No a la mina de cobre en Touro y O Pino #MinaTouroOPinoNON

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 50.000!


Más de 30 años después del abandono de la anterior explotación, los municipios coruñeses de Touro y O Pino sufren la contaminación por metales pesados y drenaje ácido de la mina. Ahora, una multinacional china pretende instalar en los municipios una nueva megamina para extraer cobre con un proyecto con informes contrarios demoledores y graves consecuencias para la población y la economía. Mientras la Xunta de Galicia calla, el movimiento vecinal contrario al proyecto ha conseguido el apoyo de 140 asociaciones, 33 ayuntamientos, 2 diputaciones, más de 26.000 firmas en papel y una manifestación histórica que recorrión las calles de Santiago de Compostela el pasado 10 de junio. Pero no es sufieciente, NECESITAMOS TU AYUDA PARA SEGUIR LUCHANDO.

¿Cómo afectará la mina a nuestras vidas y a Galicia?

  • Se prevé la creación de una enorme balsa de lodos tóxicos, rodeada por un muro perimetral de hasta 55 metros de altura y casi 3 kilómetros de longitud, con consecuencia de falla muy alta y riesgo permanente para la población. La balsa estaría situada a menos de 200 metros de distancia de zonas habitadas.
  • En caso de rotura y/o filtración, la contaminación tardaría 12 horas en llegar a la ría de Arousa y afectar a los bancos marisqueros y a los polígonos mejilloneros, así como a los 150.000 habitantes de los 13 municipios que consumen agua del río Ulla.
  • Grave afección al Camino de Santiago a su paso por el municipio de O Pino, a sólo 300 metros del área de respecto. Impacto medioambiental, económico, visual, sonoro y paisajístico.
  • En el proceso de separación del cobre se utilizarían compuestos químicos muy peligrosos, alguno de ellos -isopropil etil tiocarbamato- sospechoso de causar cáncer.
  • Se eliminarían 341 hectáreas de masa forestal y 150 de cultivos y vegetación natural que suponen buena parte de la base territorial de explotaciones agropecuarias en activo.
  • La empresa promotora - Cobre San Rafael SL - está compuesta por la actual concesionaria, Explotaciones Gallegas SL, y por la multinacional con sede en Chipre Atalaya Mining, ambas con trayectorias de dudosa reputación. Atalaya figura en los Papeles de Panamá y sus accionistas son responsables de catástrofes como la del Pobro Koala, que acabó con la vida de 100 personas.

Recientemente se han conocido los informes sectoriales que la Xunta de Galicia solicitó a distintos organismos, entre los que podemos destacar los siguientes aspectos:

Según los técnicos, las explotaciones ganaderas “pueden ver afectados tanto el suministro como la calidad del agua por destrucción de los acuíferos y la contaminación química derivada de la disolución química y arrastre de los diferentes compuestos químicos en el agua de lluvia”; “las explosiones y voladuras pueden repercutir en el bienestar animal”; “puede ocasionar una intoxicación por cobre en la ganadería”; a respecto de las voladuras “no se hace una evaluación detallada sobre su impacto en la población”; “no se hace una evaluación de los posibles materiales radioactivos naturales que se pueden encontrar asociados al cobre en la explotación (uranio, torio y radio y productos de su desintegración, como el radón)”.

El informe de Medio Ambiente, de los más contundentes, habla también de “inconcreciones”, “incongruencias”, y de “cuestiones no tratadas que necesitan de una argumentación con base científico-técnica sólida y contrastada” a respecto de la impermeabilización de los residuos peligrosos. Son los datos que utiliza la Plataforma Veciñal Mina Touro – O Pino NON para oponerse al proyecto, pese a las acusaciones, precisamente y paradójicamente, de Cobre San Rafael de hacerlo con “argumentos sin base técnica”. También el Instituto Geológico y Minero de España ha mostrado sus dudas acerca de las previsiones económicas del proyecto que ha calificado de "confusas".

Estos informes se unen a dos sobradamente conocidos, los presentados por la Federación Ecoloxista Galega y la Sociedade Galega de Historia Natural (también por encarga del gobierno autonómico), ambos demoledores. La SGHN ha advertido en su día de que “en el caso de fallar los diques, que rodearían por dos de tres lados la aldea de Arinteiro, a menos de 250 m de distancia de las casas, el estudio reconoce que tendría consecuencias muy altas en cuanto a la pérdida de vidas humanas, daños al medio ambiente y pérdidas económicas, y eso sin haber analizado los efectos sobre la ZEC Sistema Fluvial Ulla-Deza, las especies amenazadas, la riqueza pesquera y marisquera de la ría de Arousa y el Humedal Ramsar Complexo Intemareal Umia-Grove-Carreirón”, entre otras muchas críticas.



Hoy: Plataforma Vecinal Mina Touro - O Pino NON cuenta con tu ayuda

Plataforma Vecinal Mina Touro - O Pino NON necesita tu ayuda con esta petición «Alberto Núñez Feijoó: No a la mina de cobre en Touro y O Pino #MinaTouroOPinoNON». Únete a Plataforma Vecinal Mina Touro - O Pino NON y 35.375 personas que ya han firmado.