Posponer o cancelar el semestre en la UNAM

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 25,000!


Es de todos sabido que debido a la contingencia derivada de la epidemia de Covid19 que atraviesan México y el mundo; en nuestro país, la Universidad Nacional Autónoma de México, decidió desde el pasado 17 de marzo, comenzar a suspender labores académicas a fin de que para el 23 de marzo todas las actividades escolares estuviesen suspendidas. 

Hoy, 16 de abril, en la conferencia matutina sobre la situación nacional sobre el Covid19, se ha anunciado que el confinamiento se extendería hasta el 30 de mayo, y que al menos para el Valle de México, las clases podrían reanudarse el 1 junio. 

Sin embargo, el calendario de la UNAM marcaba que nuestro semestre terminaría el 22 de mayo. Nuestras "clases" ya habrían "terminado" para entonces. 

Teniendo en cuenta que nuestro semestre comenzó el 27 de enero, prácticamente sólo  tomamos un mes y medio de clases reales de los que conforma el semestre. 

Queremos exponer aquí algunas problemáticas:

1. Nosotros como alumnos no estábamos preparados para recibir adecuadamente clases en línea. A diferencia de alumnos del sistema en línea de la universidad, los cuales incluso reciben un curso propedéutico sobre educación a distancia y poseen ya una plataforma especializada, nosotros tuvimos que hallar maneras entre maestros y plataformas distintas que van desde Zoom donde es imposible el diálogo con 30 alumnos en línea donde la mitad poseemos internet ineficiente, hasta WhatsApp, donde la informabilidad se destaca. 

2. Ni los profesores están listo para impartir materias en línea. Hay profesores que sólo mandan tareas y dejan ver videos, olvidando que estos sólo son refuerzos pedagógicos, mas no sustitutos de clases. Además de los profesores cuyas materias son 100% prácticas, y una clase en línea realmente no aporta nada. Hay profesores cuya actitud se ha laxado hacia las clases, dejando a los alumnos a la deriva, y hay profesores que dejan una enorme carga de tareas sin explicar nada.

Las clases en línea son insuficientes.  

Por eso queremos una solución que permita tomar nuestras clases como es debido, no sólo por nuestro propio interés académico, si no también por el de nuestra preparación, que al egresar no se haya visto mermada por la situación actual y esté a la altura de lo que se espera de un egresado de la Universidad Nacional dispuesto a servir a la nación. 

En distinto grupos de alumnos se han leído propuestas como:

a) Cancelación de semestre 2020-2, y que este sea recuperado en el semestre 2021-2. 
b) Utilizar los meses de junio y julio para compensar abril y mayo. 
c) Que en el semestre 2021-1 se puedan cursar materias del este semestre 2020-2, para que así, materias que sí están saliendo adelante no se vean afectadas y se puedan evaluar en este semestre. 

Estamos abierto a más ideas y propuestas por parte del todo el cuerpo académico, estudiantil y docentes. 

Estas propuestas no son motivadas por la desidia y la holgazanería, sino el interés de la recuperación óptima del tiempo perdido, ya que nuestra única preocupación es nuestra preparación académica, pues a diferencia de otras propuestas menos serias que ya hasta se han aplicado en otras escuelas, nosotros no pedimos exentar el semestre. 

Entendemos lo que esto significaría tomar algunas de estas acciones, pero entendemos que ni las autoridades ni la comunidad somos culpables de estar en esta situación. 

¡Sólo queremos tener nuestras clases como deben ser!

Por mi raza hablará el espíritu