Victoria

Justicia para Nanou y Lulú

¡La petición ha conseguido su objetivo gracias a 6.589 firmas!


Municipio de Alcaucin, Málaga : Ahorcamiento de la galga de una animalista, con manipulación de cuerpo y puesta en escena, como represalias por haber puesto una denuncia contra un cazador, cuyos perros habían matado a otra perra de la misma animalista. Hechos agravados por posibles amenazas, posible acoso y posibles irregularidades a nivel de las actuaciones de las autoridades competentes implicadas en el caso. Texto explicativo (carta facilitada a FADEA por una amiga de la dueña de Nanou y de Lulú). A finales de noviembre 2015, se escaparon de la finca de una animalista francesa residente en el municipio malagueño de Alcaucin dos galgas. Al no aparecer las galgas su dueña empezó rápidamente a buscarlas primero alrededor de su finca y conforme seguían desaparecidas abriendo el terreno de búsqueda cada vez más. Puso carteles por toda la zona ofreciendo una recompensa de 600 euros entre las dos galgas, pasó días y noches enteras llamando sus nombres por los montes de la zona, buscando y rebuscando hasta en los más improbables sitios...sin éxito. Mientras tanto se empezaron a escuchar rumores por el pueblo de que "las habían matado"... a la vez que recibía llamadas diciéndole que se había visto a una u a otra en tal sitio. Mientras mi amiga y dueña de las galgas prefirió ignorar los rumores, no pudo escapar de las llamadas...la última de las cuales acabó con un grupo de hombres riéndose a carcajadas, diciendo algo acerca de las manchas que una de sus galgas tenía en el pecho (detalle que no aparecía en los carteles...). Poco antes de esta llamada mi amiga había sufrido el primer golpe duro de esta triste historia...En la misma puerta de su finca: un grupo suelto de perros de caza, mezclados, según testigos, con otros perros PPP, atacaron y mataron salvajemente a una perra suya, Lulú, delante del coche de una persona que no pudo hacer nada más que servir luego de testigo. El dueño de los perros reconoció en el momento que los perros eran suyos...aunque luego hubieron discrepancias en cuanto a número y razas cuando se trató de declarar ante la Guardia Civil... por lo que mi amiga sabía quién denunciar y dejó claro que lo iba a hacer. También al dueño de los perros se le escuchó decir en un bar, que él no estaba de acuerdo con "lo que estaban haciendo los del coto"...misteriosa declaración que luego llegó a cobrar pleno sentido. Ese mismo día un miembro del Seprona de Velez Málaga dijo a mi amiga que en caso de cualquier problema similar se pusiera ella en contacto con ellos y que por supuesto pusiera denuncia... Tan claro quedó el tema de la denuncia que al día siguiente (un domingo) se presentaron a la finca de mi amiga, el presidente del coto de caza cercano, acompañado de otra persona, dueño de un bar de Puente Don Manuel, lugar de predilección de los cazadores de la zona, y del alcalde de Alcaucin. El propósito de la visita dominguera no era presentar excusas en nombre del colectivo local de los cazadores, sino de SUPUESTAMENTE INTENTAR SOBORNAR a mi amiga para que no pusiera denuncia. Curiosamente, el hombre conocía palabra por palabra la declaración que había hecho la persona que cuida de la finca de mi amiga a la Guardia Civil el día anterior...Esta visita acabó en PRESUNTAS AMENAZAS hacía mi amiga y su ayudante. Aquel día mi amiga le dijo a ese hombre que fue un miembro del Seprona quien le había aconsejado denunciar, lo que le pareció sorprender enormemente, como si hubiese sido él el mismísimo jefe del Seprona. Quedó claro que alguien del Seprona había querido ayudar a mi amiga... fuera del círculo conocido por el padrino local. Al día siguiente mi amiga fue a denunciar la muerte de su perra Lulú y mencionó la visita de aquellos hombres, con nombres y apellidos, así que quedó registrado en dicha denuncia. Lo que también queda registrado, en el historial de llamadas, son varias llamadas telefónicas a mi amiga (una con número oculto) cada cual más sospechosa, apuntando a que algunos y alguna estaban 'jugando' con ella... Una