Frenar entrada de Jalife al gobierno

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 10,000!


Señor Presidente, 
Nos causa el mayor desconcierto y preocupación que en su conferencia del 24 de abril se haya usted referido a Alfredo Jalife como “una muy buena persona” y haya abierto la posibilidad de considerarlo para un puesto en su gobierno, especialmente preocupante que sea nombrado embajador.
Alfredo Jalife es una mala persona. Es el representante extremo del discurso del odio en las redes sociales mexicanas. Su método no es el debate sino la infamia, el insulto, la amenaza y la calumnia.
Las mujeres han sido blanco de sus vejaciones y acosos. La homosexualidad es objeto de sus expresiones degradantes. Con frecuencia recurre a la discriminación racial y religiosa, en especial contra personas de la fe judía.
Twitter suspendió su cuenta para no prestarse a su bajeza. Diversos periódicos lo han excluído de sus páginas para evitar la diseminación del odio
México necesita un clima de respeto, tolerancia y conciliación, no de confrontación ni encono. México no puede permitirse que un tipo de esta calaña sea parte de su gobierno o que lo represente en el exterior