No más ampliaciones: por el cierre del vertedero de Nerva

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 7.500!


La empresa gestora del vertedero de residuos peligrosos y no peligrosos de Nerva, Ditecsa, ha solicitado autorización ambiental a la Junta de Andalucía para llevar a cabo lo que denomina un "proyecto básico de mejora".

Este proyecto en realidad consiste en una ampliación del volumen de residuos enterrados, de los años que estará en funcionamiento (¡hasta 2032!) y de las actividades de negocio con los residuos, abriendo la vía a la incineración de residuos.

Nos oponemos a este proyecto porque:

1. El vertedero se ha convertido en negocio y en foco de atracción de residuos, está sobrepasado en un 300% y llegan residuos incluso de otros países de la Unión Europea como Portugal, Italia, Malta y Francia. 

2. Las empresas han desarrollado una gestión deficiente de los residuos peligrosos durante 22 años de funcionamiento, con incendios, vertidos al Río Tinto, polvaredas, humos, accidentes y vertidos en carreteras y numerosas denuncias.

3. La empresa recoge en este "proyecto de mejora” nuevas actividades consistentes en transformar residuos en combustible para cementeras, producir “tecnosuelos” y tratar residuos líquidos, reconociendo que van a contaminar más y a consumir más agua y energía. A todas luces, es un proyecto perjudicial para Nerva y, en general, para la Cuenca Minera, que además alteraría los ecosistemas del Río Tinto, truncando la posibilidad de que sea reconocido como Patrimonio de la Humanidad.

4. Es inadmisible torcer los principios de la Economía Circular pretendiendo justificar la ampliación de este vertedero, que requiere ya su cierre, clausura y restauración. Es más, los principios rectores de la Estrategia Española de Economía Circular avalan su clausura definitiva.

Tu apoyo y tu firma son importantes para pedir desde la ciudadanía a la Junta y al Ayuntamiento que no sea ampliado nuevamente el vertedero de residuos peligrosos y no peligrosos de Nerva, lograr su clausura definitiva y proteger el excepcional Río Tinto.