Sí a la Producción Audiovisual en el Ecuador

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 25,000!


EL CINE Y EL AUDIOVISUAL EN EMERGENCIA.

Estamos ante una grave situación en el cine y el audiovisual ecuatoriano. El Presidente de la República Lcdo. Lenin Moreno propuso la derogatoria del Art. 98, creando un grave perjuicio a nuestra identidad cultural y a todos quienes trabajamos en este sector.

Gracias a varios cuerpos legales, entre ellas la Ley Orgánica de Comunicación, y sobre todo al gran esfuerzo y talento de los trabajadores del cine y el audiovisual, el sector, en los últimos años, ha visto progresos notables y crecimiento en todas las áreas de la producción, incluyendo la exportación de piezas audiovisuales al exterior.

Este crecimiento ha permitido la creación de nuevas empresas relacionadas con el audiovisual (productoras, casas de renta de equipos, post-productoras de imagen y de sonido, empresas de catering, entre muchas otras) dinamizando la economía del sector, generando plazas de empleo y permitiendo que el nivel de profesionalización crezca exponencialmente. El creciente flujo de trabajo originado ha permitido la adquisición de equipos tecnológicos necesarios para producir audiovisuales de alta gama. Estos equipos, antes escasos en el país, ahora satisfacen la demanda interna y son utilizados tanto para la producción de comerciales como para la producción cinematográfica y de televisión.

En junio del año pasado el presidente Lenin Moreno se reunió con representantes del sector del cine y el audiovisual ecuatoriano. En esa reunión, el Presidente Moreno afirmó: “Debemos hacer un cine rentable. No puede ser que ustedes se sacrifiquen económicamente. Por eso, nosotros les ayudaremos a impulsar su industria”.

El pasado viernes 18 de enero de 2019, pocos meses después de su ofrecimiento, el Presidente de la República emitió sus objeciones a la Reforma de la Ley Orgánica de Comunicación. Una parte de esas objeciones tendrán un efecto contrario a la promesa empeñada por el Presidente.

El veto presidencial desarticula a la industria de producción de publicidad, propicia el cierre de varias empresas de la industria audiovisual y pone en situación de desempleo a miles de trabajadores del sector. Deja además en ambigüedad el futuro reglamento de la Ley, ante las posibles interpretaciones a la aplicación efectiva del artículo 36, referente a los contenidos interculturales.

La declaratoria de emergencia del sector del cine y el audiovisual del Ecuador responde a la falta de respaldo y de compromiso por parte del Gobierno Nacional. Esta falta de respaldo no solo está manifestada en el veto presidencial: tiene relación al tratamiento que el Gobierno ha dado a la información y a las observaciones que el sector entregó de manera completa y directa a altas autoridades del país.

El veto presidencial es inconstitucional. Vulnera el artículo 19 de los derechos de Comunicación e Información de la Constitución: “La ley regulará la prevalencia de contenidos con fines informativos, educativos y culturales en la programación de los medios de comunicación, y fomentará la creación de espacios para la difusión de la producción nacional independiente”. La Ley Orgánica de Comunicación vigente busca cumplir con este mandato constitucional. De allí, que la Sección VI de la Ley, sobre la Producción Nacional (artículos 97 a 103), contiene una serie de mecanismos de fomento a la producción nacional y nacional independiente.

Al eliminar los mecanismos de fomento para la producción nacional independiente (como la cuota de contenidos interculturales o la prohibición de importación de piezas de publicidad), el Gobierno ha tomado una decisión regresiva, en contra de los derechos de los productores audiovisuales ecuatorianos.

Los trabajadores del cine y el audiovisual del país alertamos que esta emergencia del sector es el primer síntoma de una crisis económica y laboral que se replicará en muchos sectores de la economía en los próximos meses como producto de una política pública que no está interesada en el fomento de las pequeñas y medianas empresas, ni en las excepciones comerciales o las reservas de mercado para los sectores más sensibles de la economía del país.

El cine y el audiovisual es crucial para la cultura ecuatoriana. Es el reflejo de lo que fuimos, de lo que somos, de lo que queremos ser.


#ElAudiovisualEnEmergencia

#sialaproduccionaudiovisualenecuador

#ElCineNoSeDetiene

#SiAlArticulo98

#Articulo98