Petition Closed

El 1º de diciembre de 2012, personas de diversos sectores de la sociedad se manifestaron en las calles de la Ciudad de México en contra de la toma de protesta de Enrique Peña Nieto como presidente de México por considerarla ilegítima. Durante y después de dicha manifestación ocurrieron graves violaciones a los derechos humanos en contra de manifestantes y otras personas que transitaban por ahí, en su mayoría jóvenes.

Tanto organizaciones de la sociedad civil, como la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), han documentado estas violaciones a derechos humanos, que van desde detenciones arbitrarias, tortura, uso indebido y desproporcionado de la fuerza y violaciones al debido proceso, entre otras, cuando el Artículo 1º Constitucional establece claramente que toda autoridad debe promover, respetar, proteger y garantizar los derechos humanos.

Estos hechos configuran un esquema de criminalización judicial de la protesta social que tiene como consecuencia, y probablemente como finalidad, limitar la acción política social, con especial énfasis en las y los jóvenes, lo cual además configura un escenario de discriminación y de clara vulnerabilidad a la vigencia de los derechos y con ello al Estado de derecho democrático.

Frente a la gravedad de estos hechos y con el propósito de que no se mantengan en la impunidad ni se repitan, la CDHDF ha emitido la Recomendación 07/2013.

Ante ello exigimos que se acepte en su totalidad la Recomendación 07/2013 de la CDHDF ello con el fin de no repetir los hechos sucedidos.

Letter to
Secretaría de Seguridad Pública Jesús Rodríguez Almeida
Procuraduría General de Justicia Rodolfo Fernando Ríos Garza
Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal Edgar Elías
and 2 others
Titular de la Secretaría de Gobierno DF Héctor Serrano Cortés
Jefe de Gobierno del Distrito Federal Miguel Angel Mancera
El 1º de diciembre de 2012, personas de diversos sectores de la sociedad se manifestaron en las calles de la Ciudad de México en contra de la toma de protesta de Enrique Peña Nieto como presidente de México por considerarla ilegítima. Durante y después de dicha manifestación ocurrieron graves violaciones a los derechos humanos en contra de manifestantes y otras personas que transitaban por ahí, en su mayoría jóvenes.

Tanto organizaciones de la sociedad civil, como la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), han documentado estas violaciones a derechos humanos, que van desde detenciones arbitrarias, tortura, uso indebido y desproporcionado de la fuerza y violaciones al debido proceso, entre otras, cuando el Artículo 1º Constitucional establece claramente que toda autoridad debe promover, respetar, proteger y garantizar los derechos humanos.

Estos hechos configuran un esquema de criminalización judicial de la protesta social que tiene como consecuencia, y probablemente como finalidad, limitar la acción política social, con especial énfasis en las y los jóvenes, lo cual además configura un escenario de discriminación y de clara vulnerabilidad a la vigencia de los derechos y con ello al Estado de derecho democrático.

Frente a la gravedad de estos hechos y con el propósito de que no se mantengan en la impunidad ni se repitan, la CDHDF ha emitido la Recomendación 07/2013.

Ante ello exigimos que se acepte en su totalidad la Recomendación 07/2013 de la CDHDF ello con el fin de no repetir los hechos sucedidos.