Yo, cuando sea mayor,quiero ser Defensor del Pueblo.

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 500!


Desde el pasado mes de Julio del 2017 que dimitió la anterior Defensora del Pueblo, la Sra. Soledad Becerril, siendo sustituida, en funciones, por su segundo de abordo, el Sr. Fernández Marugán. Un viejo político que en mi opinión personal, la persona más inadecuada para ocupar este cargo tan importante que aunque no lo parezca, se encarga de defender los derechos más inalienables,-Los fundamentales-, contemplados en nuestra Constitución. A pesar de ello, el Gobierno y a la postre todos los políticos que nos representan, se las trae "al pairo", que esté, este Señor u otro en el cargo, pues han pasado ya medio año y sigue el Sr. Marugán en el cargo de Defensor del Pueblo, en funciones, cual "reyezuelo en Ínsula Barataria", pasándolo "pipa".-¡¡Una desfachatez y más tratándose de este personaje!!-. Con él, se une a toda una retahíla de políticos ocupando dicho importante cargo desde que empezó está Democracia.   Políticos llamados en la jerga al uso, “Jarrones Chinos”; porque en su partido,“no saben dónde ponerlo para que no estorbe o no se rompa”. Empezó con el Sr. Ruiz-Jiménez, después Álvarez-Miranda, Enrique Múgica, entre otros.          La misión del Defensor del Pueblo es defender los derechos y las libertades de los Ciudadanos ante las tropelías de la Administración Pública; sería algo así como un “Atención al Cliente”, del Estado. Se imaginan ustedes, con la que está cayendo en este país estos últimos años, lo relevante e importante que sería esta figura en la vida pública de esta sociedad. ¿Han oído ustedes hablar, últimamente, de esta entidad? ¿Saben ustedes algo de quién ocupa el cargo de Defensor del Pueblo actualmente?; probablemente pocos podríamos hablar de ello; solo los que alguna vez hemos intentado contactar con ella; pero, lastimosamente, algunos(este es mi caso), nos hemos dado con la puerta en las narices. Si no, analicen ustedes estas estadísticas: En el año 2017 el Defensor del Pueblo  recibió cerca de 25,000 casos; 14,000 de forma individual ¿Saben cuántos ha resuelto?, ¡SOLO 760 CASOS!, no resuelve, ¡Ni un 10% de lo reclamado! Si esto fuera el índice de audiencia de un programa de televisión; a la semana ya lo habrían quitado. Está realidad nos habla, o de que los españoles nos quejamos demasiado o de que el Defensor del Pueblo, no hace lo suficiente, a mi entender. Porque, ¡Ojo!, que la figura del Defensor del Pueblo goza de Inviolabilidad, no puede ser detenido, no recibe instrucciones de autoridad alguna, desempeña sus funciones con plena autonomía; puede actuar de oficio, sin que nadie se lo solicite; cuenta con facultades inspectoras y de investigación, que incluyen la obligación legal de todo poder público de prestarle, con carácter preferente urgente, la colaboración que precise para sus investigaciones, ni siquiera tratándose de documentos declarados secretos de acuerdo con la ley. La obstaculización de la investigación por parte de cualquier funcionario queda comprendida en el delito. Con estas prerrogativas, ¿Qué pasa aquí?, porqué esta insuficiencia y este oscurantismo.

La clave está en su líder ( y el que hay ahora,- en funciones- es de para nota),         necesitamos que el defensor del Pueblo, además de liderazgo, tenga la humildad suficiente para ser sabio; a la manera como lo describe Platón en su “República”. ¡Basta ya, de politicastros que surgen de acuerdos tácitos, como “cambio de cromos” entre grandes partidos! ¡Basta de política entre bambalinas!

¡Ahora tenemos la oportunidad de sugerir! Los españoles, todos, podemos forzar a nuestros representantes en el Congreso y en el Senado a que elijamos un Candidato de Consenso, público y conocido. El Art. 3 de la mencionada Ley del Defensor del Pueblo, lo dice bien claro: “Podrá ser elegido Defensor del Pueblo cualquier español mayor de edad que se encuentre en el pleno disfrute de sus derechos civiles y políticos.”   ¡Cualquiera puede ser Defensor del Pueblo, Cualquiera! No como ahora que lo único que hacen es elegir políticos desgastados, y para mayor inri, estos tienen que renegar de la permanencia en su partido, para poder acceder al cargo. Es el colmo de la deshonestidad, tener que abandonar la condición de afiliado de tu partido; cuando ha sido este el que te ha llevado al cargo; si de esto llegara a oídos de Kant, el filósofo, se revolvería en su tumba. Quede claro que el pueblo llano no puede elegir ni votar al candidato a Defensor del Pueblo, son las Cámaras representativas Congreso y Senado las que eligen al Candidato en un pleno con una votación favorable de 3/5 partes.

No podemos elegir de forma directa al candidato; pero sí vamos a SUGERIR, a nuestros representantes políticos, cual es nuestro CANDIDATO FAVORITO.  Queremos a un Defensor del Pueblo que sea un líder, sabio, honesto, que le guste decir la verdad, que sea solidario y que sea empático y que procure estar “a pie de calle”. Propuestas hay muchas. Yo sugiero: Periodistas: Iñaki Gabilondo Pujol, José María García Pérez, Jordi Évole Requena; jueces como Baltasar Garzón Real; médicos como Rafael Matesanz Gomez, economistas como Guillermo Dorronsoro etc…,etc… y un sinfín de buenos españoles que con su buen hacer diario, se ganan la confianza y el respeto de todos los españoles. Estos o alguien como estos debe de ser el que ocupe un cargo tan representativo como simbólico para la Ciudadanía como es el Defensor del Pueblo.
 
 

 



Hoy: Vicente cuenta con tu ayuda

Vicente Marco San Ambrosio necesita tu ayuda con esta petición «Yo, cuando sea mayor,quiero ser Defensor del Pueblo.». Únete a Vicente y 294 personas que ya han firmado.