Urge conversión de zoológicos en santuarios urbanos en la Ciudad de México

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 1,000!


En relación con las notas publicadas por Publímetro (1) donde aseguran que autoridades capitalinas redujeron el dinero que se asigna anualmente para alimentar a los ejemplares de los zoológicos y por otro lado la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema) (2) de la Ciudad de México informa que destina a los zoológicos de Chapultepec, San Juan de Aragón y Los Coyotes 19% más de lo ejercido en 2018, es el momento de mirar hacia otro lado, ahora lo que corresponde, ante la falta de transparencia y posiblemente el desvío de recursos, así como para enfrentar el deterioro que existe en algunas zonas por ausencia de mantenimiento por parte de la anterior administración como lo afirma Juan Carlos Sánchez Olmos, el actual director del zoológico de Chapultepec (3), es que la cuarta transformación también llegue a estos recintos con un pensamiento de vanguardia y ético y sean convertidos en santuarios urbanos aprovechando su infraestructura.


Una iniciativa con parecidas características impulsó Movimiento Consciencia – Fundación Internacional por el Reconocimiento de la Consciencia y los Derechos de los Animales, la cual se aprobó el jueves 21 de enero de 2016 en el Estado de Veracruz (3), marcando así la pauta de la evolución y del progreso en materia de protección animal. Sin embargo, hasta hoy ha sido letra muerta por los problemas que atraviesa aún el Estado. A pesar de ello, confiamos que en la nueva administración se ponga en marcha.


¿Por qué no marcar ahora la pauta en la Ciudad de México?
 
Solicitamos LA CONVERSIÓN DE LOS ZOOLÓGICOS no sólo en la Ciudad de México sino en toda la República Mexicana y que las asociaciones del Movimiento Animalista en coordinación con las autoridades correspondientes busquen trasladar a los animales a santuarios adecuados para cada especie tanto en territorio nacional como internacional, y en adelante dedicar todos los esfuerzos solo a conservar especies endémicas, siendo igualmente lugares de rehabilitación de especies maltratadas y en vías de extinción, además de que sean convertidos en espacios realmente pedagógicos y que eduquen en la empatía, asimismo, se cuente con presupuesto federal y estatal que permita cristalizar su objetivo, contrariamente a lo sucedido en el caso de la muerte del orangután Jambi en el zoológico de la Ciudad de México, que por egoísmo y voluntad política fue dejado morir en una vitrina que durante décadas fue su cárcel cuando ya iban a ser recibidos tanto Jambi como Toto en un santuario para grandes simios en Sorocaba, Brasil, incluso con presupuesto internacional.

(1) Publímetro

(2) SEDEMA

SEDEMA nota del Financiero

(3) La actual dirección enfrenta el problema del deterioro que existe en algunas zonas por falta de mantenimiento que no dio la anterior administración

(4) Conversión de zoológicos en santuarios en Vercruz

NOTAS DE INTERÉS:

« Empresa fantasma -alimenta- los zoológicos de la CdMx. La dependencia capitalina de 2014 a 2018 pactó varios convenios de adquisición con la empresa Fitness Express... »