¡No quiten su piso adaptado a estas casi 100 personas mayores!

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 50.000!


Mis suegros pueden ser echados de su piso, igual que las casi 100 familias de personas mayores que viven en una de las viviendas públicas que hoy en día están en peligro por las malas decisiones del Ayuntamiento de Alcorcón respecto al PLAN PERMUTA

Hace unos 10 años, se ideó el PLAN PERMUTA, destinado a permitir el acceso a vivienda pública a aquellas personas con problemas de movilidad reducida que tuvieran pisos en propiedad, pero que por problemas técnicos del edificio no se pudieran adaptar para ellos. Realmente este plan consistía en un intercambio vitalicio en el que ellos podrían vivir en una vivienda adaptada (nunca como dueños) y a cambio cedían su antigua vivienda para que el Ayuntamiento la alquilase a un precio asequible a colectivos vulnerables (jóvenes inmigrantes, víctimas de violencia de género…)

Mis suegros son una pareja mayor que vivía en un 5º sin ascensor. Por primera vez en muchos años, mi suegro, enfermo del corazón con secuelas, pudo salir a la calle con tranquilidad y las veces que quiso. Pudieron bajar al banco cuando lo necesitaban, comprar sus medicinas sin tener que encargárnoslas, apuntarse al grupo de teatro sénior y salir a pasear cuando les apetecía.

Hoy, 10 años después les quieren echar o que vuelvan a sus casas a las que ya no pueden subir. Hoy descubrimos que una de las partes del contrato (EMGIASA, empresa pública) no ha cumplido su parte y que si no lo remediamos las consecuencias las pagarán los más débiles, nuestros mayores.

Pero hoy también es el momento de ayudarles y acompañarles, porque ellos y ellas ya no son los mismos y no pueden defenderse solos. Porque ellos y ellas, entre otros, inventaron Alcorcón y lo pelearon para que hoy sea la localidad que es, con hospital, centros de salud, universidad, centros comerciales, zonas verdes…

No se merecen que les echen de sus casas y no les vamos a dejar solos, porque los enemigos de lo público lo intentarán, pero nunca con nuestro silencio. Cuando tocáis a nuestros mayores, nos tocáis a todos y no lo vamos a permitir.

Firma para que las 93 familias que cedieron sus casas a este plan de alquiler social a cambio de viviendas adaptadas en Alcorcón no tengan que verse obligadas a abandonarlas