Homenaje a las mujeres activistas en la Gran Vía de Madrid #NosotrasJuntas

El mural #NosotrasJuntas, situado en la Gran Vía, 35 de Madrid, realizado por Spok Brillor en colaboración con Change.org

Con motivo del 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, Change.org España ha a creado un mural gigante en pleno centro de Madrid, en el número 35 de Gran Vía, para rendir homenaje a aquellas mujeres que lideran diferentes iniciativas ciudadanas. El artista madrileño Spok Brillor, conocido por sus piezas de street art, ha pintado en directo durante cinco días, los retratos de cuatro mujeres cuyo activismo es un ejemplo para miles de personas en toda España.

Las mujeres están liderando en change.org campañas en las que se pone de manifiesto su capacidad para resistir, inspirar y unir a la gente, por eso el lema de la campaña es #NosotrasJuntas. Aquí os presentamos a las cuatro protagonistas de #NosotrasJuntas.

María de la Fuente, creadora de la campaña #OcientíficaOmadre para que no se penalice a las mujeres en su carrera científica. A principios del año 2018 María de la Fuente, directora de la unidad de Nano-oncología del Instituto de Investigación Sanitario de Santiago de Compostela, abrió una petición para exigir una solución contra la discriminación por género que se produce en el ámbito científico. Después de más de un año de lucha, María ha conseguido que el Gobierno apruebe la “Acción Estratégica de Salud 2019”, que incorpora medidas para que los periodos de interrupción por embarazo o baja de maternidad de las investigadoras no sean tenidos en cuenta a la hora de evaluar sus méritos. Un gran paso adelante para miles de investigadoras.

Silvia González, promotora de la campaña para que los perros de protección a víctimas de violencia machista puedan acceder a lugares públicos. “Me llamo Silvia y llevo la mitad de mi vida sufriendo maltrato físico y psicológico por parte de mi ex pareja. Las palizas empezaron cuando tenía 18 años, y a eso le siguieron insultos, humillaciones, quemaduras por todo el cuerpo y violaciones, entre otros muchos infiernos imposibles de olvidar”. Así inicia Silvia su petición en Change.org, en la que solicita al gobierno de Navarra que su perra de protección, Sugi, sea considerada legalmente como perro de asistencia. Silvia ha conseguido que el Gobierno de Navarra apruebe un plan piloto con ella y su perra para estudiar la eficacia de los perros de ayuda a mujeres víctimas de maltrato.

Sobre sus expectativas en torno al 8M, Silvia afirma “Espero que las instituciones nos dejen vivir para que llegue un día que pueda ser una mujer libre”. Silvia se refiere al día en el que pueda entrar en cualquier espacio público con un “pequeña escolta de cuatro patas”.

Rafaela Pimentel es una de las líderes del movimiento “Territorio doméstico”. “Me llamo Rafaela y he trabajado más de 44.000 horas en mis 25 años como trabajadora del hogar”, cuenta Rafaela en su petición para que España ratifique el convenio 189 de la OIT para que se reconozca el valor social y económico del trabajo doméstico. Ella es un ejemplo para miles de mujeres y su lucha está suponiendo un paso definitivo para un colectivo, trabajadoras del hogar y cuidadoras, que tendrá un gran protagonismo en las movilizaciones del 8M.

Rafaela afirma que, de cara al 8M. “Nosotras seguimos luchando por la ratificación del convenio 189 de la OIT. Hemos logrado que esté en la agenda feminista. Lo más importante es que se reconozca el trabajo de las mujeres cuidadoras y que se hagan políticas públicas de apoyo al colectivo”. 

Rafaela Pimentel. Foto: El Mundo/Antonio Heredia

Paloma Pastor. En 2011 su vida cambió radicalmente cuando un accidente dejó a su hijo Mahesh con un daño cerebral severo. Paloma descubrió entonces que el sistema público de salud no cubre la rehabilitación de niños entre 6 y 16 años. Aquello le indignó profundamente y en 2014 inició una campaña que hoy todavía sigue liderando y a través de la que se han conseguido diferentes victorias, como que el Hospital Niño Jesús de Madrid sí incluya este servicio de neurorehabilitación. Paloma está a punto de publicar su primer libro, “Los años del monzón” y desde su Fundación asesora a decenas de familias en su misma situación.

Paloma, como mujer cuidadora de personas con discapacidad, recuerda que “estas personas dependientes son cuidadas de forma mayoritaria por mujeres, por esposas, por madres, hermanas o por hijas; que informalmente sin contrato, salario o reconocimiento dedican gran parte de su tiempo al cuidado de un familiar con discapacidad. ¿Por qué esto es así? ¿Es algo cultural? Son muchos los factores que influyen: el salario de la mujer es inferior – por tanto se puede prescindir de él y dedicarse a cuidar -, también la sociedad parece que tolera mal que la mujer ante una necesidad de cuidado de alguien no lo haga o anteponga su vida profesional. El 8 de marzo es el día de todas nosotras y aún más de las mujeres cuidadoras”. 

Paloma, en el centro sosteniendo una caja, rodeada de diversos amigos

Esta es una intervención única en el entorno de la Gran Vía, que por primera vez acoge una pieza de street art de estas dimensiones y con un mensaje social en víspera de las movilizaciones del 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer. En el proyecto colabora Ink and Movement, la empresa con la que trabaja Spok. También damos las gracias a la Fundación Montemadrid por la cesión temporal del espacio.