¡No despilfarren $5​300 millones repintando buses del SITP que son nuevos y están listos!

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 7,500!


Desde hace unos meses, 371 buses eléctricos completamente nuevos del Sistema Integrado de Transporte (SITP) se encuentran parqueados en un patio del suroccidente de Bogotá a la espera de ser pintados por un capricho de la Alcaldía de Bogotá.

Estos buses fueron comprados en la pasada administración y, cabe resaltar, que se solicitaron al fabricante para que fueran enviados de color azul, color representativo del SITP. A pesar de esto, la Alcaldía emitió un decreto en el que obliga a Transmilenio y a los operadores de estos buses a repintarlos en concordancia con la nueva carta de colores que emitió. Así las cosas, los 371 buses nuevos deberán ser ahora de color verde manzana, a pesar de que no hay sustento técnico ni jurídico que justifique el cambio de color.

Pintar cada bus cuesta 9 millones de pesos, con lo que el costo total de este capricho sería de $5.300 millones. Aunque la Alcaldesa ya salió a aclarar que, en teoría, este dinero no se pagará con los impuestos de los bogotanos, este despilfarro sí lo tendrán que asumir los operadores y Transmilenio.

¿Cómo es posible que en medio de una pandemia y de la crisis económica que afronta el país y la ciudad, la Alcaldía de Bogotá esté promoviendo semejante despilfarro de recursos?

Ese dinero podría emplearse bien sea para mejorar el paupérrimo sistema de transporte que tenemos en la capital, o incluso destinarse a la reactivación económica de la ciudad y a ayudas humanitarias de personas que perdieron su medio de vida en medio de la pandemia y que no tienen de qué vivir.

La ciudad vive una crisis sin precedentes y es deber del Gobierno Distrital velar por el más apropiado y ético destino de todos los recursos, públicos o que provengan de donación de privados, para el bienestar de los ciudadanos y la reactivación de la ciudad.

Unámonos ya y exijámosle a la Alcaldía de Bogotá que por favor renuncie a la idea de promover el despilfarro de $5.300 millones para repintar buses que están en perfecto estado y completamente nuevos.

Si quieren implementar la nueva paleta de color en los buses, que lo hagan en las flotas futuras que comprarán, pero no con buses que están listos para operar.

FIRMA y COMPARTE ya esta petición para decir #NoRepintenLosSITP