No prohiban el acceso a Madrid Río de personas en bicicleta

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 1.500!


La construcción del parque urbano Madrid Río ha supuesto una mejora inimaginable para la calidad de vida de muchos ciudadanos madrileños, y ha convertido la parte sur de la capital en una zona privilegiada tanto para el esparcimiento como para la práctica de diversos deportes de aire libre. Es también una vía de desplazamiento ideal para ciclistas que recorren la parte sur de la ciudad de un extremo a otro y puedan hacerlo tranquilamente y en condiciones de seguridad.

En determinados días de la semana, el tránsito de peatones, patinadores, ciclistas y otros usuarios de Madrid Río se torna muy intenso y puede dificultar la convivencia. Probablemente sería necesario establecer una limitación parcial, que entrase en vigor en esos momentos -días u horas- y que afectase no sólo a ciclistas, sino a patinadores y otros deportistas que se muevan a velocidades superiores a la de un peatón. ¿Piensan prohibir también la circulación de niños en bicicleta?

Una prohibición permanente y total a la circulación de bicicletas es opuesta al sentido común, y a la supuesta promoción del uso de la bicicleta que parece defender el Ayuntamiento de Madrid. Y además, supone un paso atrás en ese cambio de tendencia que hace las ciudades más humanas y que por ese motivo nos acerca a Europa.

Si la razón por la que se pretende prohibir la circulación de bicicletas es la falta de respeto de algunos ciclistas al resto de usuarios de la vía, la solución no es prohibir el acceso a los ciclistas en general, sino establecer un control para exigir una circulación responsable y sancionar, si es necesario, a quien inclumpla las normas más elementales de civismo. Porque esas personas son una pequeña minoría, y no se debe de limitar a una mayoría por lo que hace una minoría. Eso es ilógico y también injusto.

Prohibir la circulación de personas en bicicleta porque se producen accidentes sería como prohibir los árboles porque se producen accidentes, o prohibir los coches porque se producen accidentes.

Se obtienen más beneficios gracias a la circulación de personas en bicicleta que los daños que se pueden evitar prohibiendo su uso.

Además, la transformación que anuncian los medios de comunicación implica devolver a los ciclistas a la calzada, pues sólo una parte del trazado ciclista que se anuncia estará segregado. Hay ciclistas, muchos -yo entre ellos- que se sienten cómodos circulando entre coches, camiones y autobuses. Sin embargo, hay muchas personas, inexpertas en el manejo de la bici, para las que Madrid Río ha supuesto un incentivo para salir a pedalear tranquilamente, mejorando sus hábitos de vida. Muchas de estas personas no se sienten seguras en el tráfico motorizado, y se sentirán obligadas a dejar otra vez la bici en casa. Incluso en días de diario, en horas en que Madrid Río se encuentre prácticamente desierto, y un ciclista no pueda resultar molesto para nadie.

¿Es eso lo que busca, señora alcaldesa?

Aunque Madrid Río no es perfecto, y probablemente no se previó el grado de ocupación que actualmente tiene, fue una obra magnífica para Madrid. Debe caracterizarse por ser inclusiva, y para todos. No al revés.

En nombre de muchos madrileños, les pido que recapaciten y no cometan el error de volver atrás.



Hoy: Revi cuenta con tu ayuda

Revi Ewer necesita tu ayuda con esta petición «Ayuntamiento de Madrid: No prohiban la circulación de bicicletas en Madrid Río». Únete a Revi y 1.032 personas que ya han firmado.