Extranjeros pretenden apropiarse un recurso ancestral maya: colmenarios de abeja melipona

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 100!


En el 2010, el francés Stephane Palmieri, presidente de la Fundación Melipona Maya, se asentó en Tulum desde donde ideó un proyecto: “recuperar” las ‘colmenas’ de meliponas, una especie de abeja endémica de la Península, y cuya miel es altamente apreciada por sus atributos medicinales y alimenticios. Esta especie de abeja es también la encargada de polinizar la flor de vainilla, práctica a la que están obligando a abandonar a los vainilleros de Papantla, Veracruz, ya que existen caciques cobrando cuotas a estos agricultores para "permitirles" cultivar la flor de la vainilla, orillándolos a cambiar de tipo de siembra. La vainilla que se produce en Papantla es de las más finas del mundo, codiciada por su gran sabor y calidad.

A ocho años de que Palmieri llegara a Tulum, y de tejer relaciones con organismos internacionales, de los que recibió generosos donativos, así como de relacionarse con instancias gubernamentales mexicanas, LA ASAMBLEA DE DEFENSORES DEL TERRITORIO MAYA “MÚUCH’ XÍINBAL” enciende una alerta: con base en el Protocolo de Nagoya, el laboratorio francés Expanscience, pretende apropiarse de la riqueza biológica de los meliponarios mayas. Un proceso que le llevó ocho años con la ayuda de Stephane Palmieri, quien se “insertó” en las comunidades mayas, se apropió de sus saberes y de sus técnicas mediante la extracción y reubicación de meliponarios ancestrales, y al final, les “pagó” entregándoles en comodato “modernos” meliponarios.

El acuerdo que ahora está sobre la mesa y a punto de convertirse en la herramienta para despojar a los mayas de los meliponarios, incluye una cláusula que podría representar el monopolio de la melipona maya por parte del laboratorio francés, advierte LA ASAMBLEA DE DEFENSORES DEL TERRITORIO MAYA, pues al final del contrato BIOMAR A.C incluyó el siguiente párrafo:


“En caso de no desarrollarse el Protocolo de Nagoya, entre el laboratorio francés y las comunidades indígenas de la zona maya de Tulum, el recurso genético y los conocimientos tradicionales asociados a ella, quedará a disponibilidad de la empresa, pudiéndola patentar y gozar de sus beneficios de manera exclusiva y sin la obligación de compartir con los guardianes del recurso biológico”.


Con ello, en caso de que las comunidades mayas no firmen el acuerdo, el laboratorio francés se podría apropiar de la genética de la Melipona beecheii y de las propiedades de su miel, así como de todo el conocimiento tradicional asociado para patentarlo y usarlo sin reconocer a los que por siglos han sido sus poseedores.

En el ventajoso acuerdo presentado ante la Comisión de los Pueblos Indígenas (CDI) de Felipe Carrillo Puerto, participan el Centro de Estudios Biológicos, Medio Ambiente y Recursos Naturales A.C. (BIOMAR A.C.), dirigido por el director del Tecnológico de Felipe Carrillo Puerto Diego Ramón Briceño Domínguez, la asociación Agencia Alemana de Cooperación GIZ, la CONABIO, la SEMARNAT y la empresa francesa Expanscience.


En un amplio artículo publicado en Maya Politikon.com, LA ASAMBLEA DE DEFENSORES DEL TERRITORIO MAYA “MÚUCH’ XÍINBAL”, explica a detalle el proceso de este despojo genético que amenaza a los mayas de Tulum.

Exijamos a la UNESCO se considere a estas prácticas de crianza y a la abeja melipona, como Patrimonio Inmaterial de México.

Unámonos a la lucha de las voces que han luchado desde trincheras individuales defendiendo a estos apicultores oprimidos: https://www.facebook.com/lamelipona.villabremm/

¡Por tu firma, gracias de corazón!



Hoy: Sananda Eco Market cuenta con tu ayuda

Sananda Eco Market necesita tu ayuda con esta petición «UNESCO: Extranjeros pretenden apropiarse del recurso ancestral maya: colmenarios de abeja melipona». Súmate a Sananda Eco Market y 43 persona que han firmado hoy.