Petition Closed

La siguiente carta fue remitida el pasado 3 de agosto por miembros del IAA al Presidente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, Emilio Lora-Tamayo D'Ocón. Originalmente pensada como una misiva al Presidente de parte de su personal, a petición de otros colegas y público ajeno se ofrece abiertamente a ser firmada por todo aquel que comparta su contenido, a quienes expresamos desde estas lineas nuestro agradecimiento.

Carta abierta al Presidente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) (descargar PDF)

Sr. Presidente,

El personal del Instituto de Astrofísica de Andalucía abajo firmante quiere manifestar ante todo su pleno apoyo, especialmente en estos momentos de crisis, a cualquier iniciativa emprendida por su presidencia con el propósito de cumplir el objetivo del CSIC en la sociedad española tal y como está definido en el Real Decreto 1730/2007 de 21 de diciembre de 2007:

“El objeto del CSIC es el fomento, la coordinación, el desarrollo y la difusión de la investigación científica y tecnológica, de carácter multidisciplinar, con el fin de contribuir al avance del conocimiento y al desarrollo económico, social y cultural, así como a la formación de personal y al asesoramiento a entidades públicas y privadas en estas materias.”

Igualmente queremos hacerle llegar nuestro malestar y preocupación por la situación que está atravesando la investigación en España y, en particular, el CSIC.

Nos dirigimos a usted motivados por la situación a la que han llevado al CSIC los sucesivos recortes realizados por el Ministerio de Economía y Competitividad y los retrasos en las transferencias por parte del Tesoro, así como por las recientes medidas económicas tomadas por la institución en relación con la ejecución económica de los proyectos de investigación, de cuyo cumplimiento todos somos responsables. La medida de paralización de los pagos y el bloqueo del acceso a los fondos de investigación, aunque ha sido parcialmente subsanada es, como bien sabe, anómala e insostenible en el medio plazo. Si esta situación no se mejora con prontitud se pondrá en grave peligro la actividad investigadora y el cumplimiento de las obligaciones, algunas de índole internacional, que conllevan los proyectos obtenidos mediante concurrencia competitiva y que, una vez aceptadas, son ineludibles. Ello deterioraría la imagen externa, no sólo del CSIC, sino de nuestro país, al ser el CSIC el único organismo público de investigación multidisciplinar de ámbito nacional y, como tal, un referente de la ciencia española.

El papel del CSIC como impulsor de las políticas científicas y vertebrador de la ciencia en España hace que debamos velar todos, con usted al frente, por los intereses de la investigación científica. La actividad e inversión en I+D+i es fundamental para un cambio del modelo productivo y revierte siempre en una economía más desarrollada y competitiva y, por lo tanto, en el beneficio de la sociedad, el crecimiento y el empleo, tal y como se explica en la "carta abierta por la investigación en España" (http://www.investigaciondigna.es/) firmada por unos 30.000 investigadores españoles y extranjeros (entre ellos varios premios Nobel). Esta relación con la sociedad fue ya entendida en los países europeos más desarrollados cuando atisbaron los primeros síntomas de esta crisis, siendo su reacción incrementar, o al menos mantener, los presupuestos dedicados a la I+D+i, pero en ningún caso disminuirlos. Esos países (Francia, Alemania, Reino Unido) fueron conscientes de que la única salida posible de la crisis pasa por la generación y desarrollo de avances que mejoren su sistema productivo, algo que sólo puede provenir de la investigación e innovación.

La inversión en I+D+i en España era, ya en el año 2010, del 1,39% del PIB (mucho menor que la media europea del 2% del mismo periodo) y no ha dejado de bajar desde entonces. A pesar de estas limitaciones, el gran esfuerzo humano invertido, e internacionalmente reconocido, ha elevado a España a la altura a la que debiera haber estado desde hacía mucho tiempo. Sin embargo, esta situación es insostenible y corremos el riesgo de que el tejido científico-técnico de nuestro país, tan sutil y difícil de fabricar, desaparezca en pocos años.

El éxodo al que estamos asistiendo en el último año de científicos y tecnólogos, muchos de ellos jóvenes cualificados, que deben buscar su desarrollo profesional en otros países, será un déficit del que difícilmente nuestro país se recupere en un futuro inmediato. El CSIC sufrirá también esta carencia pues, como usted bien sabe, una gran parte de la producción científica está siendo realizada por personal con contratos de duración limitada. En la coyuntura que estamos sufriendo actualmente, dichos trabajadores son los primeros que ven peligrar su empleo. Nuestra sociedad no puede asistir impasible a la pérdida de ese capital humano que tendría un impacto muy negativo en la ciencia española, impacto que el CSIC y el país no se pueden permitir, muy especialmente en tiempos de crisis. Nuestra contribución a la sociedad es ahora más necesaria que nunca, a través de nuestra probada capacidad de captación de fondos y de generación de riqueza en forma de conocimiento y tecnología.

Es nuestra convicción que usted actuará siempre en el sentido de minimizar el impacto de la crisis en nuestra institución y, por ende, en la sociedad. De ahí el apoyo que aquí le expresamos y nuestras intenciones de hacer todo lo posible para que el CSIC cumpla su función. No podemos permanecer impasibles ante el escenario continuado de reducción de presupuesto, que ya ha conducido al incumplimiento de los compromisos adquiridos en el "Plan Estratégico 2010-2013" y que, de continuar, conducirá a la degradación y el desmantelamiento del sector científico-técnico de nuestro país y, en consecuencia, también de la Institución que ud. representa: el CSIC.

Por lo tanto estamos seguros de que usted entiende que todas las movilizaciones y acciones que en los últimos días estamos llevando a cabo en nuestro centro (plenamente compatibles con nuestra labor como trabajadores del CSIC) tienen como objetivo el cumplimiento y desarrollo del objetivo indicado en el Real Decreto citado al inicio de esta carta. 

Con el deseo de trabajar juntos en la superación de estos momentos de crisis y con la convicción de que comparte lo que aquí le expresamos, le pedimos que transmita al Gobierno la insostenibilidad de la reducción de presupuestos en I+D+i. Reciba un cordial saludo.

Letter to
Presidente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) Emilio Lora-Tamayo
Suscribo el contenido de la carta abierta dirigida al Presidente del CSIC por miembros del IAA (http://cl.ly/IScK/carta_presidente-final.pdf).

Un saludo,