Victoria

Revisión de la libertad y un juicio justo para Noelia Cotelo Riveiro

¡La petición ha conseguido su objetivo gracias a 698 firmas!


Saludos compañeros/as

Hoy hablé con mi hija, el pasado día 7 de octubre, recibió otra nueva paliza, debido a que Noelia estaba escuchando desde su celda cómo otra compañera presa, con 19 años y su primera entrada en prisión, gritaba pues la estaban pegando lxs naziscarcelerxs, por lo que Noelia se puso a dar golpes en su celda, para de esta manera desviar la atención de los TORTURADORES hacia ella… y lo logró… el resultado ha sido que Noelia sufrió la brutalidad de esos mal nacidos… sufriendo lesiones. La nariz rota, el tobillo con una fisura, que la hacen doblar de dolor, pues no la han sacado al médico, ni recibe medicación, aunque el tobillo se lo han vendado y en las radiografías que ella misma pudo ver cómo el hueso apenas se mantiene unido, por lo que teme se le parta del todo, volviendo a quitarla las cartas, desnuda y descalza.

Noelia pide se hagan movilizaciones en cárcel de Albolote, pidiendo también la máxima difusión y las denuncias pertinentes de estos echos.

Noelia tenía escritas varias cartas a amistades y gentes afin a su causa que también se las han quitado, por lo que pide a toda a la gente que la escriben que vuelvan a tener paciencia que ella siempre responde y se pondrá a ello en cuanto la devuelvan los materiales necesarios para poder escribir.

¿¿¿HASTA CUÁNDO Y CUÁNTO VAMOS TENER QUE AGUANTAR???… PUES A MI HIJA SE LE VA LA VIDA Y LAS FUERZAS ENCONTRÁNDOSE MUY BAJA DE MORAL Y ÁNIMOS EN ESTOS MOMENTOS.

Este comunicado aparecía en el año 2013:

Noelia Cotelo Riveiro lleva privada de libertad, bajo estrictos regímenes de aislamiento, 5 años. Entró para cumplir un año y medio pero la actitud poco sumisa hacia sus torturadores y la valiente denuncia de los abusos y violaciones que ha sufrido en diversas cárceles del Estado Español, entre ellas la de Brieva y Picassent, han hecho que aumentara su encarcelamiento sumándosele cuatro nuevas condenas. Su abogado ha denunciado públicamente que Noelia vive presa en unas condiciones que violan el régimen penitenciario y la ley orgánica penitenciaria general.

Noelia ha sido torturada en múltiples ocasiones, ha sido sometida a restricciones de comunicaciones, de horas de patio, de entrada de paquetes de ropa de abrigo, duchas de agua fría, se le ha prohibido el acceso a cursos educativos, actividades terapéuticas, deportivas y lúdicas. Ha vivido sola y aislada durante meses en una galería, saliendo sólo dos veces al día al patio durante 30 minutos (el régimen penitenciario de aislamiento establece las horas de patio a mínimo 3 diarias, y en su máximo nivel de sanción, a 2 sin que esta situación se pueda alargar más de 14 días), asignándole celdas donde el frío se hacia insufrible.

Se le ha denegado la asistencia médica a pesar de padecer, por sus condiciones carcelarias, graves infecciones tanto de boca como de oídos. En un momento dado un carcelero le aseguró que no necesitaba ningún médico porque ella “iba a morir allí”. En lugar de tener acceso a la sanidad, se le ha administrado medicación de todo tipo sin consulta ni prescripción médica. Entre esta medicación, una dosis altísima de metadona que le provocó una sobredosis. Noelia se ha sometido a varias huelgas de hambre para denunciar las torturas y vejaciones a las que está siendo sometida, una de ellas casi le cuesta la vida al estar a punto de entrar en un coma hipoglucémico.

