No más belugas en el Oceanogràfic de Valencia

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 75.000!


Aunque las leyes se endurecen en algunos países, los zoológicos se niegan a liberar a los cetáceos cautivos enviándolos a otros acuarios de países con leyes mucho más laxas para seguir explotándolos. El Acuario de Vancouver se deshace de sus cetáceos porque en Canadá se acaba de aprobar una ley que prohíbe la tenencia y reproducción de cetáceos en cautividad. Y para ello ha elegido al Oceanogràfic para que acoja a dos de sus belugas, aprovechando que en España la ley permite la cautividad sin trabas.

No permitas que la hipocresía del Acuario de Vancouver, lavando su imagen en Canadá, haga que el Oceanogràfic siga manteniendo cautivas a esas dos pobres belugas, que se reunirían con las tres que ya viven y sufren en Valencia. (vídeo)

Existen otras soluciones para estos animales, como el santuario de belugas que Sea Life está construyendo en Islandia. Son lugares de retiro dignos, en un entorno cercano al de su origen, y sin exhibición pública en tanques de cristal.

Ni un cetáceo cautivo más en España