de estas llamadas fue realizada por una belga, conocida de mi amiga e íntima amiga del presidente del coto de caza, hablándole en español a mi amiga, cuando de siempre le había hablado en francés, y pareciendo estar leyendo o recitando un texto previamente preparado. En esta 'llamada/texto' le dijo que había visto a su galga, muerta, delante de un restaurante muy grande y muy transitado del pueblo. También le preguntó a mi amiga si su galga tenía manchas en el pecho. Por este detalle (que ya dijimos que NO aparecía en los carteles de búsqueda) mi amiga pensó que podía ser su galga y para asegurarse aún más, y no estando ella por la zona en aquel momento, mandó a la chica que cuidaba de su finca, a casa de la belga, con varias fotos de su galga Nanou. La belga la reconoció formalmente. A continuación la chica fue al lugar indicado einspeccionó minuciosamente toda la zona del restaurante....para nada. Al día siguiente le preguntó el dueño del restaurante, que la había visto buscar, qué es lo que estaba haciendo allí y al enterarse que estaba buscando el cuerpo de una galga muerta (que no pasa desapercibido delante de un restaurante....) le dijo que no había habido allí nunca ningún cuerpo y que claramente de haberlo habido lo habría visto él. Otro detalle curioso y demostrable, fue que la Belga dijo a la chica que había llamado muchas veces a mi amiga para decirle lo del cuerpo de galga (al verse preguntada porque no había llamado al poco tiempo de haber visto el cuerpo...) pero en el teléfono de mi amiga sólo aparece la llamada que respondió... A eso nos referimos con que se estuvo 'jugando' con ella y con el dolor de no saber nada de sus galgas... Y un mal día...a las dos semanas de haber puesto la denuncia por la muerte de Lulú, dos hombres se digirieron a mi amiga para decirle que habían encontrado a una de sus galgas (la que habían descrito en las llamadas telefónicas) ahorcada en un olivo detrás de su casa, en el terreno colindante, insistiendo que la quitase lo antes posible porque el olor resultaba molesto y pudiera causar problemas con el dueño de la finca correspondiente. En aquel momento la labor de mi amiga como animalista dio un giro importante. Lo que se encontró debajo de aquel olivo, y el posterior análisis de lo ocurrido con su galga Nanou por el veterinario que la había atendido hasta entonces, la dejó marcada para siempre. Según el veterinario que tuvo que hacer un informe para la posterior denuncia de los hechos, la galga de mi amiga no murió en aquel árbol y el tipo de descomposición indicaba que había sido congelada... por lo que el veterinario indicó en su informe, y en el momento a la Guardia Civil presente, que aparte de asesinato había habido también MANIPULACIÓN para una PUESTA EN ESCENA, propia de REPRESALIAS. Aquel horroroso día mi amiga hizo venir también al macabro lugar el alcalde de Alcaucin para que viera con sus propios ojos de que eran capaces algunas personas de su pueblo y pidió a la Guardia Civil que llamasen al Seprona, ya que claramente era un caso de su competencia, y además les informó de que el día de la muerte de Lulú un miembro del mismo Seprona le había dicho de ponerse en contacto con ella si pasara cualquier cosa (desafortunadamente sin dejarle un número privado al cual llamar). La respuesta de la Guardia Civil fue que no había patrulla del Seprona disponible porque estaban ocupados en un caso en otro sitio. Una vez más, el oficial de la Guardia Civil que atendió a mi amiga quedó sorprendido al escuchar que alguien del Seprona le hubiese dicho a amiga de llamarle directamente, la misma reacción que había tenido el presidente del coto el día que vino a la finca para presuntamente amenazar si denunciaba. A mi amiga le llamó esto la atención....como si ambos hubiesen tenido control de lo que hace o no Seprona en estos casos... También llama la atención que a pesar de tratarse de una mujer sola, supuestamente amenazada por el presidente de un coto de caza lo único que se le ocurrió preguntar al agente de la Guardia Civil de turno fue si ella había tenido problemas con alguien, a