Que la Iglesia Católica condene los Festejos que conlleven Maltrato Animal

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 1.000!


Existen numerosos festejos en los que se maltratan animales para honrar a personalidades del Santoral, por ejemplo corriendo y lidiando toros con motivo de las fiestas patronales o la feria taurina de San Isidro, incluso con encierros infantiles.

La liturgia que rodea la Fiesta Taurina está indisolublemente unida a la práctica religiosa y entre sus adeptos más fervientes destacan muchos representantes eclesiales y católicos practicantes. Es frecuente ver en una corrida al cura del pueblo y al capellán de la Plaza de Toros. 

Ha habido momentos en la Historia en los que la Iglesia ha hablado de forma clara sobre la tauromaquia, una fiesta ancestral de la Europa mediterránea que se mantiene en España. Pero actualmente no se pronuncia al respecto.

El Papa San Pío V declaró en el año 1567 en Roma “que esos espectáculos en que se corren toros y fieras en el circo o en la plaza pública no tienen nada que ver con la piedad y caridad cristiana” queriendo abolir “tales espectáculos cruentos y vergonzosos, propios no de hombres sino de demonios” (De Salutis Gregis Domini).

La Iglesia consideraba bajo San Pío V que la vida era un regalo de Dios y que el hombre no podía ponerla en juego de manera tan libre. Isaías 66,3 también manifiesta que “Quien inmola a un toro es como quien mata a un hombre ...”.

Si leemos exactamente a los profetas se encontrarán innumerables citas pro animal. En Oseas 8,13 dice “Sus sacrificios de animales y el consumo de la carne me son abominables y el Señor no se complace en ello, sino que se acordará de su iniquidad y los castigará por sus pecados”.

Matadores en honor a un Santo o una Virgen no pueden tener la aprobación de la Iglesia Católica. La feria taurina con sus corridas no tiene cabida en una sociedad civilizada y cristiana. Ningún acto de violencia hacia animales para la diversión del humano debería ser tolerado por esta institución.

El Papa es la más alta autoridad de la Iglesia Católica y el único que puede condenar, incluso prohibir estos Festejos como representante por excelencia de la Santa Sede. Su Santidad es la cabeza visible de la Iglesia Católica y cabeza del Colegio Episcopal que debería defender la vida como un regalo de Dios.

Es gracia que esperamos obtener de Su Santidad, el Papa Francisco, y que extienda la intención y el deseo de “rechazar todo tipo de violencia en nombre de la religión”, como declaró en los actos conmemorativos del 500 aniversario de la Reforma Protestante ... también hacia los animales.



Hoy: MARIA TERESA cuenta con tu ayuda

MARIA TERESA GARCIA RODRIGUEZ necesita tu ayuda con esta petición «Su Santidad el Papa Francisco: Que la Iglesia Católica condene los Festejos que conlleven Maltrato Animal». Únete a MARIA TERESA y 750 personas que ya han firmado.