Petition Closed
Petitioning Ayuntamiento de Madrid
This petition will be delivered to:
Ayuntamiento de Madrid

Depuración de Responsabilidades Políticas por la tragedia del Madrid Arena.

Porque han muerto 5 chicas jóvenes, una menor de edad, a causa del descontrol y de la mala gestión de las administraciones públicas a la hora de velar por el cumplimiento de la seguridad y de la legislación vigente en un evento celebrado en un espacio público municipal.

Hay numerosas informaciones y testimonios que apuntan a que lo sucedido se debió al incumplimiento de la legislación en materia de aforo, que pudo verse duplicado, por permitir que la gente asistiese al recinto sin entrada y sin control, al acceso de menores edad y a las irregularidades en la concesión del permiso a la empresa organizadora que según se afirma desde diversas fuentes, tenía causas pendientes con la justicia por denuncias anteriores y por fraudes a la Seguridad Social.

Por ello, la ciudadanía espera una resolución oficial por parte del Consistorio en el que la persona del ámbito ejecutivo directamente responsable sea cesada de sus funciones públicas, sin perjuicio de las responsabilidades penales que se deriven y a las que la empresa privada organizadora tenga que hacer frente.

 

Aunque los edificios municipales no requieren de licencia urbanística, el 30 de octubre de 2009, Madrid Espacios y Congresos, dependiente del área municipal de Economía, pidió la licencia de funcionamiento para el pabellón del Madrid Arena ante la Dirección General de Ejecución y Control de la Edificación, dependiente del área municipal de Urbanismo.

El área de Urbanismo estudió la solicitud “para informe de seguridad para la posible instalación de varias actividades en el pabellón”, pese a que reconocer que “el edificio se encuentra terminado y funcionando”. Y dictaminó el 10 de marzo de 2010 que el recinto “no se ajusta” a lo exigido por la ordenanza de licencias. Es decir, que no cumple los requisitos de seguridad. Aparte de denunciar una abultada falta de documentación y planos, Urbanismo señala “deficiencias concretas” de seguridad. Así, el edificio incumplía el Código Técnico de Edificación, entre otros motivos porque resulta inaccesible para los camiones de bomberos. Además, considera que los recorridos de evacuación de la pista, donde murieron las cuatro jóvenes, y de la grada intermedia son insuficientes a menos que se habilite “al menos otro acceso más opuesto y alejado respecto al principal y único en cada uno de estos niveles”.

Detecta fallos en la ventilación, en caso de que hubiera humo por un incendio; que el material del que están hechos los asientos (madera contrachapada) “no es reglamentario” porque alimentaría un hipotético fuego (también lo harían las barras de la pista y la grada intermedia); y que los sistemas de detección de incendios son “insuficientes” porque están en el techo, “demasiado altos” para resultar útiles.

Fuente: EL PAIS


Letter to
Ayuntamiento de Madrid
Ayuntamiento de Madrid

Solicitamos la Depuración de Responsabilidades Políticas por la tragedia del Madrid Arena.

El motivo de la solicitud popular es porque han muerto 5 chicas jóvenes, una menor de edad, a causa del descontrol y de la mala gestión de las administraciones públicas a la hora de velar por el cumplimiento de la seguridad y de la legislación vigente en un evento celebrado en un espacio público municipal.

Hay numerosas informaciones y testimonios que apuntan a que lo sucedido se debió al incumplimiento de la legislación en materia de aforo, que pudo verse duplicado, por permitir que la gente asistiese al recinto sin entrada y sin control, al acceso de menores edad y a las irregularidades en la concesión del permiso a la empresa organizadora que según se afirma desde diversas fuentes, tenía causas pendientes con la justicia por denuncias anteriores y por fraudes a la Seguridad Social.

Por ello, la ciudadanía espera una resolución oficial por parte del Consistorio en el que la persona del ámbito ejecutivo directamente responsable sea cesada de sus funciones públicas, sin perjuicio de las responsabilidades penales que se deriven y a las que la empresa privada organizadora tenga que hacer frente.