HOMOLOGAR LA PIRAMIDOLOGÍA Y LA PIRAMIDOTERAPIA

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 1,000!


El problema
   El EFECTO PIRAMIDAL y las utilidades de las pirámides, no son un mito. Se puede comprobar hasta en forma casera con pequeñas pirámides bien construidas y orientadas. Se pueden deducir de esos experimentos, los efectos orgánicos y las utilidades en la agricultura, la industria, la veterinaria y medicina.
   La falta de homologación oficial permite a los funcionarios corruptos (al servicio de las multinacionales farmacéuticas) y otros detractores, perseguir a los fabricantes y usuarios, denominando "pseudoterapia" a esta modalidad que contribuye en infinidad de tratamientos médicos y tiene resultados revolucionarios. Como disciplina científica interdisciplinaria, pero fundamentalmente física, la falta de homologación oficial impide a los fabricantes serios expandir sus productos, recibiendo incluso publicidad mentirosa por parte de algunos medios de desinformación masiva al servicio de intereses económicos, en vez de servir a su audiencia.
   Aunque hay miles de médicos y terapeutas que usan pirámides en sus consultorios, la mayoría teme enfrentarse a un colectivo de mente cerrada y con muchos profesionales que no están dispuestos a dejar de ganar el dinero que reportan las operaciones innecesarias, los medicamentos que pueden reemplazarse con la terapia piramidal, etc. No se trata de una Panacea Universal, pero muchas dolencias consideradas "incurables" como las reumáticas, gangrenas, disfunciones endocrinas, renales y otros problemas metabólicos, etc., tienen cura con las pirámides correctamente utilizadas. 

La solución
   Tanto el personal médico y de enfermería, como los universitarios de todo el mundo en carreras como medicina, física, química, biología, veterinaria, botánica, agricultura, ingeniería, arquitectura, etc., tienen en sus manos la posibilidad de experimentar de diversos modos la realidad de los descubrimientos iniciados por Antoine Bovis en 1927, continuado por cientos de investigadores durante décadas y por Gabriel Silva desde 1973 en práctica, incluyendo laboratorio físico avanzado durante seis años, pero siempre sin parar. Casi medio siglo de vida dedicado al estudio de las pirámides en todos sus aspectos, incluyendo el arqueológico y antropológico.
  Pero no queda todo ahí. En veterinaria, como en muchas otras disciplinas relacionadas a la biología, los beneficios que se puede obtener son enormes. La Humanidad no puede recibir el legado que nos dejaron antiguas civilizaciones, ni lo que hemos re-descubierto nosotros, mientras la "nueva inquisición" de ideas cerradas se niegue a experimentar, ver y comprobar que el Efecto Piramidal existe, se produce, se viene utilizando desde hace décadas por unos pocos. Los médicos pueden experimentar con los pacientes en muchas dolencias, porque ya lo han hacen unos miles de pioneros.
   Las Universidades cuentan con laboratorios, métodos de análisis y demás, de modo que pueden hacer comprobaciones mucho más profundas que las que puede hacer cualquier persona en un experimento casero.
   Tu firma ayudará a difundir e implantar esta modalidad en los hospitales del mundo, porque es parte de una revolución tecnológica extraordinaria, pero también ayudará a comprender otros "misterios" de las ciencias, aunque la prevención sanitaria sea por ahora la máxima de las utilidades.

Tu historia
   Soy Gabriel Silva, dedicado desde niño a la investigación de las pirámides y el Efecto Piramidal. Desde 1973 lo hago en forma práctica, con todos los materiales posibles, acumulando una serie de conocimientos que por fortuna ha sido enriquecido en las dos últimas décadas por los médicos de Cuba, algunos de Rusia y de otros países. No es la única investigación que he realizado, pero me ha llevado necesariamente a explorar en muchos terrenos.
   Soy un hombre corriente, afecto a lo espiritual y a la metafísica como ciencia, pero no a lo "místico". La piramidología me ha obligado a formarme como científico con criterios amplios, interdisciplinarios y objetivos. Lo descubierto me ha obligado a aceptar como Responsabilidad de Vida, descubrir más y divulgar, entregar lo aprendido mediante libros, foros y páginas web, pero también fabricando, para asegurarme de que las pirámides estén bien hechas e instaladas. Intenté hace 18 años hacer una Fundación, algo que no fuese comercial, que pudiese llegar a todo el mundo, pero entre intensos ataques de detractores y sugerencias de sabios y bien intencionados, tuve que fundar PIRAMICASA, con la maravillosa compañía de mi esposa, Viky Sánchez y la ayuda invaluable de un grupo de Amigos.
   PIRAMICASA Es una entidad abstracta con efecto material, basada en un conjunto de Derechos Intelectuales registrados para evitar el mal uso de las pirámides o la fabricación con materiales nocivos, la creación de productos "místicos" a partir de ellas y otras deformaciones del tema. La difusión y el mostrar mi Amor Profundo a lo que realizo me ha causado enemigos inconscientes, detractores e intentos de estafadores que han creído que Piramicasa es "un gran negocio", y han supuesto que ser bueno es lo mismo que ser "manso". No se han dado cuenta que estas misiones de vida sólo las tenemos los valientes, los que hemos tenido paciencia, perseverancia y Amor para invertir todo nuestros recursos y tiempo de vida, por lo tanto no nos doblegamos ante la injusticia ni cedemos ante las presiones y amenazas.
No sé cuándo acabará mi historia, que escribo día a día con la mejor intención del mundo, pero sé que la PIRAMIDOLOGÍA ya no puede ser detenida, porque hay miles de personas que las usan y quizá millones como tú, con ganas de ver, experimentar, informarse, sin necesidad de creer en nada ni en nadie, con voluntad de firmar esta petición que sin duda ayudará a hacer mejor el mundo en que vivimos.
Muchas Gracias. 

Gabriel Silva - piramicasa.es 



Hoy: Gabriel cuenta con tu ayuda

Gabriel Silva necesita tu ayuda con esta petición «UNIVERSIDADES DE TODO EL MUNDO: HOMOLOGAR LA PIRAMIDOLOGÍA Y LA PIRAMIDOTERAPIA». Súmate a Gabriel y 502 persona que han firmado hoy.