Gestión ética de gatos ferales en Tacoronte y su retorno a su colonia de origen

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 7.500!


El Ayuntamiento de Tacoronte, en Tenerife, ha ordenado la retirada de una colonia gestionada por la Asociación SOS Felina y la Plataforma Bienestar Animal Tacoronte. Para ello ha recurrido a la Consejería de Medio Ambiente del Cabildo de Tenerife y esta, a su vez, ha enviado a la empresa pública GESPLAN, que se ha llevado aproximadamente cerca de 30 gatos, entre esterilizados y gestionados sin comunicarse con ambas asociaciones. 

Durante las últimas semanas  l@s gestores han notado la desaparición paulatina de un elevado número de gatos de la colonia. La sospecha de que era por acción humana fue al detectar continuamente el mismo coche en la zona.


El 13 de Noviembre, se encuentra una jaula trampa en la colonia, el coche y tres técnicos uniformados con el logotipo de la empresa pública GESPLAN, que han ido capturando a los gatos y los ha llevado al Centro de Recuperación de Fauna "La Tahonilla" (perteneciente a el Cabildo de Tenerife) donde existen evidencias de que han sido sacrificados, no permitendo controlar su estado, ni su retirada, argumentando que los gatos solo pueden salir de las instalaciones con chip a nombre de particulares o de las asociaciones gestoras. 


Al notificar de lo ocurrido al Ayuntamiento de Tacoronte, que en su día dio autorización verbal  para la gestión ética de esta colonia felina, la concejala del área de Medio Ambiente, Carmela Díaz de ''Sí se puede'', confirma que ha sido ella quien ha llamado al Cabildo para la retirada de los gatos, notificando su ubicación de la colonia para su retirada. El Señor Alcalde, José Daniel Díaz, que milita bajo las siglas de "Nueva Canarias" y ha formando un gobierno de coalición con 'PSOE" y "Sí se puede", comunica que desconocía lo que su concejala había solicitado ejecutar. Como representante de la administración municipal, es responsabilidad de el Ayuntamiento de Tacoronte el bienestar animal, siendo una de sus competencias la gestión ética de las colonias de gatos ferales del municipio y  siendo conocedor, además, de que esa colonia llevaba siendo años gestionada por ambas asociaciones y la población controlada y esterilizada a través de la Captura, Esterilización y Retorno de los gatos, evitando que la población creciera  y el efecto vacío en la zona. 


La Consejería de Medioambiente del Cabildo de Tenerife, cuya máxima responsable es Isabel Díaz Hernández de PSOE y responsable de GESPLAN, no actúa de acuerdo a las leyes donde se recoge que los gatos domésticos no son especie invasora y estos están amparados dentro del estatus jurídico,  ordenando retirar los gatos sin protocolos éticos, sin pensar en el bienestar animal y sin consultar con protectoras y asociaciones.


Pedimos firmas para exigir lo siguiente:


⁃ Que D. José Daniel Díaz, Alcalde del Ayuntamiento de Tacoronte, ejecute el proyecto de Gestión Ética de colonias de gatos ferales en el municipio que se lleva pidiendo desde hace años y desde el comienzo de su mandato.


⁃ El retorno de todos los gatos a su ubicación original para evitar problemas de salud asociados al estrés por estar en un entorno hostil a su etología y que el mismo lugar sea ocupado por gatos sin gestionar y sin esterilizar (efecto vacío). 


⁃ Que la Consejería de Medio Ambiente del Gobierno de Canarias deje de capturar y sacrificar gatos ferales y aplique, en colaboración la Consejería de Agricultura, Pesca, Ganadería y Bienestar Animal del Cabildo de Tenerife, el sacrificio 0 del que tanto presume y el único método avalado y eficaz que permite controlar las poblaciones felinas, el método CER (CAPTURA, ESTERILIZACIÓN Y RETORNO a la colonia de origen). Los gatos, aún estando en espacios protegidos, son animales domésticos amparados por la ley y la gestión de las poblaciones por parte del Cabildo de Tenerife y ayuntamientos, debe hacerse de manera ética y con los protocolos internacionales veterinarios y de bienestar animal establecidos. 

⁃ Que el Cabildo de Tenerife promueva y dé ejemplo de ser un gobierno progresista, feminista y actualizado a las necesidades éticas de la sociedad del siglo XXI.