Petitioning Ministra de Sanidad y Seguridad Social Ana Mato

Acreditación de centros de referencia para las enfermedades raras ¡ya!

2,800
Supporters

Porque los afectados por las enfermedades raras están sufriendo las secuelas del desconocimiento de la enfermedad, retrasos diagnósticos, invalideces y muerte prematura, aun cuando hay médicos en nuestro país que podrían darles una óptima atención sanitaria.

Letter to
Ministra de Sanidad y Seguridad Social Ana Mato
Señora Ministra:
Pese a que en el año 2009 se aprobó la Estrategia Nacional para las Enfermedades Raras y con ello se reconoció la necesidad de acreditar centros de referencia para estas patologías, hasta la fecha el Ministerio de Sanidad no ha aprobado ni un solo centro de referencia para estas enfermedades. Queremos que se nos atienda con las mismas garantías que cuando sufrimos una enfermedad frecuente. Nuestra legislación así lo ha recogido, y sin embargo, sigue sin cumplirse.
Nos morimos poco a poco. Nos quedamos ciegos, parapléjicos, tetrapléjicos, nos desangramos… nos quedamos con graves secuelas de por vida, porque nuestra comunidad autónoma no autoriza la derivación a un centro donde hay reconocida experiencia en nuestra enfermedad y porque el Ministerio lleva años de retraso en el reconocimiento y acreditación de centros de referencia para las enfermedades raras. Esto lleva pasando demasiados años, pese a que la legislación en vigor ampara nuestra petición.
Si ya de por sí nuestras enfermedades nos causan discapacidades e incluso muerte prematura, muchas son hereditarias, por lo que conocemos de cerca los desastrosos resultados de un mal seguimiento y tratamiento por médicos que no están familiarizados con la enfermedad. Como podemos demostrar por los informes de autopsia y las publicaciones médicas, resulta imprescindible la atención por médicos de los que sea notoriamente conocida su especialización y experiencia en estas enfermedades, con el fin de garantizar la calidad, seguridad y eficiencia asistenciales.
Esto ya lo hemos pedido en varias ocasiones a los Consejeros de Sanidad de las Comunidades Autónomas, sin que la mayoría se haya dignado ni siquiera responder a nuestra justa petición. Nuestra vida y la de nuestros hijos están en juego.

Le rogamos que el año 2013, Año Español de las Enfermedades Raras, nos haga el mayor regalo de nuestras vidas, la acreditación de los centros y médicos de referencia que ya hemos propuesto en varias ocasiones, tanto desde FEDER como desde las propias asociaciones. Nuestras vidas están ahora en sus manos, señora Ministra.