Confirmed victory
Petitioning Asisa Ciudad real y Asisa Valencia

Asisa Ciudad real y Asisa Valencia: Traslado de mi padre al Hospital los Madroños (Madrid)


13,580
Supporters

El pasado día 13 de Noviembre de 2012, mi padre, de 53 años, tuvo un accidente con la bicicleta al volver del trabajo en Puertollano (Ciudad Real). De UCI de Puertollano se le derivó de inmediato a Ciudad Real. Sufrió un traumatismo craneoencefálico quedando en coma. Y al realizarle varias pruebas de imagen se le detectó una lesión axonal difusa. A los 45 días de coma despertó. Pocos días después, se vio una evolución muy favorable. Movilizando todo el cuerpo, reconociendo a la familia, siendo capaz de articular palabras, aunque no pudiendo emitir sonido por la traqueotomía. Después de esto, se procedió a cambiarle la traqueotomía por una cánula de plata, con vistas a poder cerrarla una vez consiguiera eliminar bien mucosidades por boca.
Viendo que era conveniente comenzar con la rehabilitación de daño cerebral cuanto antes, el equipo médico de Capio Ciudad Real decidió derivarlo a un hospital de daño cerebral. En ese momento le facilitamos un libro con las prestaciones de ASISA, donde figura el Centro de La Saleta, en el Puig (Valencia), como centro de referencia de daño cerebral según ASISA.
Nos trasladan el día 25 de enero, y en cuanto llegamos pudimos comprobar que el Centro no reunía las condiciones de un Hospital, sino más bien de un Geriátrico. De inmediato, tienen que solicitar con urgencia un concentrador de oxigeno y un aspirador; no cuentan con la nutrición necesaria para una persona en su situación, ni tampoco con la medicación intravenosa pautada, pues al parecer, en ese centro no administran este tipo de medicación.
Una hora después de nuestra llegada tuvimos el primer traslado a urgencias al Hospital 9 de Octubre en Valencia (a unos 25 km de distancia). De los cuatro días que permanecemos en el Centro de La Saleta, en el Puig, tres de ellos se deriva a mi padre en UVI a urgencias del Hospital 9 de octubre, para solventarle complicaciones.
A la tercera visita a urgencias nos ingresan en el hospital, pues temen que pueda desarrollar una infección debido a una bronco aspiración.
Dada la evidencia de que el centro de La Saleta no reúne las prestaciones que mi padre necesita, nos ponemos en contacto con FEDACE para pedir orientación. Es aquí donde nos informaron de un centro de referencia de ASISA llamado Los Madroños en Madrid. Contrastada la información, este Hospital sí cuenta con unidad de daño cerebral.
Nos ponemos en contacto con el responsable de ASISA en Ciudad Real el 31 de enero de 2013, para gestionar el traslado directamente del Hospital 9 de Octubre de Valencia al Hospital Los Madroños en Madrid. Les facilito el informe del médico de este hospital y el escrito solicitando el traslado. Me aseguran dar respuesta en cuanto tengan alguna información sobre traslado.
El 7 de febrero, aprovechando una consulta acerca de su nutrición, al internista de ASISA del Hospital 9 de octubre, me comenta que según le ha dicho el responsable médico de ASISA de Valencia, el traslado a Madrid ha sido denegado. De inmediato intento contactar con el responsable de ASISA en Ciudad Real, siendo imposible lograr contactar hasta la tarde, cuando nos envía un correo con la resolución.
A la vista de los hechos ocurridos y de los alegatos de denegación de ASISA,
SOLICITO el traslado al Hospital Los Madroños de Madrid, o algún otro centro de idénticas características, a la mayor brevedad por los siguientes motivos:
• Se trata de un Hospital especializado en daños cerebrales.
• Es necesario iniciar el tratamiento de rehabilitación cuanto antes, pues cada día que pasa sin rehabilitación cerebral está mermando sus posibilidades de recuperación.
• Consideramos que ASISA no ofrece recursos ni medios adecuados para asumir este caso.
• Consideramos que tener que trasladarlo a un Hospital a 25 km de distancia, cada vez que surje una complicación, es un grave trastorno para su recuperación, cuando lo que necesita es una asistencia hospitalaria continua, estabilidad emocional y ambiente tranquilo y relajado.
• Nos consta que ASISA ha derivado a éste Hospital, recientemente a pacientes de Castilla La Mancha (concretamente desde la provincia de Cuenca). Hecho que hemos contrastado con el propio Hospital.
• Resaltar que mi padre se encontraba muy estabilizado psicológicamente antes del traslado, y después de éste presenta un cuadro de desorientación muy acusado, además de alucinaciones y cambios de humor.
• Mencionar que el personal médico de Ciudad Real no tenía conocimiento de que este centro fuera un Geriátrico y creían estar derivándolo a un Hospital. Por ese motivo, mandaron pautas de medicación intravenosa y no avisaron de que hiciera falta concentrador de oxigeno ni aspirador, ya que en todo hospital se cuenta con este tipo de equipos.
• Y por último hay que considerar la situación de desarraigo en la que nos encontramos, siendo además que el traslado a una provincia más cercana a la de nuestro origen, facilitaría y haría más liviana la situación a sus familiares más allegados.
Creo que todos estos motivos tienen el suficiente peso para considerar que el traslado de mi padre al Centro de La Saleta, en el Puig, es improcedente y erróneo desde el primer momento, y que su traslado a un centro como Los Madroños en Madrid, u otro de similares características, elevaría sus probabilidades de recuperación, y garantizaría agilidad y oportunidad de mejora.

Letter to
Asisa Ciudad real y Asisa Valencia
Traslado de mi padre al Hospital los Madroños (Madrid)