NO al cierre de las sucursales bancarias en los pueblos de España

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 1.500!


En los últimos meses, como un goteo incesante y doloroso, vamos conociendo el cierre de numerosas sucursales bancarias en distintos pueblos de España. Generalmente son pueblos pequeños con una población mayor a los que el cierre de la oficina del banco de toda la vida les genera un trastorno enorme que, probablemente, desconozcan aquellos que toman la decisión de privar a un ciudadano de poder realizar sus operaciones bancarias en persona.

Solo en Andalucía, por ejemplo, se han cerrado 2.708 oficinas, pasando de más de 7.000 en 2008 a poco más de 4.000 a finales de 2018. Lo que en una gran ciudad puede parecer una anécdota, en los pueblos supone un drama ya que hay que desplazarse a municipios cercanos. Y no todas las personas tienen la capacidad de moverse, los recursos o la ayuda familiar para poder hacerlo. Especialmente los más vulnerables.

Al leer esta petición, muchos podrán decirnos que los bancos y cajas apuestan por la digitalización, pero todos sabemos que para las personas mayores utilizar los servicios online supone un problema enorme, una barrera infranqueable para poder realizar operaciones claves en su día a día como cobrar su pensión, pagar cualquier recibo, hacer transferencias a sus hijos o sacar dinero para la compra doméstica. En muchos lugares, además de cerrar la oficina, el banco o caja no deja ni la posibilidad de usar un cajero automático.

El último ejemplo lo tenemos en la provincia de Córdoba, en El Guijo, cuyo alcalde, Jesús Fernández Aperador, denunciaba en una carta pública que la única entidad bancaria del municipio cerrará el próximo 20 de enero. “ Y es que ahora, en El Guijo, como sucede en otros muchos pueblos de España, hacer gestiones cotidianas en el banco se va a convertir en un problema para todos sus habitantes. Tendrán que desplazarse varios kilómetros para encontrar una oficina. Además, con esta decisión se deja en situación de desamparo a muchas personas mayores, que dependerán de favores de vecinos y familiares para realizar sus gestiones”, asegura en ella el alcalde guijeño.

Entendemos que tiene que haber un término medio entre el mantenimiento de una oficina y la suspensión total de un servicio fundamental para el día a día de cualquier ciudadano de nuestro país.

Es por todo esto por lo que te invitamos a que firmes esta petición para que el Banco de España, el Gobierno de España, el Congreso de los Diputados y los principales bancos de nuestro país tomen medidas para que no se profundice esta brecha y los ciudadanos y ciudadanas de las zonas rurales de nuestro país puedan seguir haciendo sus operaciones bancarias en una sucursal, oficina o espacio físico.

Entre todos podemos frenar una injusticia que supone un paso más a la despoblación en muchos lugares que continúan perdiendo servicios continuamente. Hoy es el banco, mañana la farmacia, pasado el colegio, después el consultorio médico y después… ya no existirá ese pueblo.

Proyecto Ruralpedia

#PueblosConFuturo