BEBÉS ROBADOS. ¡No den carpetazo a nuestros casos! Comisión de investigación YA

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 150.000!


Me llamo María , tengo 79 años y estoy segura de que hace 47 me robaron a mi bebé. Habría sido la segunda de mis cuatro hijos y la única niña. Pero nada más dar a luz (completamente sedada) me dijeron que había muerto y que ya no la podía ver.

Me comunicaron que la niña había fallecido en el parto, pero a mí no me cuadraba nada, porque en los momentos previos al parto no se paraba de mover. Como madre que lleva casi 9 meses gestando a su bebé en la barriga, sufrí mucho aquella pérdida, pero no fue hasta hace unos años cuando las sospechas de su robo volvieron a aparecer.

Hace una década salió a la luz el escándalo de los bebés robados en España. Muchas madres comenzaron a sentirse identificadas con los relatos de los casos confirmados, y a mí me ocurrió también. Ante las sospechas de que nos quitaran a nuestra hija para venderla, hablé con mis hijos e iniciamos una investigación. No había datos en el hospital, ni historia clínica… NADA. Incluso autorizaron una exhumación para nuestro caso y donde debería haber aparecido un “feto hembra” se encontró que no había ningún resto óseo que pudiera corresponder al tamaño de un bebé.

Con todas las pruebas que recopilamos, que fueron muchas, pusimos una denuncia. Nuestra sorpresa llegó cuando el juez nos dijo que, efectivamente, había indicios de delito, pero que como este habría prescrito en el tiempo, no había nada que hacer. Se dio carpetazo a nuestro caso y al de otras cientos de familias y no se quiso saber más.

NO ES JUSTO. No puede ser que un delito de secuestro prescriba y que dejen a las familias con la palabra en la boca y sin su derecho a saber. Actualmente los delitos de secuestro, que es el que se aplica a los bebés robados, prescriben a los 10 años de haberse cometido. En nuestro caso y en el de la mayoría, el delito prescribe antes de comenzar a investigar. ESTO TIENE QUE CAMBIAR. 

Por favor, firma para pedir al nuevo gobierno que demuestre la sensibilidad que prometió tener con las familias que estamos sufriendo esta tragedia y proponga urgentemente una Comisión de Investigación que garantice nuestro derecho a la información sobre los robos de nuestros bebés.

Una Comisión de Investigación puede ser propuesta en el Pleno del Congreso por el Gobierno, por la Mesa, por dos Grupos Parlamentarios o por la quinta parte de los miembros de la Cámara. Le pedimos al Gobierno que la proponga de forma inmediata, pues es urgente que se ponga en marcha YA dada la edad avanzada de la mayoría de las personas afectadas e implicadas.

¡No hay tiempo que perder! Yo no estoy buscando venganza ni hacer daño a nadie. Casi todos los culpables de los robos de bebés ya fallecieron o son muy mayores como para pagar por todo lo que han hecho sufrir a tantas y tantas familias. Si estoy pidiendo esta Comisión de Investigación es porque tenemos derecho a saber. No quiero morirme sin saber la verdad y solo seguirán investigando qué pasó con nuestros hijos si se aprueba esta comisión. 

Merezco una respuesta, merezco saber si robaron y vendieron a mi bebé. Los años siguen pasando y ya soy mayor... Tienen que actuar rápido. Ayúdame firmando y difundiendo por favor.