lo cual mi amiga respondió que en varios ocasiones había tenido problemas con un vecino, cosa que pudiese haber confirmado el Alcalde entonces presente. Pero nadie quiso preguntar ni confirmar nada más, solo insistir en que mi amiga retirase el cuerpo lo antes posible (sin visita previa del Seprona) y que de esto se tenía que encargar ella misma.... mientras yo insistía para que no se retirase antes de haber hablado con un abogado y que hubiese venido Seprona.... Al levantarse por la mañana siguiente (estando yo de testigo, desde la noche anterior) mi amiga llamó al Seprona de Málaga, explicando que no conseguía que la Guardia Civil correspondiente a su zona le mandase una patrulla y dijeron que le mandaban una patrulla desde Nerja. Al poco tiempo, mientras estábamos esperando la patrulla, temiendo que el cuerpo fuese retirado por quienes lo habían puesto allí o por el dueño del terreno dónde se encontraba, llamó un agente de la Guardia Civil de Periana para decirle a mi amiga que no esperara más a la patrulla ya que ellos (la Guardia Civil) le habían dicho (a la patrulla del Seprona) que no era necesario venir visto que YA HABÍAN HECHO EL TRABAJO (algunas fotos del cuerpo, ninguna de los alrededores dónde el mismo veterinario había notado la presencia de sangre y pelo que indicaban que el cuerpo había sido arrastrado; ninguna foto permitiendo ver bien de cerca las dos cuerdas que se encontraban alrededor del cuello de la galga... De hecho, cuando mi amiga puso la denuncia hasta le pidieron las fotos que había hecho ella...). Nos queda la suposición del veterinario: una cuerda para ahorcar, la otra para mover el cuerpo.... El día siguiente mi amiga fue a poner la correspondiente denuncia en el cuartel de la Guardia Civil de Periana. Aprovechó para preguntar cómo iba la investigación del caso de Lulú.. y respondieron que no se preocupara, que estaban haciendo su trabajo... Mientras tanto el cuerpo seguía allí y había quedado claro que el Seprona no vendría....y la única respuesta del Ayuntamiento de Alcaucin a lo ocurrido fue publicar en su página de Facebook una 'invitación' a los autores del crimen, a que se marchasen de su pueblo...: https://m.facebook.com/241902292494855/photos/a.242198975798520.70359.241902292494855/1094523917232684/?type=3&theater Paralemente, asesoradas por FADEA (Federación Andaluza Defensa Animal) se pidió al veterinario que viniese a retirar el cuerpo y que lo conservará para que estuviese disponible para futuras investigaciones y necropsia oficial dado que la fuerza instructora no hizo nada al respecto aun siendo consciente de que se había cometido una acción delictiva. A la hora de redactar esto, el Seprona sigue sin haberse puesto en contacto con mi amiga. Tampoco recibió ningún mensaje de apoyo u oferta de ayuda por parte del Ayuntamiento de Alcaucin. Por otra parte, desde que ocurrieron estos hechos, varias personas le han advertido que la persona que vino supuestamente a amenazarla en su propia finca es un personaje reconocido que puede resultarcomo prepotente y peligroso, lo que explica, pero no excusa, que no haya habido ninguna colaboración ciudadana a la hora de dejarle saber lo que realmente pasó con sus galgas. En consecuencia no ha tenido ella otro remedio que huir del pueblo de Alcaucin y por mi parte esperar a que lo haya hecho para poder lanzar esta petición, temiendo ambas por su seguridad. Por todo lo anteriormente expuesto SOLICITAMOS: APERTURA DE UNA INVESTIGACIÓN POR EL CUERPO COMPETENTE para determinar si las actuaciones de los cuerpos implicados han sido las correctas (Ayuntamiento, Policía Local, Guardia Civil, Seprona) CONDENA MÁXIMA POR DELITOS MUY GRAVES una vez determinada la identidad o identidades del autor o autores de un CRIMEN AGRAVADO POR ACOSO (telefónico y presencial) Y MANIPULACIÓN DE CUERPO


Hoy: Corinne Bonnet cuenta con tu ayuda

Corinne Bonnet necesita tu ayuda con esta petición «ADMININISTRACIÓN DE "JUSTICIA E INTERIOR", "ADMINISTRACIÓN PÚBLICA" y "FUERZA INSTRUCTORA ": Justicia para Nanou y Lulú». Únete a Corinne Bonnet y 6.588 personas que ya han firmado.