STOP destrucción de espacios vecinales.

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 5.000!


Con el objetivo de dar acceso a una parcela privada, dentro del barrio de Saconia (Ciudad de los Poetas), en la zona norte de Madrid, el Ayuntamiento de Madrid pretende la construcción de un vial que atravesará lo que hoy en día son zonas interiores exclusivamente peatonales, un parque infantil y espacios pensados para el uso vecinal y la vida comunitaria. 

A pesar de contar con una base legal, esta operación parte de una situación cuanto menos irregular, con la construcción de unos bloques (posteriores al resto del conjunto del barrio) que cerraron este espacio privándolo del acceso a las vías convencionales. En este momento, la parcela debió ser recalificada y no lo fue. Es una situación que aprovecharon quienes se hicieron con la propiedad por un precio muy inferior al que alcanzará, sin ninguna duda, después de que el Ayuntamiento se vea obligado a construir este vial. Podemos deducir, pues, que se trata de una maniobra absolutamente especulativa, con la connivencia del Ayuntamiento, que, ya sea por inacción o dejación de funciones, ha dado lugar a este sinsentido.

Nuestra lucha comenzó hace 16 años, cuando ya en 2003 se consiguió paralizar unas obras sin licencia ni supervisión por parte del Ayuntamiento. Igualmente, repetidas veces, en años posteriores, por errores que curiosamente otorgaban más espacio al nuevo proyecto de iniciativa privada en detrimento de zonas colindantes propiedad de los vecinos. Y todo ello a costa de la vigilancia y tenacidad del vecindario; pero parece que, de nuevo y coincidiendo con el cambio de gobierno, están decididos a empezar con las obras, obviando los deseos fundamentados de una amplia mayoría de vecinos que se muestran en contra de este proyecto.

Por si no fuera suficiente con lo ya expresado, el objetivo inicial era la construcción de un centro privado para la tercera edad, que sería propiedad de una empresa de dudosa reputación, “Los Nogales” (Residencias Asistidas S.A.), la cual ya cuenta con otro centro en el barrio y que promueve un modelo de negocio en el que, mientras cobran generosamente a sus clientes y reciben ayudas de la Administración (incluso cuando funcionan sin licencias durante años), ninguno de estos ingresos repercuten en una situación digna para trabajadores ni residentes; mucho menos de los vecinos que verán su tranquilidad mermada y enfrentarán un nuevo problema medioambiental por el continuo tránsito de coches, vehículos de reparto y ambulancias, unido al deterioro y reducción de los espacios verdes y abiertos que siempre han caracterizado al barrio de Saconia desde su construcción.

Para ubicar el susodicho centro se proyectó un edificio sobredimensionado y encorsetado entre las viviendas de los vecinos; incluía, además, un crematorio, lo que supondría un deterioro significativo de la habitabilidad y del valor de los inmuebles de la zona. Previsiblemente, este edificio poco tendría en cuenta el estilo arquitectónico y la lógica urbanística con la que fue diseñado el barrio, y por la que recibió premios de índole internacional al poco de su construcción.

Se edifique o no finalmente esta residencia, la construcción del vial es ya motivo suficiente para levantar ampollas entre los vecinos, que sufrirán una pérdida de patrimonio por la reducción del valor de los inmuebles; además de las obras, la limitación de espacios verdes y el hecho de que ya no dispondrán de los zonas de esparcimiento y convivencia de los que ahora disfrutan y que durante tantos años han conservado con cariño, dinero y esfuerzo.

Desde la corporación transmiten que no tienen pensado un nuevo proyecto para esta edificación. Ello sería una razón de más para paralizar las obras de la carretera, ya que, si no existe un motivo concreto que justifique la necesidad de la misma, ¿por qué seguir adelante con la construcción de un vial, que lo único que supondrá será el atropello de la voluntad del vecindario y la revalorización de una parcela privada?

Como alternativa se han planteado diversos proyectos que van desde la construcción de un parque que respete la flora y aporte valor a las zonas comunes del barrio a huertos urbanos, pasando por la permuta de los terrenos para devolver estos espacios a los vecinos.

Solo se necesita voluntad política para llevar a cabo un plan que conjugue los deseos e intereses de todas las partes. Y por eso necesitamos vuestro apoyo para forzar al Ayuntamiento de Madrid a parar este despropósito y que se escuche a los vecinos. Así pues, decimos:

-No a la destrucción de espacios públicos con el único fin de favorecer intereses privados.

-No al atropello ecológico y de intereses comunes que supondría esta nueva carretera.

-No a los parches urbanísticos. Asuman la responsabilidad de los errores cometidos y corrijan esta situación de modo responsable.

-Paren las obras y den marcha atrás a este proyecto que va en contra de la voluntad de un barrio entero, cuyos vecinos se han encargado de cuidar durante más de 50 años.

¡ÚNETE A NUESTRA REIVINDICACIÓN Y DANOS TU APOYO CON TU FIRMA!

 

RRSS

Facebook

https://www.facebook.com/Saconia-Tu-Barrio-105965820812348/?modal=admin_todo_tour

Instagram

https://www.instagram.com/saconiabarrio/?hl=es

Twitter

https://twitter.com/BSaconia