El pasado 23 de octubre un carcelero del C.P. de Brieva le rompió la muñeca. Con la muñeca rota, medicada con psicofármacos y esposada a la cama, la madrugada del 24 de octubre, otro carcelero llamado Jesús, que había participado en la agresión anterior, abusó sexualmente de ella. Noelia denunció estos hechos, pero este carcelero, al verse sorprendido por el revuelo ocasionado entre las demás internas, puso una contradenuncia en la que aseguraba que fue ella quien intentó agredirle. La denuncia de esta violación sólo consiguió que se agravara su situación dentro de la cárcel, sometiéndola a un aislamiento más estricto y repartiendo entre las demás internas sus mantas y ropa de abrigo.

En estos momentos Noelia, por su valiente y heroica denuncia de estas violaciones y torturas, se encuentra represaliada en el C.P. de Albolote (Granada), a más de 1000 km. de su tierra, Galicia. En mayo comenzó otra huelga de hambre como forma de lucha ante los ataques que estaba sufriendo en Albolote relacionados con el trato irrespetuoso de una carcelera, problemas con el carteo y sanciones sin sentido.

Su familia, que tiene graves problemas económicos para ir a visitarla, ha denunciado públicamente que en estos momentos se está sometiendo a Noelia a un juicio por videoconferencia sin abogado, supuestamente por alguna denuncia interpuesta en la cárcel de Brieva, ella sola ante el juez que por lo visto es siempre el mismo. Noelia no sabe de que es el juicio ya que la llevan medio drogada con

psicofármacos y el juez no la deja hablar. Le piden 60 € diarios durante 3 meses y otra condena de 6 meses. Al intentar poner otra denuncia sobre estos hechos la empujaron hacia su celda y le dijeron: “Que no había denuncia, que no había partes para cubrir”. Su familia hace un llamamiento urgente de socorro, ya que Noelia “se encuentra muy mal, se encuentra desprotegida con tanta injusticia, no hace mas que llorar, le obligan a tomar la metadona a la fuerza y ya no sale de su celda para nada, por lo que temen por su vida”.

  • Que se investiguen los abusos sexuales sufridos por Noelia en la cárcel de Brieva, así como las lesiones y torturas a las que ha sido sometida y que se depuren responsabilidades.
  • Que no haya carceleros hombres en los módulos y cárceles de mujeres para que no se vuelva a repetir nunca ningún episodio de violencia machista, vejación ni ningún ataque sexual más.
  • Que se termine con la impunidad y complicidad de médic@s, juezas/ces, psicólog@s, asistentes sociales y demás funcionariado acólito de estas prácticas.
  • Que se terminen de una vez por todas los malos tratos y las torturas como instrumento sistemático y cotidiano empleado por los carceleros para hacer funcionar la maquinaria penitenciaria.

  • Que se termine con la dispersión como forma de extorsión de la política fascista del Estado Español.

  • Que desaparezcan las cárceles y el sistema penal que lo sustenta como castigo punitivo del Estado al servicio del régimen de dominación y explotación capitalista.
  • La inmediata puesta en libertad de la compañera Noelia Cotelo.

El caso de Noelia no es único, las mujeres encarceladas están olvidadas y las cárceles femeninas ignoradas. El índice de encarcelamiento femenino en el Estado Español es el más alto de Europa, y desde los años 80 el número de mujeres reclusas ha triplicado al de la población reclusa masculina. Casi el 50% de la población reclusa femenina es extranjera y el hecho de que se encuentren solas en este país ha propiciado el hecho de que se les propongan beneficios penitenciarios a cambio de favores sexuales.


NOELIA COTELO, LIBERTAD YA 
ABAJO LOS MUROS DE LAS PRISIONES



Hoy: libertad cuenta con tu ayuda

libertad presos necesita tu ayuda con esta petición «Centro de investigación observatorio del derecho penal y derechos humanos: Revisión de la libertad y un juicio justo para Noelia Cotelo Riveiro». Únete a libertad y 697 personas que ya han firmado.