El libro es un valor cultural de las personas que potencia la capacidad de pensar.

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 200!


El libro es un bien de la comunidad que garantiza la libre circulación de las ideas, el pensamiento y la creatividad para el que se deben crear las condiciones propicias para la producción y difusión en el plano local e internacional adecuándolos a una estrategia política de difusión y promoción de la cultura de las ciudades y pueblos.

La diversidad cultural amplía las posibilidades de elección personal y es una fuente desarrollo en términos económicos, intelectuales, afectivos y éticos.

La literatura forma parte del patrimonio humano que en todas sus formas, debe ser reservado, realzado y transmitido a las generaciones futuras como testimonio de la experiencia y de las aspiraciones humanas.

El mundo editorial forma parte de los bienes de la diversidad en la oferta creativa, con un justo reconocimiento de los derechos de autor.

MANIFIESTO CIUDADANO DEL LIBRO

Artículo 1 – La lectura
La lectura mejora las relaciones humanas, enriqueciendo los contactos personales, facilita el desarrollo de las habilidades sociales al mejorar la comunicación y la comprensión de otras mentalidades y al explorar el universo presentado por los diferentes autores. La lectura da facilidad para exponer el propio pensamiento y posibilita la capacidad de pensar.

Artículo 2 – La diversidad cultural, patrimonio común de la humanidad
La cultura adquiere formas diversas a través del tiempo y del espacio. Esta diversidad se manifiesta en la originalidad y la pluralidad de las identidades que caracterizan a los grupos y las sociedades que componen la humanidad. La diversidad cultural constituye el patrimonio común de la humanidad y debe ser reconocida y consolidada en beneficio de las generaciones presentes y futuras como fuente esencial del pluralismo cultural. La diversidad cultural amplía las posibilidades de elección personal y es una fuente desarrollo en términos económicos, intelectuales, afectivos y éticos.

Artículo 3 – El patrimonio cultural, fuente de la creatividad
La literatura forma parte del patrimonio humano que en todas sus formas, debe ser reservado, realzado y transmitido a las generaciones futuras como testimonio de la experiencia y de las aspiraciones humanas, a fin de nutrir la creatividad en toda su diversidad e inspirar un verdadero diálogo entre las culturas.

Artículo 4– El libro como un bien de consumo relevante.
El mundo editorial forma parte de los bienes de la diversidad en la oferta creativa, con un justo reconocimiento de los derechos de autor que son portadores de identidad, de valores y sentido, que conllevan a ser considerados bienes de consumo de carácter significativo para las personas.

Artículo 5 – El libro como catalizadoras de la creatividad

El libro es un bien de la comunidad que garantiza la libre circulación de las ideas, el pensamiento y la creatividad para el que se deben crear las condiciones propicias para la producción y difusión en el plano local e internacional adecuándolos a una estrategia política de difusión y promoción de la cultura de las ciudades y pueblos.

 A partir de esta declaración, la ciudadanía de Alicante propone:


1. La lectura es fundamental para el desarrollo de la infancia en lo lingüístico, cognitivo, emocional y lúdico que fortalece los lazos familiares y con el entorno. Dado que actúa sobre la formación de la personalidad, es fuente de recreación y de disfrute que permanecerá a lo largo de la vida es necesario impulsar programas públicos que atiendan a esta necesidad social de la totalidad ciudadana.


2. Proteger el patrimonio lingüístico de la humanidad y apoyar la expresión, la creación y la difusión en el mayor número posible de lenguas, defendiendo expresamente la creación en lenguas minorizadas en defensa de las distintas maneras de ver el mundo y de comunicarse que constituyen universos de pensamiento por descubrir.


3. Fomentar la diversidad lingüística en todos los niveles de enseñanza así como estimular el aprendizaje de idiomas por las personas gracias al papel del libro en esta materia.

4. La lectura permite conseguir unas personas, hombres y mujeres, mejor formadas, más críticos y con mayores habilidades y competencias para enfrentarse a los cambios del futuro de la actual Sociedad de la Información que se transforma en Conocimiento.

5. Fomentar la “alfabetización digital” y acrecentar el dominio de las nuevas tecnologías de la información y de la comunicación, nuevas plataformas para la lectura del libro electrónico en el ciberespacio fomentando también el acceso gratuito a la creaciones e información que pertenezca al dominio público.

6. Promover a través de la industria editorial al patrimonio oral e inmaterial y sistemas de conocimiento tradicionales como plena defensa de los valores y tradiciones del ser humano que ayuden a preparar el porvenir.


7. Es necesario apoyar la movilidad de autores y autoras para el desarrollo de programas y actividades conjuntas que ayuden a la promoción de la lectura así como cooperar con los agentes del sector como canalizadores de estos bienes como son las bibliotecas, librerías, distribuidoras y otros agentes.

8. Garantizar la protección del derecho de autor (y autora) con miras a fomentar el desarrollo de la creatividad contemporánea y una remuneración justa de la labor creativa, defendiendo al mismo tiempo el derecho público de acceso a la cultura.


9. Defender la contribución que el sector privado puede aportar al desarrollo de la cultura ciudadana del libro, facilitando la creación de espacios de diálogo entre el sector público y el privado.



Hoy: Eléctrico cuenta con tu ayuda

Eléctrico Romance necesita tu ayuda con esta petición «Administraciones Públicas de España: El libro es un valor cultural de las personas que potencia la capacidad de pensar.». Únete a Eléctrico y 193 personas que ya han firmado.