¡El Ayuntamiento de Getxo quiere dejar morir de hambre a los gatos!

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 35.000!


El Ayuntamiento de Getxo, Bizkaia, ha sancionado con 300 euros a una alimentadora de gatos callejeros.

En el mes de septiembre se notificó a esta alimentadora un Acuerdo de iniciación de procedimiento sancionador, basado en depositar en un recipiente metálico comida para alimentar a varios gatos callejeros y dando un plazo de alegaciones de 15 días.

Dentro del plazo establecido se presentaron las alegaciones y se solicitó que se minorara la sanción a un apercibimiento o a un máximo de 30 euros por el principio de proporcionalidad, teniendo en cuenta que el bol fue retirado de la vía publica sin dejar ningún tipo de residuos una vez los felinos fueron alimentados con el pienso, y que la infracción imputada tiene prevista una sanción de hasta 750 euros de máximo, pero no establece un mínimo.

El Ayuntamiento sigue manteniendo la desproporcionada y abusiva sanción de 300 euros por depositar un poco de pienso seco en un bol metálico para que unos gatos carentes de todo tipo de cuidados por parte del Ayuntamiento de Getxo tomarán algo de alimento.

Esta alimentadora participó en 2018 en las reuniones que se celebraron por parte del Ayuntamiento de Getxo sobre el C.E.S., donde se comunicó que aquellas personas interesadas en alimentar a los gatos de las diferentes colonias felinas deberían comunicar sus datos a la Policía Municipal. Esta acción la realizó en tiempo y forma según solicitaba el Ayuntamiento. La sorpresa ha sido mayúscula por parte de esta alimentadora al comprobar la denuncia.

El Ayuntamiento de Getxo se declaro en 2011 municipio en favor de un trato ético con los animales.

En 2018, y tras un envenenamiento masivo de gatos, el Ayuntamiento se comprometió a poner en marcha de CES (Captura-Esterilización-Suelta) bajo el lema “Soy un gato callejero y no soy una amenaza”. Pero la realidad fue una modificación de la Ordenanza Municipal Reguladora de la Tenencia y Protección de Animales para crear un obstáculo insalvable y sin sentido para poder realizar el C.E.S.

Solicitamos que:

1.- Se atenúe la sanción a esta alimentadora a un apercibimiento o a un máximo de 30 euros.

2.-Se acredite a las alimentadoras de gatos para que no sean sancionadas.

3.-Se cumpla con lo prometido en 2018 y se lleve a cabo un CES real.

4.- Se modifique la Ordenanza Municipal Reguladora de la Tenencia y Protección de Animales, para subsanar los graves errores y sin sentidos que recoge, que perjudican gravemente a los animales.

 No podemos dejar morir de hambre a los gatos de Getxo

¡Firma esta petición!