Petition Closed
Petitioning ALCALDE DE CANDELEDA (ÁVILA) and 1 other
This petition will be delivered to:
ALCALDE DE CANDELEDA (ÁVILA)
AYUNTAMIENTO DE CANDELEDA (ÁVILA)

Alcalde y Ayuntamiento de Candeleda (Ávila): suspendan la privatización del Servicio Municipal de Agua

El  Ayuntamiento de Candeleda (PP) ha aprobado a toda prisa y  sin contar con los ciudadanos de Candeleda y El Raso, la privatización del Servicio Municipal de Agua.

 La Plataforma contra la Especulación Urbanística y Ambiental de Candeleda ha presentado de forma rápida más de 2.400 firmas contra esta injusta, desacertada y traicionera decisión (la población de Candeleda y El Raso ronda las 5300 personas).

Es intolerable que las condiciones concedidas a la futura empresa que se quede con el servicio sean tan ventajosas: tendrá 30 años para llenarse los bolsillos con el dinero de todos los candeledanos y raseños sin ofrecer más que una inversión de 500.000 euros.  Cantidad ridícula la establecida pues el Ayuntamiento obtiene actualmente unos 209.000 euros de recaudación anuales. 

Es el momento de sumar apoyos y adhesiones contra estas dictatoriales decisiones, pues el agua es un bien común, un derecho y no una mercancía en manos de unos pocos.

 --Actuemos para defender lo que es nuestro, porque el agua es cosa de todos.--

Firma esta petición y exige al Alcalde y a su equipo de gobierno que paralicen el proceso de adjudicación de la gestión integral del agua a una empresa privada. Que no constituya la Mesa de Contratación sería un éxito y alcanzar una moratoria ya un triunfo parcial, ya que la ciudadanía tiene que opinar y siempre decidir.

Firmando esta petición reclamas un modelo público de gestión del agua, basado en criterios de eficiencia, eficacia y equidad que garanticen preservar el recurso y mantenerlo alejado de los mercantiles intereses comerciales.

NO  A  LA  PRIVATIZACIÓN  DEL  SERVICIO  MUNICIPAL  DE  AGUA  EN CANDELEDA  Y  EN EL RASO (ÁVILA).


Letter to
ALCALDE DE CANDELEDA (ÁVILA)
AYUNTAMIENTO DE CANDELEDA (ÁVILA)
SR. ALCALDE DEL AYUNTAMIENTO DE CANDELEDA.

Le manifiesto mi total rechazo a la decisión de su equipo de gobierno del Ayuntamiento de Candeleda por la que se pretende privatizar el servicio municipal de aguas (abastecimiento, alcantarillado y depuración) por nada más y nada menos que 30 años.

Considero que el agua es un bien común, es un derecho y no una mercancía. Por tanto no se justifica la decisión que pretende tomar ahora el Ayuntamiento, que alega mal estado de las redes e infraestructuras y dice que el sistema es deficitario. Lo ideal para los habitantes de Candeleda es una buena gestión que reinvierta los ingresos en mejoras del servicio, y no entregarlo a empresas privadas cuyo objetivo es simplemente ganar dinero.

El Ayuntamiento de Candeleda obtiene al año unos ingresos de más de 200.000 euros. Por lo tanto no entiendo por qué a la empresa adjudicataria se le exige una inversión de tan sólo 500.000 euros los 5 primeros años. ¿Qué pasará con los siguientes 25 años?

Invertir hoy en agua se convierte en un negocio de alta rentabilidad, gran liquidez y con grandes beneficios, ya que son contratos ejecutados a largo plazo (25-50 años) en los que no se asumen riesgos, puesto que el consumo es siempre seguro y en caso de “desequilibrio económico” es siempre la Administración Pública, y por tanto los ciudadanos, la que asume las compensaciones para la empresa a través de contribuciones especiales, subvenciones y, sobre todo, a través del incremento del precio de las tarifas.

Una decisión de tal calado es motivo más que suficiente para que la pretensión de privatizar el servicio mencionado sea sometida a información pública y a consulta popular, porque además la decisión pretendida supera el mandato temporal de la Corporación Municipal.

En consecuencia y por ello,

• Le traslado mi total apoyo a los vecinos de Candeleda y de El Raso, que a través de su lucha y de la presentación de más de 2.400 firmas ante el Ayuntamiento han dejado clara su postura.

• Le exijo la urgente paralización del procedimiento de adjudicación del contrato.

• Reclamo que su Ayuntamiento sea siempre una institución democrática, transparente y al servicio de los ciudadanos, y por tanto, la decisión de privatizar ese servicio, debe ser sometida, como mínimo, a información pública y a un referéndum popular.