Petition Closed
Petitioning Junta de Andalucía and 1 other

¡Cádiz, protege a tus gatos en lugar de maltratarlos!

Recientemente y sin ningún tipo de aviso, explicación, o justificación previa, el Ayuntamiento de Cádiz ha decidido crear una zona “libre de felinos” en el antiguo depósito de tabaco, espacio inmenso y cerrado, en el que una gran colonia de gatos (unos 40 ejemplares, aproximadamente) habitaba pacíficamente y sin ningún tipo de “problema interespecies” desde hace tiempo.

En lugar de contactar con las protectoras de animales para esterilizar, microchipar y reubicar a los asilvestrados felinos, los han ido capturando bruscamente por docenas, como si fueran objetos, para llevarlos a un lugar en el que, básicamente, su única opción es escapar en una bolsa de plástico: una perrera.

Ni que decir tiene que semejante operación ha sembrado el terror entre los desconcertados felinos (una gata ha llegado a abortar en pleno ataque de pánico), y se han separado, sin ninguna consideración, a bebés lactantes (algunos con malformaciones) de sus madres, condenándolos a una muerte segura.

Privados de libertad por primera vez en su vida y mientras esperan aterrorizados en el corredor de la muerte, la única opción de sobrevivir de estos 40 animales, son las exhaustas, abrumadas y arruinadas protectoras de animales que, una vez más, se ven obligadas a hacer malabarismos a contrarreloj y a esforzarse más allá de lo humanamente posible, para conseguir un dinero que no tienen, sacar a los gatos de la perrera y tratar de negociar el retorno de algunos ejemplares esterilizados con el ayuntamiento.

Resulta injusto, intolerable y vergonzoso que, una vez más, la mala gestión, la falta de miras y la insensibilidad del Ayuntamiento, haya creado, gratuitamente y sin ningún tipo de miramiento, una situación que, no sólo no beneficia a nadie a largo plazo, sino que resulta insoportable y dolorosísima, tanto para los pobres animales inocentes, que no tienen ningún tipo de culpa o responsabilidad (y a los que espera un futuro más que incierto), sino para las protectoras, las únicas entidades que se realmente preocupan por ellos y que dan auténtico valor a la vida.

Si el Ayuntamiento de Cádiz, en lugar de recurrir a sádicos métodos de siglos (y sensibilidades) anteriores, colaborara periódicamente ayudando a esterilizar (y microchipar) a estos maltratadísimos felinos, creando campañas de concienciación, fomentando la adopción y la tenencia responsable de éstos y los otros animales, situaciones dantescas como la que nos ocupa, ya no tendrían lugar. Además, controlarían definitivamente la población felina de la ciudad y descubrirían que el método de la esterilización resulta mucho más económico que el costoso mantenimiento de esos campos de concentración llamados perreras.

Los gatos de Cádiz forman parte indiscutible de su historia y deberían ser tratados con el respeto, orgullo y mimo con el que cualquier ciudad moderna y avanzada trata a su población felina en pleno siglo XXI. Despiadadas acciones como esta, no sólo perjudican gravemente a los gatos y a las protectoras, sino a la imagen internacional de la ciudad.

¡Cádiz, invierte en sentido común, colabora con las protectoras para solucionar este lamentable problema y ayuda a prevenir situaciones similares en el futuro! ¡Cuida y protege a tus gatos en lugar de maltratarlos y asesinarlos!

 

*

 

Sadly, once again, Cadiz (Spain) shows its true colors as an animal hating city and uses the nazi methods that they have always favored to destroy precious lives. This time 40 innocent cats that had been living for years in an abandoned tobacco building (not bothering anyone) have been brutally picked up and thrown in the killing station in the most appalling conditions. One pregnant female was so terrified she aborted her kittens and many other kittens were put separated from their mothers so they cannot feed. The cat societies felt overwhelmed, angry and helpless. Even though they tried, they couldn’t save them all.

Some weeks later the situation couldn’t be worse. Many cats have died, alone and terrified, in the most appalling conditions. Some luckier ones escaped and others were taken by the society Khatucai. Currently, only 3 or 4 adults and 6 kittens remain in the old Tabacalera building. Another society, SOS Callejeros, offered to spay, neuter, deworm and release this little colony, but the Council, not only refused, but also issued a cruel ultimatum: the remaining cats will be picked up and thrown in the killing station…  in two weeks’ time!

Back in 2005 the Council signed an agreement with Agaden and Kimba  which established the feline population control through sterilization and subsequent release in colonies controlled by volunteers. Where did that promise go?

Cadiz is a barbaric city where a lot of cruel and bad things are going on (and not just regarding animals) but this time we must raise our voices. They must put the few surviving cats back where they were. A controlled colony is possible as in the civilized parts of the world. Instead of killing them, the Council has have a program of spay and neuter, letting the societies for protection do their work.

Please, send letters and sign and share this petition today before the cat massacre will be complete. Thank you!

 

 

Letter to
Junta de Andalucía
Ayuntamiento de Cádiz, Junta de Andalucia
Estimados señores,

Me dirijo a ustedes para expresarles mi más absoluto rechazo hacia la captura cruel y masiva de gatos silvestres en el antiguo depósito de tabaco.

La mejor forma de crear una zona “libre de gatos” y de controlar su población, no es capturarlos indiscriminadamente, separando cruelmente a las madres de los bebes (y sembrando el terror entre la población gatuna), para llevarlos finalmente a una perrera en la que se les condenará, irremediablemente, a una muerte segura.

La forma ideal de proceder en casos como el que nos ocupa, es colaborar con estas abrumadísimas protectoras para esterilizar y chipar a todos los gatos de la zona y, si se considera conveniente, para reubicarlos en otro entorno más satisfactorio para tod@s.

Obviamente, una vez más, son las protectoras de animales, abrumadas por las circunstancias y con nulos medios económicos, quienes, totalmente desamparadas, se ven obligadas a intervenir (a menudo de forma suicida) para evitar una matanza masiva, demostrando la humanidad, eficiencia y solidaridad de las que acciones como esta carecen por completo.

Los gatos de Cádiz forman parte indiscutible de su historia y deberían ser tratados con el respeto, orgullo y mimo con el que cualquier ciudad moderna y avanzada trata a su población felina en pleno siglo XXI. La esterilización es el método más efectivo, humano e inteligente de controlar las poblaciones felinas y, a la larga, resulta mucho más barato que los sádicos, inútiles y obsoletos sacrificios de las perreras.

Acciones como esta, no sólo perjudican a los gatos y a las protectoras, sino a la imagen de su ciudad. Como ciudadan@ europe@, les pido, no sólo que colaboren con las protectoras para tratar de solucionar esta reprobable e injustificable medida, sino que ningún tipo de maltrato, abandono o agresión hacia los gatos vuelva a repetirse en el futuro. De lo contrario, no sólo no visitaré Cádiz, sino que la boicotearé de todas las formas a mi alcance, hasta que dejen de realizar acciones tan crueles, innecesarias, incomprensibles y desfasadas como esta.