"EL VALLE MALDITO"

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 2.500!



Enkarterri es un valle localizado en la provincia de Bizkaia, que formando una Mancomunidad integrada por nueve municipios tiene una población total de algo más de 32.000 habitantes. Es la única zona de Bizkaia donde ha subido la tasa de paro en los últimos años, en los que se ha sufrido un proceso de desindustrialización, con el cierre de varias grandes empresas que daban trabajo a muchísimas familias.
Por si no fuera poco, de la mano de la degradación de nuestros pueblos, el Gobierno Vasco ha encontrado el caldo de cultivo adecuado para traer a nuestra comarca todas esas cosas que nadie quiere tener junto a sus casas; y después de que su ubicación fuera desestimada en otras partes: vertederos, líneas de alta tensión, incineradoras, …
Lo último ha sido colocarnos una planta de biomasa a escasos cien metros de numerosas viviendas y a medio kilómetro del centro del pueblo de Güeñes, aprovechando unas instalaciones obsoletas que llevaban ocho años abandonadas, realizando una inversión insuficiente y en un proceso totalmente inaudito de favorecimiento a un empresario muy bien relacionado con los círculos de poder en Bizkaia: El propio Andoni Ortuzar intervino para frenar otras propuestas cuando parecían avanzadas y terminar aceptando una iniciativa que a 1.500 personas nos está destrozando la vida.
Llevamos dos años padeciendo unos niveles de emisiones muy elevados. Durante meses nos engañaron insistiendo en que todo estaba bien, cuando ni siquiera habían realizado mediciones. Las protestas de la ciudadanía, con el pueblo negro de ceniza, y la presión de los medios de comunicación obligaron finalmente al Departamento de Medio Ambiente a intervenir. Los resultados que arrojaron dichas mediciones fueron escandalosos y la empresa tuvo que parar.
Se nos prometió que subsanarían las deficiencias y que aplicarían las normativas exigibles para garantizar nuestra salud. Cesamos en las movilizaciones encantados con la promesa de que aquella pesadilla había acabado.
Meses más tarde nos encontramos con la sorpresa de que le han redactado una nueva autorización a medida que permite a la empresa GLEFARAN trabajar con unos parámetros de emisiones contaminantes todavía más permisivos, muy alejados de las recomendaciones y normativas europeas, así como de los aplicados en otras plantas de biomasa.
Los técnicos y abogados medioambientalistas nos advierten del peligro, y estamos asustados. Únicamente pedimos que se encargue un estudio completo a cualquier empresa independiente para que los valores permitidos se ajusten a lo que nuestra circunstancia concreta requiera.
Nuestro Alcalde, que vive a más de ocho kilómetros de GLEFARAN, a pesar de que los numerosos vecinos de su propio grupo político se lo exigen junto con el resto de los afectados, mira para otro lado, alineándose con la incomprensible e inhumana postura del ente autonómico.
Pedimos un estudio serio de la situación: estudio de dispersión de partículas, unidad de medición para las sustancias contaminantes propias de la planta que tenemos en frente; en el completo convencimiento de que en el momento en el que se midan deberán reducirse drásticamente los altísimos valores que ahora le permiten a un empresario amigo a costa de nuestra salud. Queremos ser ciudadanos con los mismos derechos que parecen existir en otras comarcas, y dejar de ser “un valle maldito”.

 

 



Hoy: GÜEÑES BIZIA PLATAFORMA cuenta con tu ayuda

GÜEÑES BIZIA PLATAFORMA necesita tu ayuda con esta petición «Vecinos de Güeñes: Güeñes Bizia Plataforma ; Contra la contaminación medioambiental». Únete a GÜEÑES BIZIA PLATAFORMA y 1.812 personas que ya han firmado.