No cierren la Unidad de Cuidados Paliativos de Vigo: por una vida digna hasta el final

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 150.000!


Como médico oncólogo podría decir que he visto a muchos pacientes morir. Pero no sería fiel a la realidad. No del todo. Porque en todos estos años, por encima de todo, he visto a muchos pacientes siendo cuidados y atendidos.

Me llamo Manuel Caeiro y trabajo en el Hospital do Meixoeiro en Vigo. En 1993, la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) ofreció  a nuestro hospital la puesta en marcha de una Unidad de Cuidados Paliativos Domiciliarios. Desde su inicio se integró en el Servicio de Oncología y trabajamos en estrecha colaboración.

Su labor ha sido importantísima para mejorar las condiciones de los enfermos y dar tranquilidad a los familiares. Alrededor de 3.000 pacientes han sido atendidos. Eso significa que cada año unas 120 personas se benefician de su consuelo y cuidados. Y ahora, después de 25 años, la Asociación Española Contra el Cáncer ha decidido cerrar sus puertas en nuestro hospital.

Todos y cada uno de nosotros tenemos derecho a VIVIR dignamente hasta el final de nuestra existencia. Tenemos derecho a ser atendidos en nuestro entorno con cuidados paliativos de calidad.

Es injusto que la limitación de recursos en la Administración Pública Sanitaria impida abarcar toda la cadena de cuidados como sería deseable. Y que esa labor recaiga en una Asociación como es la Española Contra el Cáncer. Pero es que es muy necesaria. Muchas personas enfermas quedarían de repente desatendidas con este cierre repentino.

Firma la petición para que la Asociación Española Contra el Cáncer reconsidere la decisión de cerrar la Unidad de Cuidados Paliativos Domiciliarios del área sanitaria de Vigo. Estos pacientes en el último tramo de su vida y no podemos abandonarles. Están en una situación de máxima vulnerabilidad.

De hecho, hace tan solo unas semanas, la AECC advertía de las carencias del sistema sanitario para atender a las personas que necesitan cuidados paliativos, ya que el 50 % no recibe atención especializada. No solo eso: el 75 % de los pacientes que requieren estos cuidados muere con dolor emocional por falta de atención psicosocial. Por eso, la Asociación Española Contra el Cáncer planteó el lema: “Porque yo importo. Y si yo importo, ¿por qué no recibo la atención que necesito?".

Yo creo que los enfermos importan. Y que tú importas. Por eso te pido que firmes, para que la AECC reconsidere el cierre de una labor tan importante como la de cuidar a las personas hasta el final.



Hoy: Manuel cuenta con tu ayuda

Manuel Caeiro Muñoz necesita tu ayuda con esta petición «Asociación Española Contra el Cáncer @aecc_es: No cierren la Unidad de Cuidados Paliativos de Vigo. Por una vida digna hasta el final». Únete a Manuel y 95.881 personas que ya han firmado.