Petición cerrada

¡Que no impidan a un particular seguir protegiendo a gatos abandonados y maltratados!

Esta petición ha conseguido 3.302 firmas


El pasado 10 de agosto se ha dado curso en el Negociado de Protección Animal del Ayuntamiento de l’Hospitalet de Llobregat (provincia de Barcelona) a una queja con requerimiento presentada por un vecino contra Ana Fernández de Castillo, de la Asociación ADAGATS para la protección de gatos abandonados o maltratados. Su piso es un refugio que vienen funcionando desde hace cuatro años para esos pobres animales, que, de otro modo, no tendrían ninguna esperanza de salir adelante. Muchos han sido los gatos que en este lapso han sido felizmente adoptados y han tenido su oportunidad de tener una vida mejor. Hasta ahora no había habido problemas y recién ahora, al cabo de esos cuatro años, alguien va y se queja, entre otras cosas, de mal olor proveniente del piso de Ana. Hay que decir, para empezar, que dicho mal olor proviene del nulo mantenimiento de unos bajantes de aguas residuales que ya tuvo desperfectos en el pasado y que precisamente afectaron al piso de Ana por ser éste un bajo. Por otra parte, los gatos –que no llegan ni con mucho a la veintena– tienen sus literas sanitarias suficientes, que son cambiadas frecuentemente y, aunque no se puede evitar el olor, éste se limita al domicilio de la interesada. Ahora se le da un plazo de un par de semanas a Ana para reubicar a los gatos que no sean personalmente suyos (éstos son cinco) porque su piso no está homologado como refugio animal. Obviamente, reubicar unos doce animales de compañía no es cosa nada fácil, sino que requiere paciencia por parte de la responsable y seriedad por parte del adoptante/acogedor. Vaya por delante que los gatos asistidos por Ana son debidamente visitados, desparasitados, vacunados, chipados y esterilizados por el veterinario, aparte de mantenidos con comida y medicamentos, en todo lo cual invierte ella una buena parte de su peculio personal, y algunas donaciones que recibe, así como la cuota única que pagan los eventuales adoptantes y que es módica (140 euros) considerando que incluye todos los servicios veterinarios antes enumerados así como la inscripción en el registro de animales correspondiente. Ahora todo esto se considera que no está homologado y no se le dan muchas salidas a Ana. Resulta entonces que a la loable acción altruista de una persona, gracias a la cual se da una oportunidad al menos a una mínima parte de los gatos que sufren abandono y maltratos (que son legión), en lugar de ser estimulada, apoyada y subvencionada por la autoridad competente, se le ponen objeciones y cortapisas. Se subvencionan a veces actividades sedicentes que no se sabe qué aportan a la comunidad y a quien realmente hace algo positivo (a costa propia), se le pretende impedir y estorbar por una denuncia sin mayor asidero. ¡Cuántas veces hemos visto denuncias contra vecinos con síndrome de Diógenes, que organizan saraos nocturnos en sus pisos molestando a los demás, que se ponen a hacer bricolaje ruidoso en horas de descanso, que se emborrachan y montan escándalos y la guardia urbana en la mayoría de los casos no puede hacer nada! Y en cambio, la autoridad se ceba en quien realiza algo digno de alabanza y de emulación. Hablamos en general, no prejuzgamos la buena voluntad del Ayuntamiento de L'Hospitalet de Llobregat y presumimos que el Negociado de Animales tiene un genuino interés por el bienestar de éstos.

ASÍ PUES, PEDIMOS LOS FIRMANTES A QUIEN CORRESPONDA QUE DEJEN CONTINUAR A ANA FERNÁNDEZ DE CASTILLO PACÍFICAMENTE CON SU ACTIVIDAD EN FAVOR DE LOS GATOS ABANDONADOS O MALTRATADOS Y QUE, SI SE HA DE HOMOLOGAR ALGO, QUE DEN LAS FACILIDADES Y LAS AYUDAS NECESARIAS. ESAS POBRES CRIATURAS NO PUEDEN SER ABANDONADAS A SU SUERTE.

¡Firmen esta petición y difundan, por favor!



Hoy: Rodolfo cuenta con tu ayuda

Rodolfo Vargas Rubio necesita tu ayuda con esta petición «AJUNTAMENT DE L’HOSPITALET DE LLOBREGAT - NEGOCIAT DE PROTECCIÓ ANIMAL: ¡Que no impidan a un particular seguir protegiendo a gatos abandonados y maltratados!». Únete a Rodolfo y 3.301 personas que ya han firmado.