No a la reinstauración de la pesca de arrastre en Costa Rica

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 10,000!


La pesca de arrastre consiste en el remolque de una red de grandes dimensiones sobre el fondo marino. Esta red tiene portalones sujetos a la boca de la misma, los cuales al ser jalados abren el arte y permiten la captura de organismos marinos. En la parte inferior de la red van sujetas cadenas y pesos que actúan como un lastre que barre el fondo marino y mantienen la red pegada a este.
 
Aparte de camarón, la pesca de arrastre captura muchas otras especies que no constituyen el objetivo principal de la actividad, incluyendo peces de interés comercial y no comercial, tiburones, tortugas, moluscos, crustáceos, erizos, estrellas de mar y otros invertebrados. El arrastre de las redes sobre el fondo marino ocasiona la destrucción de hábitats críticos para muchas especies marinas. Los descartes ocasionan un aumento en la tasa de descomposición de materia orgánica, lo que supone un riesgo para la salud de los ecosistemas.
 
A su paso, las pesadas cadenas ocasionan la resuspensión de sedimentos, lo que aumenta la turbidez del agua y reduce la luz disponible para organismos fotosintéticos como las algas y las cianobacterias, que constituyen la base de las cadenas alimentarias que sustentan las pesquerías. Además, la resuspensión y mezcla de sedimentos ocasiona una serie de alteraciones químicas en los ecosistemas marinos. Existe un alto riesgo de liberación y movilización de sustancias contaminantes que previamente fueron asimiladas por el fondo marino, mediante procesos graduales de sedimentación.
 
Nos preocupa que en el país se permita que se desarrolle una actividad altamente dañina y degradante de los ecosistemas marinos, como lo es la pesca de camarón con redes de arrastre, sin que existan estudios científicos rigurosos y objetivos que demuestren un impacto ambiental acorde con un desarrollo sostenible democrático. Ello implicaría, sin lugar a dudas, una directa lesión de derechos
fundamentales, como el derecho a un ambiente sano y ecológicamente equilibrado, e indirectamente a derechos constitucionales como el derecho al trabajo y el desarrollo económico, derivados de otras actividades productivas afectadas por la pesca de arrastre como el turismo, la pesca artesanal y deportiva.
 
Sin embargo, un grupo de diputados y diputadas de la Asamblea Legislativa han presentado el Proyecto de Ley Nº 21.478, “Ley para el aprovechamiento sostenible de la pesca de Camarón en Costa Rica”, el cual abre las puertas a la reinstauración del arte de pesca de arrastre en nuestro país. Dicho proyecto se fundamenta en un estudio muy limitado del INCOPESCA, altamente cuestionado por la academia y que no cumple con los requerimientos de la Sala Constitucional.
 
La Asamblea Legislativa acordó tramitar este proyecto por la vía abreviada, a pesar de la falta de rigurosidad y objetividad científica de los estudios que sustentan la iniciativa, y coartando, además, las oportunidades de participación del público (incluyendo academia, organizaciones de la sociedad civil y sectores económicos potencialmente afectados) durante su conocimiento en la Comisión de Asuntos Agropecuarios. Inclusive, el 29 de julio de 2019 se aprobó una moción que excluyó a todas las organizaciones de la sociedad civil de ser consultadas sobre el proyecto.
 
Aunado a esto, el Poder Ejecutivo no ha asumido una posición clara y expresa en contra de la reinstauración de la pesca de camarón con redes de arrastre, pese a que este fue el compromiso asumido en la campaña electoral.

Por estas razones, exigimos:
 
1.A las señoras diputadas y los señores diputados de la Asamblea Legislativa:
 
        a. Asegurar la participación de la sociedad civil en la discusión del Proyecto de Ley 21.478 en la Comisión de Asuntos Agropecuarios, de manera que seamos consultados y convocados a audiencia para exponer nuestros criterios técnicos sobre la iniciativa de ley.

        b. No promover la aprobación de la iniciativa 21.478 que abre las puertas a la reinstauración de la pesca de camarón con redes de arrastre, sin estudios técnico-científicos elaborados por instancias científicas objetivas; adaptados a la realidad nacional con datos actualizados; elaborados en coordinación con autoridades del MINAE, la academia y otras entidades relacionadas; y que contemplen el análisis de factores ambientales, sociales y económicos, de conformidad con lo requerido por la Sala Constitucional.
 
2. Al señor Carlos Alvarado Quesada, Presidente de la República:
        a.Ratificar ante la ciudadanía y la opinión pública la posición de su Administración con relación a la reinstauración de la pesca de arrastre de camarón y del proyecto de ley 21.478.