ciudad es contradictorio. En un sector se va construir equipamiento Urbano (vías, servicios públicos, colegios, centros de salud…) mientras que en las actuales áreas urbanas se readecuaría, en ambos casos los costos los asume el Estado. Si se urbaniza la periferia los costos de los constructores serían más bajos y por ende mayor su rentabilidad, con la diferencia que el daño ambiental en la periferia va a ser irreparable. Se va a sacrificar el potencial ambiental de la reserva para incrementar la rentabilidad de los constructores. 

La mayoría de las construcciones de la ciudad son casas de dos o tres pisos, tienen alrededor de 40 años o más y en su momento eran habitadas por familias numerosas. Los cambios generacionales y la conformación actual de las familias han hecho que dichas viviendas cambien su vocación, actualmente se utilizan como oficinas o bodegas y en el peor de los casos como inquilinatos.

Otros sectores con buena ubicación están ocupados por bodegas viejas y obsoletas y lotes vacíos que contribuyen a la inseguridad. En el mejor de los casos se remplazan por proyectos de pequeños edificios de apartamentos, dichos proyectos son atomizados, no permiten la ampliación del espacio público (andenes, calles y zonas verdes,

La tendencia a nivel mundial es la de desconcentrar las ciudades promoviendo un tamaño ideal que no las lleve a crecimiento exagerado, ya que esto no solo afecta la productividad sino la calidad de vida de quienes la habitan. “Cities (integrated economic and social units) are created by reaching urban density thresholds. They tend to become more productive as they grow, so long as they are not too large to function as a labor market. Density doesn't matter particularly. Indeed, the general tendency is for cities to become more dispersed (less dense) as they grow”, (http://www.newgeography.com/content/002987-density-not-issue-the-urban-scaling-research.

Paralelo al cambio de vocación las casas y su entorno se deterioran y en algún momento se debe implementar la renovación urbana. Si se está pensando en el desarrollo hasta el 2050, ¿Por qué no comenzar a hacerlo ahora y de manera planificada en vez de enfocarnos en urbanizar zonas con potencial ambiental como la reserva Thomas Van Der Hammen? Se deberían intervenir sectores completos permitiendo la construcción a mayor altura y a su vez realizar adecuación de espacio públicos y la ampliación de redes de servicios públicos. Lo anterior acompañado de estrategias para evitar la especulación en el precio inicial de los predios y el precio final de las viviendas.

En vez de vivir en una mega polis de cemento que cubriría desde Sibaté hasta Nemocón y desde Guasca y Sesquilé hasta Bojacá y Zipacón. Estamos en un contexto de cambio climático, deterioro del entorno ecológico y se avizora crisis en seguridad alimentaria. Los suelos de la sabana de Bogotá junto con los valles del Sinú y San Jorge en Córdoba están entre los más fértiles del mundo; en el caso de la Sabana, todo su potencial agrícola y ambiental lo estamos lapidando con asfalto y concreto.

“Lo que ocurra con la tierra recaerá sobre los hijos de la tierra. El hombre no tejió el tejido de la vida; él es simplemente uno de sus hilos. Todo lo que hiciere al tejido, lo hará a sí mismo… ¿Qué ha sucedido con el bosque espeso? Desapareció... La vida ha terminado. Ahora empieza la supervivencia”. (Carta del Jefe Seattle al presidente de los Estados Unidos -1855). “Sólo hasta que se haya talado el último árbol, envenenado el último rio y muerto el último pez, el hombre entenderá que no se puede comer el dinero”  (Proverbio Aborigen americano).



Hoy Hdo necesita tu ayuda

Hdo Cubides necesita tu ayuda con esta petición «Ciudadanos: Detengan la urbanización de la Reserva Thomas Van Der Hammen». Súmate a Hdo y a las 264 personas que han firmado hoy.